Rap

Investigan a dos raperos por infringir la Ley Mordaza

La Policía ha propuesto una sanción para Ayax y Prok al incluir la imagen de policías locales en su vídeo.

Ayax y Prok, los gemelos raperos.

Ayax y Prok, los gemelos raperos.

  1. Rap
  2. Granada (Ciudad)
  3. Ley Mordaza
  4. Activismo
  5. Estilos musicales
  6. Protestas sociales
  7. Libertad de expresión
  8. Ley de Seguridad Ciudadana

Ayax y Prok son dos gemelos de Albaicín (Granada) que emplean el rap como elemento de denuncia social. Es la voz de una generación castigada por el desempleo y la precariedad que se cría en los columpios del barrio y que patalea contra el sistema policial que no le deja hacer vida en la calle, tal y como manifiesta la canción por la que se les está investigando.

Su tema Polizzia pone de relieve estas incomodidades. De qué sirven los maderos si no es para hacer fuego, comienza. No puedo correr en el parque, ni fumar en el parque, ni beber ni tocar en el parque, entonces ¿para qué ir al parque? Me voy a casa a ver la tele otro rato, anuncios de coches caros para personas en paro.

La letra continúa rebelándose contra la actuación de las autoridades: Si coge la placa descontrola, se le va la olla (...) Llega un lila, hace una oposición y ya tiene un arma. Para pegarte, humillarte, denigrarte ante la masa. Va más allá: Se mete tu droga y nadie le inculpa; se guardará un porrito para ponértela -la multa- o el estribillo, que reza Es que él me multa, pero se fuma el caramelo y llama a la insurrección con un Levanta el puño, compañero, si estás hasta los huevos.

"Están deliberando"

La cuestión judicial se centra tanto en el contenido de la letra -por el que podrían haber cometido un delito de injurias-, como en el hecho de que en el videoclip de esta canción salgan agentes de la Policía Local, grabados sin su permiso, de forma secundaria. Esta filmación va en contra de lo estipulado en la normativa de la Ley de Seguridad Ciudadana -que entró en vigor el pasado 1 de julio de 2015-, en la que se considera infracción grave "el uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de autoridades o miembros de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que pueda poner en peligro la seguridad personal o familiar de los agentes, de las instalaciones protegidas o en riesgo el éxito de una operación, con respeto al derecho fundamental a la información".

Aunque aún no existe una acusación formal -"están deliberando", como ha informado este jueves el Ideal de Granada-, el pasado lunes dos agentes de policía se presentaron en el domicilio de los padres de los chicos para citarles a declarar en la jefatura y, una vez allí, les comunicaron la investigación que está llevando a cabo su unidad de Delitos Tecnológicos.

"Nos quieren imputar"

El vídeo refleja al protagonista, Ayax, rapeando a la cámara y fumando un cigarro invisible delante de dos policías ajenos a la grabación. En varios instantes del clip cruzan algunos agentes de la autoridad, casi siempre desenfocados, sin que sea posible ratificar su identidad. Excepto en "un segundo de la canción" -como han explicado los hermanos raperos en un vídeo subido a YouTube-, "nos quieren imputar por sacar el rostro de uno de estos policías en un pequeño fragmento de la canción". Pero no es la única acusación que se vierte contra ellos. "También se nos acusa de haber cometido un delito de injurias contra un funcionario del estado en horario de servicio, por la canción de Polizzia", relatan.

Ayax recalca que no entiende por qué investigan a su hermano: "Yo escribí la canción, yo la grabé, la idea del vídeo fue mía. No somos un pack indivisible por ser gemelos". Ambos se declaran insolventes para responder a esa posible sanción económica que oscila "desde 601 a 30.000 euros": "Si al final la pena que se nos imponga supera los dos años tendríamos que pagarla con nuestra libertad". Los investigados, que cantan Se depilan el pecho y se ponen fosforitos pero luego le pegan a ancianas y a los niños en las manifas, dime que tú no lo has visto, han dicho a este periódico que prefieren no hacer declaraciones que puedan perjudicarles en la resolución de la investigación, pero hacen hincapié en el visionado de su vídeo explicativo, donde "ya lo hemos dicho todo".

"Vamos a seguir"

Hacen una llamada a la "empatía y a la libertad de expresión". "Igual que ha pasado con los titiriteros", aseguran en su grabación. "E igual que les ha pasado a miles de poetas, escritores y pintores a lo largo de la historia de este país y de este mundo", reclaman. "Sólo el hecho de que el PP haya sido la fuerza más votada da que pensar".

Finalizan diciendo que, mientras esperan la resolución, "vamos a seguir escribiendo, no vamos a parar de expresarnos y de hacer rap serio, underground, callejero". "En un par de días íbamos a sacar un tema sobre el miedo y la represión y eso no va a cambiar".