Literatura y desigualdad

Los lectores presumen más de sus lecturas que las lectoras

Un estudio a partir de las reseñas y votos de lectores de más de 200.000 libros, en la librería Goodreads, desvela la desigualdad en las reseñas de los aficionados.

Fotograma de Her, el filme de Spike Jonze: un hombre a un dispositivo móvil pegado.

Fotograma de Her, el filme de Spike Jonze: un hombre a un dispositivo móvil pegado.

  1. Lectura
  2. Literatura
  3. Literatura clásica
  4. Mujeres

La prescripción está en los comentarios de los libros a la venta, en librerías online como Goodreads, que cuenta con 50 millones de usuarios, 1,5 millones de títulos catalogados y 50 millones de reseñas. La empresa ha encargado un análisis de los comentarios y votaciones de 201,560 títulos para conocer las tendencias por sexos de sus lectores. Es el primer estudio que se acerca a la experiencia lectora y en sus conclusiones muestra grandes diferencias entre las valoraciones de los hombres y las mujeres.

La empresa asegura que el 76% de los usuarios son mujeres y, a pesar de ello, ellos actúan más y reciben más apoyo por sus comentarios

Para empezar, ellos son más activos y tienen más presencia en la exposición de sus conclusiones. También puntúan más alto todos los géneros, desde la historia, los relatos cortos, la poesía, el humor y la biografía. Los géneros preferidos de las mujeres son el romance contemporáneo, romance paranormal y el manga, entre otros. Lo que ambos géneros comparten es que otorgan las calificaciones más altas a los libros cuyo autor es de su mismo género.

La empresa asegura que el 76% de los usuarios son mujeres y, a pesar de ello, ellos actúan más y reciben más apoyo por sus comentarios. Son los más populares (según el número de “likes” que reciben de otros usuarios por sus reseñas). El estudio apunta que ellos suelen dar explicaciones más detalladas de sus libros leídos, “lo que puede explicar la popularidad entre sus compañeros”.

Un mundo de mujeres

Elizabeth Khuri Chandler es la cofundadora y editora jefe de Goodreads y explica que los datos proporcionan una oportunidad sin explotar para conocer más a fondo la vida de los libros entre sus lectores. Asegura que los hábitos de los clientes de Goodreads son un buen reflejo del público comprador de libros, a saber: “Las mujeres tienden a comprar y leer más libros que los hombres. En 2014 hicimos nuestra propia investigación sobre el sexo de nuestros lectores y, cuando nos fijamos en los libros publicados en ese año, vimos que el 80% de los títulos escritos por mujeres fueron leídos por mujeres, pero leyeron el 50% de los libros escritos por hombres”.

En el caso de las novelas románticas proporcionan un reflejo claro del sesgo descubierto por el análisis de la empresa. Las autoras dominan el género romántico (el 95% de los autores de las novelas de este género que se venden en Goodreads son mujeres). Sin embargo, fueron los autores de los libros románticos los que más puntuaciones recibieron por parte de los lectores. Ellos también puntúan más alto los títulos de este género que las lectoras.

El estudio obtiene pruebas a gran escala de la recepción de los libros de los lectores típicos, sin respuestas filtradas por los editores o los críticos

El análisis de los más de 200.000 títulos y de cada una de sus opiniones lo realizó el profesor Mike Thelwall del Grupo de Investigación Cibermétrica de la Universidad de Wolverhampton. El investigador explica que el uso del Big Data hace posible, por primera vez, obtener pruebas a gran escala de “la recepción de los libros de los lectores típicos, sin respuestas filtradas por los editores o los críticos”. Esta es la versión oficial de los lectores.

Desigualdad incrustada

La investigación asegura que las conclusiones pueden ser una valiosa fuente de información sobre la recepción de libros, que puede ser explotada para seguir los pasos de la construcción de la popularidad de un libro. También demuestra el sesgo de género en la revisión y difusión de la cultura literaria contemporánea, tanto en las revistas y medios de prensa tradicionales como en los comentarios de los lectores, donde los hombres intervienen más en la creación de la opinión publicada. Estos datos en la desigualdad en la cobertura de las publicaciones está “profundamente incrustada” en los lectores.

Los autores publican más el género histórico, pero ellas en todos los demás: romántica, fantasy, infantil, narrativa contemporánea y ficción histórica. Ellos votan más a ellas en ciencia-ficción y novelas gráficas.