Entrevista con La Prohibida

La Prohibida: "Maroto es el político más antiLGTB del PP"

"Albert Rivera debería pedir perdón al colectivo LGTB" / "A Cifuentes no se la cree nadie" / "Hay machismo también en la homofobia" / "A Pablo Iglesias le pondría una peluca y unos tacones y lo sacaría a bailar: él es de los nuestros".

La Prohibida, icono gay a nivel mundial, posa para EL ESPAÑOL en el barrio de Chueca.

La Prohibida, icono gay a nivel mundial, posa para EL ESPAÑOL en el barrio de Chueca.

  1. Entrevistas
  2. Día del Orgullo Gay
  3. Homosexualidad
  4. Javier Maroto
  5. LGTB
  6. Activismo

Está hecha de cuero y luces; de drama, descaro y folclore. La reina del electropop mira como un ave rapaz y menea los cabellos azules: dice que hacer lo que quiere es su única ley. La Prohibida (Luis Herrero, Chiclana de la Frontera, 1971) es un icono gay a nivel internacional porque arrolla por donde pasa: con su música, con su genio, con su discurso. Dio un salto de 12 años de Cádiz a Italia por amor a un hombre y, al regresar, se enganchó a un nuevo romance que aún le dura y tiene carne de tablas, de neón y de humo. Combinó espectáculos musicales, transformismo y striptease hasta que deslumbró a Alaska y la reclutó para que acompañara a Fangoria en las fiestas Xpandelia. Ha triunfado con tres álbumes (Flash, Sr. Kubrick, ¿qué haría usted?, y 100k años de luz), ha girado por España y por Latinoamérica, ha hecho sus pinitos como actriz y es el plato estrella de los clubes nocturnos de Madrid -ahí ¡Que trabaje Rita!-.

Este fin de semana, la capital estalla en banderas de colores, en besos alegres con lengua y en familias homoparentales que salen con sus críos a los hombros a enseñarles que la felicidad es lo que uno elige. EL ESPAÑOL habla con La Prohibida bajo el manto del Orgullo sobre la comercialización de la fiesta, la reivindicación de este año -el colectivo bisexual-, la discriminación sexista, la educación, la religión católica y la política efervescente. Sobre que es uno, grande y libre, el amor.

¿Se ha hecho negocio del Orgullo? ¿Se ha perdido el sentido de la reivindicación?

A ver, se pueden hacer las cosas de muchas formas: una es por dinero, otra es por activismo, y otra es por activismo y dinero a la vez, ¿sabes? Cuando a una ciudad llegan millones de personas -y millones de familias- para participar en una fiesta abierta al público, una fiesta no excluyente... se hace dinero. Pero es que algo habrá que hacer con toda esa gente, ¿no? Es como si te digo que las fallas han perdido su interés cultural: no, es sólo que cada vez tiene más interés para la ciudad. Respecto al Orgullo, creo que el carácter reivindicativo se ha perdido, pero porque ahora tenemos leyes y más concienciada a la sociedad. La dinámica de negocio del Orgullo no la ha pretendido nadie más que la gente.

¿Hay machismo hasta en la homofobia: se mira peor a dos mujeres besándose que a dos hombres?

Claro que hay machismo en el mundo gay, pero porque el machismo está en todas partes: en los hombres, en los hombres homosexuales... y también en las mujeres, que lo fomentan con ciertas actitudes, como criticar a otras por vivir su sexualidad de forma natural y plena, como dilapidar a cualquier mujer que se sale de lo tradicional y lo obsoleto. En cuanto a la segunda parte de la pregunta no, no lo creo: de hecho, creo que es al revés. El machismo que existe en la homofobia es que haya hombres que estén en contra de que dos hombres se besen pero les parece bonito, erótico y atractivo ver a dos mujeres besándose o haciendo el amor. Es uno de los grandes gestos de hipocresía e incoherencia de la homofobia.

Este año, el Orgullo se centra en la reivindicación de la bisexualidad. ¿Crees que cada vez hay más personas bisexuales, personas que, quizá antes, se hubiesen guardado para siempre la inquietud de tener relaciones sexuales con alguien del mismo sexo?

Quizá es que cada vez son más libres. Todo lo que no manifiestes por instinto te crece hacia adentro, y te crece mucho más... no te lo puedes quitar jamás y te sale de forma exagerada. Hay que vivirlo: seas lo que seas. Heterosexual, homosexual, bisexual...

¿Qué partido político defiende mejor, ahora mismo, las reivindicaciones del colectivo LGTB?

La izquierda, siempre. Todo el lado izquierdo. Lo del Partido Popular me parece muy fuerte, pero ya sabemos cómo son. Ciudadanos, por otra parte, nos está diciendo lo que queremos oír, pero yo no me los creo. Mira, hicieron Podemos y Ciudadanos dos ponencias en Chueca para manifestar su apoyo al colectivo. El de Podemos no fue un mitin, fue una declaración de principios. Vinieron a decir, simplemente, que eran de nuestro grupo, que eran de los nuestros. El único mensaje fue ese. Ciudadanos vino a contarnos su lista de promesas, como hacen todos los políticos.

Y te digo más: Ciudadanos, hace pocos años, estaba en contra de que el matrimonio igualitario se llamara "matrimonio". Algunos miembros del partido han pedido disculpas, pero, ¿y el líder? Albert Rivera debería pedir perdón al colectivo LGTB, y no lo ha hecho. Me gustaría verlo. Nada que ver con Mónica Oltra, vicepresidenta de las Cortes Valencianas: yo ya me manifestaba con ella en el año 2000. Ella estaba ahí, con la pancarta. Una mujer heterosexual activista. Eso es demostrar que estás en este lado.

La Prohibida, icono gay a nivel mundial, posa para EL ESPAÑOL en el barrio de Chueca.

La Prohibida, icono gay a nivel mundial, posa para EL ESPAÑOL en el barrio de Chueca.

¿Crees que ha habido un trasvase de votos LGTB del PSOE a Podemos?

Lo del "voto LGTB" es muy confuso: que pertenezcas a este colectivo no te diferencia en nada del voto no LGTB...

Bueno, sí: porque hay unas reivindicaciones concretas ligadas al colectivo.

Sí, pero un voto LGTB puede ser igual de coherente o incoherente que cualquier otro. Como en cualquier otra minoría que haya vivido discriminación política y que haya que proteger, como los jubilados, por ejemplo. El tema LGTB es un arma política maravillosa y se utiliza y se ha utilizado como una pelota de ping pong. Sobre todo por los que nos han puesto trabas, como el PP: pero ya se ha dado cuenta de que no pueden con la sociedad, porque todos tenemos hermanos, primos, vecinos, profesores, médicos LGTB. El PP acaba de abstenerse con el tema de la transexualidad, por ejemplo... y date cuenta de que el Orgullo en Valladolid o Valencia siempre se ha celebrado en plazas diminutas hasta que el PP se ha ido. Es obvio que a mí no me representa ese partido.

¿Entiendes que FELGTB, Cogam y Aegal -organizadores de la manifestación del Orgullo- no hayan invitado al PP a la manifestación?

Y Cristina Cifuentes diciendo que se siente excluida... Mira, en mi opinión, nadie la excluye. Si viene como ciudadana, bienvenida, pero como política es incoherente, porque es como un torero que vaya a una convención de veganos. Así nos lo ha demostrado su partido: que no venga a hacerse la foto con la pancarta porque no se la cree nadie. Y los que se la creen, no sé... se ve que el tema de su propia dignidad y su sexualidad no les interesa tanto.

¿Qué opinión te merece el homosexual o transexual que vota al PP?

Esto precisamente que te decía: que no les interesa su propia dignidad. Los votantes homosexuales del PP se mueven en algunos colectivos, como Colegas, y, no sé... me siento muy diferente a ellos. Son personas que siempre buscan una buena apariencia formal, no buscan destacar muchos, se les ve contenidos... lo sienten así. Son de pantalón azul y polo, tienen muy poca fantasía a la hora de vestir y de expresarse, y tienen una idea muy fija de cómo debe vivir la vida una persona de bien. De cara a la galería, claro, porque lo que hacen por detrás lo sabe todo el mundo. Todos tenemos vecinos y sabemos lo que hacen, aunque ellos nos quieran vender otra vida.

¿Quién es el político más antiLGTB del PP?

Maroto. Es la incoherencia máxima: casarte cuando tu partido ha estado en contra del matrimonio. Yo no sé cómo lo siente él, entonces, si como un matrimonio o como una unión de hecho. Me gustaría preguntarle cómo lo vive él. ¿Llama "marido" a su marido? ¿O lo llama "pareja"?

Cuando el PSOE aprobó la Ley de Matrimonio igualitario, hace más de diez años, los populares, con Rajoy en cabeza, recurrieron al Constitucional. ¿Por qué crees que seguiremos teniendo un presidente del gobierno que no apoya la igualdad? ¿Es Rajoy homófobo?

Porque los partidos hablan por la mayoría y se esfuerzan en representarla a ella. El PP debería actualizarse en todos los sentidos, porque yo no creo que los políticos del PP sean homófobos, ni muchísimo menos. No lo son: sólo tienen prohibido votar en contra o abstenerse cuando se intentan regular este tipo de cosas. De hecho creo que la mayoría están a favor del colectivo, pero no lo pueden mostrar abiertamente. Hay una diferencia sutil. Ahora nos dicen "tenéis las leyes, pero cuidado... no sois iguales".

¿Qué porcentaje de culpa tiene la religión católica en la homofobia?

Toda. Y en el machismo también. Llevamos ya tiempo trabajando en este tema y se va evolucionando, pero hay partidos que ralentizan estos cambios. Es nuestra cultura: la culpa, en realidad, no la tiene nadie. Pienso que la política como un gran cabaret... su función es crear bandos y tensión.

¿Qué hay del gay devoto?

La religión está basada en textos sagrados que se han interpretado de formas muy diferentes a lo largo de la historia. En el fondo, dice que el contacto hay que tenerlo con Dios, que el ser humano sólo es humano... pero la espiritualidad es algo que vivir cada uno a su modo, es personalizable. Entiendo al gay devoto si es que saca lo positivo de la religión. No creo en el fanatismo ni en el fundamentalismo. A mí, mucha gente de la Iglesia me ha tratado con muchísimo cariño y respeto y no parado de hablarme de que lo más importante es el amor.

El Papa Francisco ha pedido perdón a los homosexuales, ¿cuándo lo hará la Iglesia española?

Aquí tenemos algunos arzobispos peleones que no van a dar el brazo a torcer aunque se les aparezca la Virgen del Pilar. Einstein dijo que era más difícil destruir un prejuicio que un átomo. Yo creo que se van a quedar así.

¿En qué debería modificarse la educación de los niños para criarles en la diversidad?

Bueno, Disney está haciendo trabajos contra la discriminación sexista: las princesas son cada vez menos dependientes, menos pasivas... se alejan de esas mujeres débiles, embrujadas, que tienen que ser salvadas por el hombre, cuando es la mujer quien muchísimas veces saca a la familia entera adelante y sola. El hombre es más débil, frente al compromiso y muchas otras cosas: prefiere pelearse antes que razonar, prefiere la guerra antes que admitir que se ha equivocado. La mujer es más emotiva, prefiere llorarlo, y llorar significa fuerza. Pero todo se ha construido para que parezca que lo que hace el hombre está bien.

La imagen que se le ha vendido a los niños de los roles les hace daño, porque les cría en una cultura de dependencia emocional en la que asocian la felicidad a la pareja, incluso al estatus económico. ¡Todo son príncipes: todos los salvadores son gente que tiene dinero! Hay que hablarles: en Suecia charlan con los niños de sexo desde los 12 años, desde la naturalidad. Esta represión sólo crea fantasmas, segregación y dispersión.

¿Te representa el jurado de MasterChef?

No entiendo que se haya puesto el grito en el cielo. Creo que con ellos se ha cometido una injusticia. Es un programa de la cadena pública y familiar: creo que hubiera estado bien que dieran el pregón. A mí tampoco me representa la gente que se ha ido subiendo al carro, todos estos artistas no activistas... a mí me representa la gente que lucha a pie de calle, la gente comprometida. Alaska, Massiel, que estaban desde el principio, llorando en la Puerta del Sol de pura emoción, cuando éramos sólo 300 personas. Ahora bien: cualquier persona que a partir de su fama o su poder mediático pueda echar una mano, bienvenida sea. No me parece peor MasterChef que Marta Sánchez. Lo perfecto quizá hubiera sido MasterChef y alguien como Carla Antonelli que pudiera hablar de lo ocurrido en Orlando, por ejemplo, cosa que no han hecho ellos desde su programa.

¿A qué líder político sacabas a bailar con una peluca y unos taconazos?

A bailar, a todos, hasta al de Fuerza Nueva. A Pablo Iglesias le calzaba la peluca... me lo pasaría muy bien con él: es de los nuestros. Pero el que mejor lo haría sería Albert Rivera: por sus dotes de interpretación. Sería una gran actuación... como a las que acostumbra.

La Prohibida, icono gay a nivel mundial, posa para EL ESPAÑOL en el barrio de Chueca.

La Prohibida, icono gay a nivel mundial, posa para EL ESPAÑOL en el barrio de Chueca.