festival de cine de san sebastián

Los productores de cine contestan a Méndez de Vigo: la nueva Ley del Cine no funciona

La taquilla responde, pero las autoridades siguen dando la espalda a nuestro cine. Retraso con las subvenciones y el impuesto por las nubes han hecho que las buenas relaciones se terminen.

Ramón Colom en la rueda de prensa de FAPAE en San Sebastián.

Ramón Colom en la rueda de prensa de FAPAE en San Sebastián.

  1. Cine español
  2. ICAA
  3. Ayudas al cine
  4. Íñigo Méndez de Vigo
  5. Taquilla de cine
  6. Subvenciones

Se acabó el buen rollo. El cine español ha vuelto a sacar el hacha de guerra para denunciar la situación de maltrato que el Gobierno, ahora en funciones, les sigue manifestando. El buen ambiente que ha habido en el último año, provocado por la aprobación de la reforma de la Ley del Cine y por una promesa de revisar el IVA cultural, no ha durado, y desde la Confederación de Productores Españoles (FAPAE) han vuelto a defender los intereses del sector con vehemencia.

El propio Ministro de Cultura, Méndez de Vigo, se jactaba en la entrega del Premio Nacional de Cinematografía a Ángela Molina, que el nuevo reglamento que ha cambiado la forma de conceder ayudas era el artífice del buen momento del cine español. "Estoy seguro que la nueva ley de Financiación del Cine, que entró en vigor en enero de este año, contribuirá a impulsar la producción de cine español de calidad", manifestó.

Hoy, en la tradicional rueda de prensa de FAPAE en el Festival de Cine de San Sebastián, han demostrado que actualmente la reforma no funciona, ya que parte del dinero prometido está bloqueado y hay un retraso en la concesión de la ayuda que está paralizando el sector. "Tenemos la palabra del secretario de Estado de Cultura de que se va a resolver, pero a día de hoy una parte de las ayudas están bloqueadas", ha advertido Colom, que ha descrito la situación como "el castillo de Kafka".

El bloqueo se produjo a finales de julio, cuando para evitar una sanción de la UE por incumplimiento del déficit, el Gobierno en funciones detuvo la ejecución presupuestaria, lo que afectó al Instituto de Cinematografía. "La consecuencia es que, aún presupuestados, no es posible disponer de los fondos. En la práctica, que las ayudas quedan congeladas, pendientes de autorización del Consejo de Ministros", ha subrayado Colom.

Desde el primer minuto de la rueda de prensa FAPAE ha sacado el hacha de guerra y no ha esperado ni siquiera a dar los datos de la industria en lo que va de año para hablar de los últimos desdenes del Gobierno al cine. “Llevamos unas semanas movidas, hemos estado en el ojo del huracán y hemos querido valorar alguna de las declaraciones en torno a lo que ha ocurrido y nos afecta”, ha empezado diciendo en la rueda de prensa de FAPAE en el Festival de San Sebastián. Primero ha hecho referencia al pacto de Ciudadanos y PP en el que el partido de Rajoy sacó de las medidas la bajada del IVA cultural sólo para el cine. Un acto de venganza política que ha cabreado a los productores españoles.

No buscamos otra vez esos enfrentamientos entre el partido del Gobierno y la industria, simplemente volvemos a decir que no lo entendemos, no entendemos esa animadversión

“No buscamos otra vez esos enfrentamientos entre el partido del Gobierno y la industria, simplemente volvemos a decir que no lo entendemos, no entendemos esa animadversión, que no es a la industria del cine, es a los espectadores que son los que van a las salas y se ven obligados a pagar un 21% de IVA”, ha añadido manteniendo la calma. Han pedido “sensibilidad” al PP y que entiendan que los 50 millones de euros que perderían en recaudación directa por la bajada del impuesto no es significativa para un país como España.

Ante el fracaso de la investidura, desde FAPAE han aprovechado para exigir una serie de medidas que los principales partidos deberían incluir. Además de la mencionada bajada de impuestos, han demandado cariño. “Siento que para los presidentes el cine nunca ha sido un elemento básico de sus gustos. Entiendo que salir de Moncloa para ver cine sea complejo, pero Adolfo Suárez hacía proyeciones allí. Ademas de interesarse por el fútbol y lo que publique el marca, nos gustaría que a nuestros políticos les interese el cine.

Ademas de interesarse por el fútbol y lo que publique el marca, nos gustaría que a nuestros políticos les interese el cine

La segunda petición pone en el ojo del huracán al Instituto del Cine. El ICAA necesita una reforma que nunca llega. “Hace falta un nuevo enfoque de los organismos con los que trabajamos. Las raíces y cimientos del ICAA se asentaron en 1982 y desde entonces siguen siendo los mismos”, ha explicado Colón, que ha concretado un poco más y pedido “que la creatividad, sea digital o química, no esté separada. El Gobierno decidiño que lo digital dependiera del Ministerio de Industria y eso crea un grave problema para nostros. Queremos que el nuevo ejecutivo deje en el ICAA todo aquello que tenga que ver con la creatividad”, ha zanjado.

Por último ha pedido un nuevo marco de ayudas para potencia a los nuevos creadores y los nuevos formatos. “Pedimos una partida de un millón para ayudas a producción de webseries y nuevos formatos de debutantes. No nos importa que industria guarde competencias de regulación de canales, cadenas etc, pero las obras audiovisuales deberían tener una única sede”.

Buen año para el cine español

El cine español sigue conquistando al público. En lo que va de año su recaudación ha subido un 26,8 % hasta los 56,8 millones de euros, según ha anunciado hoy la confederación de productores FAPAE en una rueda de prensa durante el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Por su parte la cuota de pantalla -proporción de películas españolas- también subió entre enero y septiembre al pasar de algo más del 12 % al 14 %. Ese empuje leve, comparado con la subida de recaudación, se explica en parte por la subida de la taquilla en general, que sumó 406 millones euros, con 67,5 millones de espectadores, lo que supone un alza del 8 % respecto al curso anterior.

La previsión para fina de año es terminar con una cuota parecida a la de 2015, en torno al 20% ya que todavía quedan por estrenar las películas más esperadas del año, como Un monstruo viene a verme o El hombre de las mil caras. En el cine español no todo sin buenas noticias, así que mientras los espectadores responden, el número de rodajes se ha recudido un 19%. Han comenzado su filmación 104 películas, de las que la mitad son documentales.