cine español

Bayona continúa la cadena de talento de Guillermo del Toro

Cuando produjo 'El orfanato', el mexicano puso solo una condición: que el español hiciera lo mismo con otro joven talento.

Bayona en el rodaje de Lo imposible.

Bayona en el rodaje de Lo imposible.

  1. Juan Antonio Bayona
  2. Cine español
  3. Telecinco
  4. Guillermo del Toro
  5. Películas

Mayo de 2007, un desconocido pisaba Cannes con una película de terror. La película se llamaba El Orfanato y el resto de la historia ya la sabemos. En su pase en el festival las ovaciones fueron sonadas y se generó un 'boom' que terminó con su éxito en taquilla en todo el mundo y sus siete premios Goya, incluyendo el de Mejor director novel para Juan Antonio Bayona, forjado en los cortometrajes y en los videoclips de grupos como Camela. Más de cuatro millones de personas fueron a ver qué se escondía entre las paredes de este orfanato.

Para llegar a Cannes y a rodar su primera película, Bayona necesitó de un padrino que le facilitara la entrada en un mundo tan complicado como el del cine español. Fue Guillermo del Toro el que le introdujo en Telecino Cinema y decidió actuar como protector de este novato que le tenía fascinado. El mexicano había trabajado con Paolo Vasile y compañía en El laberinto del fauno, una de las películas más queridas de la productora, y su palabra (y el guion del filme) fue suficiente para que se lanzaran a rodar esta historia de fantasmas con un presupuesto y unos medios inusuales en el cine español.

Fotograma de El orfanato, dirigida por Bayona y apadrinada por Guillermo del Toro.

Fotograma de El orfanato, dirigida por Bayona y apadrinada por Guillermo del Toro.

Tras este acto había una promesa que hace pocos días ha desvelado Juan Antonio Bayona. El director de Lo imposible tenía que hacer lo mismo con otra persona. Una cadena de favores que lo único que hace es promover el talento y que el cine español descubra nuevas figuras capaces de encontrar en sus historias ese equilibrio entre lo comercial y lo artístico. “Cuando dirigí El Orfanato la única condición que me puso Guillermo del Toro fue que me produciría la película si después yo producía otra película a alguien y de alguna manera ahora cedo el testigo. Cuando uno tiene la oportunidad de hacer cine y la suerte de que le vaya bien, debe pasar el testigo para que otros directores puedan fortalecer una industria con películas ambiciosas”, confesaba Bayona.

El elegido estaba cerca, es casi de la casa. Puede que su nombre no sea familiar para el gran público, pero dentro de poco lo será. Se trata de Sergio G. Sánchez, que hasta ahora había escrito El orfanato, Lo imposible y Palmeras en la nieve. Por la primera ganó el Goya al Mejor guion novel. Él pensaba que aquella sería su ópera prima, pero el destino quiso que fuera su amigo el que la llevara a la cima del cine de terror. Ahora Bayona le devuelve el regalo apadrinando Marrowbone, su debut que se rueda actualmente en Asturias con vistas a estrenarse en octubre de 2017 y convertirse en el nuevo pelotazo del cine español.

Cuando dirigí 'El Orfanato' la única condición que me puso Guillermo del Toro fue que me produciría la película si después yo producía otra película a alguien y de alguna manera ahora cedo el testigo

Un guion que tanto Bayona como Paolo Vasile no se cansan en alabar. Como si de un giro del destino se tratara, Marrowbone tiene, como El orfanato, una casa como escenario y como un personaje esencial de la historia. Es esta villa que da nombre al filme, viven cuatro hermanos que se esconden hasta que el mayor sea mayor de edad para no ser separados por los servicios sociales. En las paredes de esa casa se esconderán decenas de secretos. A pesar de que el argumento suene a thriller todos sus responsables destacan la carga emocional de la película.

"Espero que Marrowbone sea la película que dé a conocer al gran público a un gran director como Sergio, que por fin va a tener la oportunidad que se merecía”, añadía Bayona sobre un filme que considera “un pequeño milagro en el cine español".

Buscando sucesor para Bayona

El heredero de Bayona llega en el momento exacto, ya que Telecinco Cinema se encuentra a punto de estrenar su nueva película, Un monstruo viene a verme, pero sin contar con él para su próximo proyecto. El realizador salta a Hollywood para encargarse de la secuela de Jurassic World. Es el primer español que se encarga de una gran superproducción, pero esto le mantendrá unos cuantos años alejados de nuestra industria.

Bayona junto a Sergio G. Sánchez, al que ha apadrinado su proyecto, Marrowbone.

Bayona junto a Sergio G. Sánchez, al que ha apadrinado su proyecto, Marrowbone. Telecinco Cinema

Así, en la productora necesitaban un nuevo talento para realizar ese tipo de cine que tan bien les funciona en taquilla. Se rodará en inglés, con actores internacionales y está ya vendida a más de 30 países sólo por el guion. Parece que está claro que la cadena de talento sigue funcionando. El propio Paolo Vasile confesaba en la presentación del rodaje a la prensa que el inicio de Marrowbone está en Guillermo del Toro. "En este proyecto está preste una parte muy importante de la vida de Telecinco Cinema, con J.A. Bayona, Sergio G. Sánchez y, aunque no está en él directamente, también Guillermo del Toro. Porque fue Del Toro el que un día nos presentó y apadrinó a Bayona y es ahora Bayona quien apadrina en su ópera prima a Sergio”, decía emocionado.

En este proyecto está prestente, aunque no está en él directamente, Guillermo del Toro. Porque fue Del Toro el que un día nos presentó y apadrinó a Bayona y es ahora Bayona quien apadrina a Sergio

El testigo se vuelve a ceder y la maquinaria sigue funcionando. La industria ha encontrado su nuevo baluarte. Un director que se convierta en marca, como ha ocurrido con Bayona. 2017 será clave para la filial cinematográfica de Telecinco, allí se comprobará si han sido capaces de encontrar el nuevo filón del cine español o la cadena de talento se rompe.