HÁBITOS DE LECTURA

El móvil acaba con la desigualdad en los lectores más pobres

Un estudio revela que los americanos sin formación universitaria y de los grupos étnicos minoritarios leen más en dispositivos móviles que aquellos con mayor capacidad socioeconómica. 

Fotograma de Her, el filme de Spike Jonze: un hombre a un dispositivo móvil pegado.

Fotograma de Her, el filme de Spike Jonze: un hombre a un dispositivo móvil pegado.

  1. Lectura
  2. Hábitos de consumo
  3. Aplicaciones móviles
  4. Aplicaciones informáticas

Leer en el móvil puede parecer una incomodidad, pero hay veces que es la única opción. El último estudio publicado por el Pew Research Center sobre los hábitos de lectura de los estadounidenses revela que las personas con menor formación académica y los negros son los que más en el móvil para leer.

El estudio revela que desde 2012 los estadounidenses leen lo mismo, pero los teléfonos inteligentes y las tabletas desplazan al ebook como herramienta de lectura. El móvil se convierte en el nuevo libro electrónico por su universalidad, su precio y el desarrollo de aplicaciones móviles para hacer más cómoda la lectura. Desde 2011 hasta 2016 el número de lectores en smartphone ha crecido ocho puntos proporcionales, le sigue el ordenador como pantalla para leer, mientras que los dispositivos específicos sólo aumentas un punto en las mismas fechas.

Hábitos de lectura de los americanos.

Hábitos de lectura de los americanos.

El informe publicado por el Pew Research Center cuenta las conclusiones obtenidas a través de una serie de encuestas telefónicas a 1.520 estadounidenses adultos en 2016. Demuestra que los hábitos de lectura cambian en función de la renta, la educación o el tipo de residencia. Los americanos que tienen ingresos anuales por debajo de los 30.000 dólares (26.8192 euros) leen más en el móvil y en tabletas que en el ordenador o en libros electrónicos. Sin embargo, conforme aumenta la renta disminuye el número proporcional de lectores en el móvil frente a otros dispositivos electrónicos.

Leer en el móvil: más fácil y más barato

Los americanos leen una media de doce libros al año, los que más lo hacen en el móvil son los que viven en la periferia de las ciudades debido a la concentración de la actividad económica en el centro urbano. Leer el móvil es fácil, cómodo y barato sobre todo porque hoy en día prácticamente cualquier persona tiene uno. Según un estudio de Pew Research Center de 2015 “casi dos tercios de los estadounidenses poseen un teléfono inteligente”. Además, “el 19% de los americanos dependen de un teléfono inteligente para acceder a servicios en línea y para estar conectados con el mundo, bien porque no tienen banda ancha en casa o porque tiene no pueden acceder a internet a través de otro dispositivo”.

El 19% de los americanos dependen de un teléfono inteligente para acceder a servicios en línea y para estar conectados con el mundo

Depender del móvil es una realidad para grupos sociales como los negros, los latinos y los que no han ido a la universidad, lo que está directamente relacionado con que sean susceptibles de recurrir al smartphone cuando quieren consumir libros electrónicos. La población de color de Estados Unidos lee el doble el móvil (16%) de lo que lo hace en ordenadores (9%) y bastante más de lo que lo hace en libros electrónicos (4%). Por su parte, los hispanos también leen más en el móvil que en otros formatos. Sin embargo, los blancos leen más en ordenadores y doblan el porcentaje de lectura en ebook frente a los hispanos y los negros.

Plataformas de lectura.

Plataformas de lectura.

La edad también es un factor para el consumo del libro en el móvil los adultos jóvenes, de entre 18 y 22 años, son los que más leen en sus smartphones. Conforme aumenta la edad disminuye ya que sólo uno de cada cinco estadounidenses de entre 23 y 50 años lee en el móvil.

Según el informe “aquellos que han ido a la Universidad son más propensos que los que poseen formación media o básica a leer en tabletas (25% vs. 7%), en libros electrónicos (15% vs. 3%) o en ordenadores (15% vs. 6%)”. Sin embargo, los que tienen formación media o inferior leen prácticamente el doble en el móvil que en otros dispositivos electrónicos, frente a los que son universitarios ya que por su posición socioeconómica tienen mayor acceso a herramientas como los libros electrónicos o las tabletas.

Aunque los grupos más desfavorecidos sean más proclives a leer en el móvil, la lectura en otros dispositivos electrónicos también ha aumentado. La lectura en tabletas se ha multiplicado casi por cuatro (del 4% al 15%) y la proporción de los que usan el ordenador para leer ha aumentado del 7% al 11% en los últimos cinco años. Sin embargo, pese a que cada vez haya más dispositivos electrónicos donde consumir libros, ninguno -ni si quiera el ebook- consiguen desbancar al papel.

Los americanos leen una media de 12 libros al año.

Los americanos leen una media de 12 libros al año.

El 65% de los encuestados ha leído un libro en papel en los últimos doce meses, un porcentaje muy superior a los que afirman haber leído en dispositivos digitales (28%) o haber escuchado un audio libro (14%). Los libros tradicionales siguen siendo el formato más utilizado (el 38% de los encuestados se declara sólo lector en papel), pero el mundo del libro electrónico está cambiando. La democratización de la tecnología y sus avances permiten que se cree un nuevo perfil de lectores, aquellos que leen en cualquier lugar, sin ataduras y con un precio menor.