Música y visibilización

El LGTB da el do de pecho contra la homofobia

'Voces LGTB' es el primer coro de España que abraza todas las opciones sexuales. Una respuesta "al despunte de agresiones" y a"los transexuales rechazados en sus parroquias".

El primer coro LGTB de España.

El primer coro LGTB de España. Asociación Voces LGTB.

La matanza en el club gay de Orlando -a manos de Omar Mateen- ha reabierto mundialmente el debate sobre la homofobia. Hay mucho por lo que pelear todavía. Y claro que hay valientes que lo hacen desde la primera fila, prestando su cara y su voz, acercándose al centro de la diana. "Esta masacre es un ejemplo claro: hasta el propio padre del asesino ha dicho que su hijo no soportaba ver a dos hombres besándose por la calle. Las víctimas de Orlando, igual que todas las personas que han sido asesinadas por la intolerancia, serán homenajeadas en nuestro concierto". Habla Álvaro Alcina, presidente de la asociación Voces LGTB, la primera agrupación de España que integra a lesbianas, gais, transexuales, heterosexuales e intersexuales en igualdad: más de 70 artistas con música en directo, dirigidos por el experto Gonzalo G. Baz. Talento en cinco cuerdas: bajos, barítonos, tenores, contraltos y sopranos.

"Lo percibo aquí en España y también en Francia, donde paso bastante tiempo: la evolución de la legalidad a nivel oficial ha sufrido un avance brutal, y eso ha contribuido a que tengamos una sensación equivocada de protección. Porque seguimos estando desprotegidos". Alcina cree que si su exposición -y su riesgo- continúan es porque "pensábamos que podíamos mostrar nuestros sentimientos de forma abierta": "Antes el homófobo no estaba expuesto a su propia homofobia. Pero cada vez somos más libres para ir de la mano, besarnos y abrazarnos... y eso el homófobo no lo soporta. No puede con nuestro afecto público".

Coro de la iglesia sin 'trans'

A Alcina -junto a tres amigos- se le ocurrió la idea de que la música podría ser un elemento sensible para "llegar a un tejido de la sociedad que no quiere mirar al colectivo LGTB". Su objetivo principal "no es la reivindicación" -ya que "hay otras agrupaciones que se encargan de esta misión colectiva"- sino, más bien, la visibilización: "Queremos que nuestras acciones ayuden a descubrir que hay otras realidades, otras opciones sexoafectivas que tienen voz y tienen que ser escuchadas".

Conocí a varios transexuales que habían sido rechazados en los coros de sus parroquias o a los que no se les había dejado participar en bautizos

El proyecto se gestó en un momento "en el que las agresiones a la comunidad LGTB no paraban de despuntar". "También conocí a varios transexuales que habían sido rechazados en los coros de sus parroquias o a los que no se les había dejado participar en bautizos", recuerda. Así fue como se dieron cuenta de que la diversidad musical no hacía otra cosa que organizarse por sectores: las lesbianas tenían un coro, los gays otro... pero ¿quién estaba dando la nota realmente plural? "Pensamos que ya valía de quejarse y nació la idea de un coro inclusivo, que invite a los heterosexuales a participar como una opción más, no como la principal y que el resto sean otras opciones...", relata.

Para dar ejemplo

Cuenta Alcina que al principio se quedaron sorprendidos no sólo por la "gran respuesta a las audiciones de prueba", sino porque se postularon todo tipo de perfiles: "Fue genial. ¡Muchos heterosexuales! Incluso matrimonios que se presentaban al coro para dar un buen ejemplo a sus hijos". Ahora su espectáculo derriba todas las normas: en su repertorio entran desde los Rolling Stones a Raphael pasando por Lady Gaga y su gran inspiración, David Bowie. No se queda en la capa estética, sino que "tiene bastante mensaje" y busca "hablar de la diversidad a través de la historia del hombre".

El concierto se presenta como un génesis: acaba de crearse el sonido, con su palabra, su voz y su entonación recién estrenados. Se van formando el ritmo, las melodías y las canciones y el grupo celebra la alegría de una vida en la que cada uno puede ser quien es, expresarse como tal y buscar su felicidad. "Hay voces que se sienten lesbianas, voces que se sienten gays, voces que se sienten transexuales, bisexuales o heterosexuales". La debacle llega cuando, un día, una autoridad impone un mundo binario en el que sólo caben hombre y mujer: el planeta se viste de negro y de tristeza. Quién va a ser, sino la música, quien lo salve. Su concierto inaugural será el próximo sábado 25 de junio, a las 20.30 h., en la sala But de Madrid, y el precio de entrada es de 10 euros.

A las pruebas del coro se presentaron muchos homosexuales; incluso matrimonios que querían dar un buen ejemplo a sus hijos

Voces LGTB se define como una asociación "sin ánimo de lucro, de carácter laico y sin adscripción política concreta". Precisamente por esto último no ha querido manifestarse sobre el rifirrafe tuitero entre Javier Maroto e Íñigo Errejón: el vicesecretario sectorial del PP, ante la defensa LGTB del secretario político de Podemos, le ha reprochado que su partido se "financie con el islamismo de Irán mientras cualgan a gays de las grúas". Alcina cree que "son ataques personales" y prefiere no meterse. Explica que su grupo pretende convertirse, además de en un coro de referencia a nivel madrileño, en un interlocutor más de la comunidad LGTB y ser una losa firme en la lucha por la plena integración de este colectivo en la sociedad española.

"Siento que como sociedad hemos avanzado muchísimo, pero eso ha hecho que los grupúsculos pequeños y homófobos sean mucho más extremistas", asegura Alcina. "No podemos quedarnos en que la cobertura sea legal y se oficialice: tienen que protegernos más para que la homofobia sea historia".