cine español

El monstruo de Bayona no asusta a la taquilla española

La película consigue el número 1 y el mejor estreno español del año, pero lejos de las cifras de las anteriores películas del director. Los 3,6 millones de euros dejan un sabor agridulce.

Un fotograma de Un monstruo viene a verme.

Un fotograma de Un monstruo viene a verme.

  1. Cine español
  2. Juan Antonio Bayona
  3. Taquilla de cine

Ya había convencido a la crítica tras su paso por los Festivales de Toronto y San Sebastián, pero faltaba por hablar el público. Un monstruo viene a verme, la nueva película de Juan Antonio Bayona, se estrenaba el viernes en medio de una campaña promocional digna de un blockbuster de Hollywood. Desde la pasada Eurocopa, Telecinco lleva cebando a los espectadores con pequeñas píldoras del filme del director español. El resultado ha sido bueno, pero no tan espectacular como se esperaba del Rey Midas de nuestra industria. En sus tres primeros días la película ha amasado en torno a 3,6 millones de euros en 650 pantallas, según los datos de ComsCoreMovieSpain, lo que supone una media de más de 5.000 euros por cada una de ellas y se cuela en el top de las películas que más han recaudado a nivel mundial.

Con estos datos consigue el número uno con mucha facilidad, casi triplicando los números de su siguiente competidora -La fiesta de las salchicas, que ha sorprendido y roza el millón de euros- y quedándose con más del 40% de la taquilla del fin de semana. Consigue ser el mejor estreno español del año. Dobla los 1,56 millones que hizo Cien años de perdón, también de Telecinco Cinema. Es la tercera mejor apertura de 2016, sólo por detrás de Mascotas, 4,05 millones de euros, y El libro de la selva, que consiguió 3,8 millones. En el caso de ambas películas su mantenimiento fue muy positivo, multiplicando hasta por cinco su taquilla inicial. En caso de que Un monstruo viene a verme repita ese coeficiente su taquilla final quedaría en 17,5 millones.

Bayona en el rodaje de Un monstruo viene a verme.

Bayona en el rodaje de Un monstruo viene a verme.

Habrá que esperar a ver su comportamiento el próximo festivo, en la Fiesta del Cine, sus más que probables nominaciones a los Goya y la campaña por cazar alguna en los próximos Oscar para ver si incluso se acerca más a los 20 millones.

Cifras de taquillazo, pero que a pesar de todo quedan cortas viendo el producto que era y los nombres que había detras. La fórmula Bayona + Telecinco Cinema siempre ha funcionado, y esta vez es la que ha presentado peores datos. El orfanato abrió con 5,2 millones de euros, y Lo imposible con 8,9. Datos muy superiores a los de Un monstruo viene a verme, que se queda a medio gas y no alcanzará (a no ser que de la sorpresa) los números finales de los otros títulos del director español. Su ópera prima sumó 25 millones al final de su carrera, y el drama sobre el tsunami que asoló Tailandia reventó con más de 42. Ahora cerraba esta trilogía sobre relaciones materno-filiales y muchos esperaban cifras de récord, por lo que esos 3,6 millones dejan un sabor agridulce.

Belén Atienza y Juan Antonio Bayona en uno de sus rodajes.

Belén Atienza y Juan Antonio Bayona en uno de sus rodajes.

En lo que sí pueden estar contentos sus responsables es en la reacción de los espectadores. El boca a boca se prevé muy positivo y augura una carrera comercial muy larga. En Filmaffinity.com, web en la que los usuarios votan las películas con una nota de 1 a 10, la película tiene un 7,1, la más alta de todas las obras de Bayona. Lo imposible se quedó con 6,8 y El orfanato con 6,7.

El monstruo de Bayona no ha asustado a la taquilla y estos datos confirman los miedos que había sobre la dificultad de vender la película a un gran público. Con Lo imposible era fácil, un drama 'bigger than life' basado en una historia real, que además ocurrió a una familia española, pero, ¿cómo vender una película que mezcla drama y fantasía y que tiene a un árbol gigantesco como protagonista? Los propios responsables de Telecinco Cinema contaban a este periódico que había sido difícil dar con la clave para la campaña promocional.

'Un monstruo viene a verme' consigue el mejor estreno español del año con 3,6 millones de euros, pero las cifras están lejos de las de 'El orfanato' y 'Lo imposible'

“Siempre es difícil encontrar la tecla del teaser, pero con la película de Jota más. Teníamos que comunicar que es un drama, porque no podemos ocultárselo al público, pero también que tiene mucho espectáculo audiovisual y mucho sentimiento. Ahora, ¿cómo cuentas que es la historia de un niño que está sufriendo lo que está sufriendo? Jota ha estado muy encima y nos costó mucho dar con la tecla. Los materiales han sido muy bien recibidos en internet; hemos sufrido pero es gratificante”, explicaba Álvaro Augustín. A partir de mañana comienza el segundo asalto, mantener el ritmo para que la caída en su segundo fin de semana sea mínima.