Festival solidario

La música acoge más refugiados que Europa

Artistas como Quique González, Varona, Sidecars o Niño de Elche confluyen en dos conciertos dedicados a los solicitantes de asilo. Hablan con El Español sobre la crisis moral de la UE. 

El cantautor Quique Gonzalez es uno de los participantes en el festival solidario por los refugiados.

El cantautor Quique Gonzalez es uno de los participantes en el festival solidario por los refugiados.

  1. Crisis refugiados
  2. Festivales de música
  3. Angela Merkel
  4. Unión Europea
  5. Fascismo
  6. Solidaridad
  7. Centros de acogida
  8. Europa
  9. Turquía

Ondea todavía el 'Refugees welcome' a las puertas del Ayuntamiento de Madrid. Al final sólo fueron 18. Y eso que, según Oxfam Internacional, España podría permitirse reasentar a 16.037 exiliados, uno por cada 3.000 habitantes. Mientras Europa cambia cartas con Turquía y se sacude las incomodidades, la sociedad civil teje una doble vida en bares, en reuniones de amigos, en asociaciones, librerías y conciertos. En las patrias pequeñas fluye una corriente alterna, una que no espera a verlas venir, sino que explota su radio de acción y patalea por la humanidad perdida: eso mismo pasará mañana, miércoles 27, y pasado, jueves 28, en la sala El Sol de Madrid.

Artistas como Quique González, Pancho Varona, Niño de Elche, Sex Museum, Sidecars, Morgan, Izal, Devile Matellán, Miss Caffeina y César Pop formarán parte de la iniciativa Mi música, tu refugio. La recaudación del festival solidario -por los refugiados, contra la "Europa fascista"- irá íntegra a organizaciones de ayuda como ACCEM, CEAR y Cruz Roja y a la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados ACNUR. EL ESPAÑOL habla con algunos de los implicados en el proyecto sobre su concepción de la Unión Europea, de la crisis humanitaria y de las posibles soluciones. 

Niño de Elche

"El acuerdo entre la Unión Europea y Turquía nos retrotrae al pensamiento totalitario de los territorios, a los nacionalismos fascistas. Se mezcla también la cuestión étnica y religiosa, claro. El tema de Siria es un ejemplo más de todo lo que hemos vivido con el tema de Marruecos: no es sólo un tema fronterizo o de numerología del territorio, es un tema de racismo y de lucha de clases. Como decía un activista: en las fronteras se da el alto voltaje del fascismo.

¿Qué hacer? Bueno, hay muchas teorías. Recuerdo que Jorge Verstrynge, que es especialista en conflictos bélicos y sociedad de la guerra, dice que hay que comenzar siempre ayudando al territorio a que trabaje hacia la libertad de su gobernación. Su autonomía es lo más importante. Decirlo desde Europa es una falacia, nosotros no somos quienes para pedir eso porque no lo tenemos tampoco. Hay que alentar a esos pueblos a que trabajen desde abajo, de una forma no estatalista, no bélica, quitando todas esas ramas desde la concienciación humanitaria... quitar esas impurezas.

Niño de Elche.

Niño de Elche.

El eslogan de la violencia o la lucha por el bien común es mentira, siempre lo ha sido. No se ha utilizado ayuda territorial. Todo ha sido aéreo, destrozando y matando civiles. Muchos más civiles que a grupos terroristas, de hecho.

No es que crea que las fronteras se tienen que abrir, es que creo que no tienen que existir. No es que yo te haga el favor de abrirte mi país... es que no es mi país, es que no es más mío que tuyo. Soy de la opinión de que ya estamos perdidos, pero de que hay que construir desde la derrota sabida. Desde la certeza de que no tenemos ningún arraigo". 

Pancho Varona

"A esta gente de los despachos... a la que firma acuerdos que nunca llegan a la gente... habría que ponerles una foto de Aylan en la mesa, ahogado. Y, al lado, una foto de sus hijos en la playa.

Sí, es muy emocionante lo de Refugees welcome... yo también tengo una camiseta que pone "refugiados", me la pongo de vez en cuando y mola mucho. En el mundo de las redes sociales, del márketing constante, no sé si nos ocupamos ya de la información, de la base, del contenido, o de conseguir el mayor número de RT posibles.

Llegan tantas noticias a diario que nos hemos insensibilizado. 300 muertos, 200. Nos hemos acostumbrado a este desastre. Ni entendemos el número, ni vemos dónde ha pasado, ni contemplamos las fotos. 

Pancho Varona.

Pancho Varona. EFE

Europa está hecha para favorecer al banquero, no al ciudadano. Y si, además, son ciudadanos que vienen de otro sitio, ¿cómo vas a interesarte por ellos, no? No va a hacer nada nadie. Sólo nosotros, que tenemos un radio de acción y podemos mover lo que esté en nuestra mano. Yo voy a irme mañana a la sala Sol a tocar la guitarra y a cantar. También lo hice hace unos meses. Hay que protestar, hay que dar la nota, hay que decirlo. He estado un mes en Argentina, estoy cansado, tengo jet lag, juega el Atleti... me da igual, no hay excusas. Tengo que estar ahí.

Lo que nos faltaba era relacionar Daesh con refugiados. O peor: creer que ISIS y Daesh son cosas diferentes. Es que no tenemos ni idea. Nos horroriza, pero no sabemos de dónde vienen los problemas. Somos acomodaticios, estamos preocupados por otras cosas, como tener trabajo.

Yo no valdría ni como diplomático ni como político, ya lo ves. Me quitaría la chaqueta, acabaría gritando... o dedicándome a la música, que es lo que hago". 

Juancho (Sidecars)

"El acuerdo de Unión Europea y Turquía no es el problema. Los problemas son de base y vienen de a tomar por culo. De una falta de empatía terrible. Años explotando a gente a la que ahora no se le da refugio. No creo tampoco que tengamos todos que cogernos una mochila y tirar para allá, sino hacer lo que cada uno pueda desde su situación: donar un poco de pasta, colaborar... nosotros -los músicos- somos conscientes de que somos un medio de difusión, de publicidad.

No vamos a aleccionar a nadie. Sólo pretendemos que esto llegue a más gente.

Sidecars.

Sidecars. EFE

Quienes están infinitamente más perjudicados que nosotros, que los franceses y los belgas, son los sirios. Se les está tratado como a terroristas, se les viola, se les bombardea, se les hace de todo. Y cuando se van de su país, en vez de tenderles una mano, se les pone el "por si acaso", el "a ver si este va a poner un petardo en algún sitio". Son los que más están sufriendo y a los que más hay que ayudar, más que a preservar la capital de Francia. Todo lo que está ocurriendo allí es enormemente grave y sólo conocemos el 1%". 

Fernando Pardo (Sex Museum)

"Si muere una niña inglesa de cuatro años es una tragedia, pero su equivalente en Siria es una muerta más.

Nosotros hemos provocado esto. Me jode ser del bando de De Guindos o Rajoy, pero hemos dado pie. Lo peor que hemos hecho es no tener moral propia, dejar que nuestros representantes nos den plazos y mirarlos con desidia. No, no. Hay que estar encima, participar, dejarlo claro. La generación de nuestros padres estaba más cansada, ¿no? Tenían que levantar un país después de una guerra. Todo el puto día trabajando para que al final te robaran con las preferentes. Cansados y estafados. Pero los que hemos salido adelante tenemos que echarle cara a esto.

El grupo Sex Museum (Fernando Pardo a la derecha).

El grupo Sex Museum (Fernando Pardo a la derecha).

Oriente Medio no es más que un lugar de experimento para Europa. Nos interesa que sea inestable, lo hemos convertido en un polvorín para controlar algo suyo -¡suyo, que no es nuestro!- que es el petróleo. Con El Congo hemos hecho igual. África es igual de sangrante... hemos ido allí, los hemos saqueado, los hemos puesto delante de una televisión y nos hemos ido. Viven una vida miserable con su camiseta del Madrid o el Barça, y a los 15 años sueñan con dejar su pueblo y piensan que este es el lugar. Es culpa nuestra, de nuestra hipocresía. De Ángela Merkel.

España es un país poco poblado comparado con Italia, por ejemplo. Podrian venir aquí y dedicarse a oficios olvidados, como cuidar montes. Nos han dicho que no hay dinero, pero coño, sí que hay: estaba en Panamá.

España es un país de emigrantes. Nos hemos ido fuera, nos han tratado mal, no querían que estuviéramos... en cualquier sitio en el que hayamos estado hay chistes de españoles. Las hemos pasado putas. ¿Y ahora vamos a hacer a la gente que viene aquí pasarlo igual? Se tiene que aprender. Se tiene que mejorar. Hay dos cosas que, por suerte, están cambiando: una es la prensa y otra es la justicia". 

Nina (Morgan)

"El acuerdo de Turquía y la UE se ha hecho sin contar con nosotros. Nadie nos ha preguntado. Si nos hubieran consultado, igual habríamos dicho que podíamos habernos ahorrado esa enorme pancarta en Cibeles diciendo que los refugiados son bienvenidos para después no hacer nada. Sólo para quedar bien. Es lamentable". 

Morgan (su vocalista, Nina, al centro).

Morgan (su vocalista, Nina, al centro). Redes sociales.

Davile Matellán

"Europa tiene muy poca memoria y hay muchos valores de los que se supone que presume y que nunca aplica. Con el tema de los refugiados ha quedado clara su crisis moral y su enorme deshumanización, su forma de tratar a las personas como números... No sé cuál es la solución, si la tuviera no ocuparía el lugar que ocupo. Pero sin duda, si hay arreglo, ése empieza por dejar de tratar a la gente como cifras a negociar y sigue por entender que aquí no hay diferencias entre nosotros, que somos todos iguales y que cualquiera puede pasar por esa situación. 

Davile Matellán.

Davile Matellán. Fotograma Youtube.

El hecho de que la gente confunda a refugiados con terroristas sólo pone de manifiesto lo manipulables que somos. No nos apetece escarbar un poco más: el hecho de pensar que un terrorista va a meterse en una barca de condiciones precarias para venir a atentar a Europa... es ridículo. Creo que la maquinaria de la organización es otra. Es estúpido y se generaliza. Con que haya habido un caso de que un terrorista haya venido de esa forma ya nos creemos que va a pasar con todos. Estamos en la superficie de la situación.

Estoy decepcionado con la actuación de Madrid, estoy decepcionado con España. Por eso nosotros actuamos al margen y no nos metemos en política. Trabajamos desde este punto de vista porque no creemos que haya que quedarse con promesas ni con situaciones que nunca se cumplen. No hay que limitarse a esperar ni a quedarse en casa criticando".