visita al rodaje

El próximo fenómeno del cine español se llama 'Marrowbone'

El guionista de 'El orfanato', 'Lo imposible' o 'Palmeras en la nieve' debuta apadrinado por Bayona y producido por Telecinco Cinema.

Todo el reparto y equipo técnico de Marrowbone posan en la casa donde se rueda el filme.

Todo el reparto y equipo técnico de Marrowbone posan en la casa donde se rueda el filme. Telecinco Cinema

  1. Cine español
  2. Juan Antonio Bayona
  3. Telecinco
  4. Taquilla de cine
  5. Películas
  6. Directores de cine

Una casa casi abandonada, un antiguo granero, cuatro niños que se esconden para no ser separados, muchos misterios y un enigmático nombre que preside toda la estancia: Marrowbone. Estos son los elementos con los que se está construyendo el próximo fenómeno del cine español, la película del mismo nombre que se rueda en localizaciones de Asturias producida por Telecinco Cinema, apadrinada por J.A. Bayona y dirigida por Sergio G. Sánchez, guionista de El orfanato y Lo imposible.

Su ópera prima ha sido vendida a todo el mundo antes incluso de que comenzara a rodarse, atraídos por la fuerza de su guion y de su padrino Bayona. El productor y consejero delegado de Mediaste, Paolo Vasile, ha confesado que el libreto de Marrowbone roza la perfección y que lo leía de poco en poco para que nunca se terminara. Saben cómo poner los dientes largos y crear expectación por sus productos.

Juan Antonio Bayona, padrino del proyecto.

Juan Antonio Bayona, padrino del proyecto.

El filme, que se estrenará con toda seguridad en octubre del año que viene, se encuentra en su tercera semana de rodaje (de las diez que lo conforman). El escenario principal es, cómo no, la casa. Una parte esencial de la historia, igual que lo era en Los otros o El orfanato, de las que espera heredar su éxito. La finca se llama cómo la película Marrowbone, y es una extensa villa llena de flores con un sospechoso granero. El exterior y el interior está revestido de madera, con una decoración austera y sin ornamentos. Las pocas habitaciones que presentan muebles están desordenadas. Los niños han arrasado a su paso y no hay un adulto que les controle.

Sólo la habitación de la madre ausente parece “suspendida en el tiempo”, como explica en la visita al rodaje el director de arte Patrick Salvador, que como si fuera un guía turístico enseña las dependencias con un entusiasmo que se contagia. Él es el encargado de que el palacio y la Torre de Arango (del siglo XVI y XVIII) se hayan convertido en esta finca fantasmagórica que es “un protagonista más”. Ni rastro de la piedra del sitio original. Parece otro. Una labor titánica para la que hasta han tenido que tirar muros de carga de 80 centímetros y plantar flores de colores en un campo arrasado por el pasto de las vacas.

Tengo todo lo que necesito para hacer una grandísima película. Aunque llevaba diez años sin rodar nada como director, he esperado a tener el guion y el equipo que me convenciese

Para su trabajo han tenido que pedir todos los permisos necesarios para tirar una palacio que forma parte de la historia de la zona, a la que ha revitalizado económicamente contratando a técnicos para el equipo. Las piedras quitadas se han numerado y guardado cuidadosamente, ya que sólo existe un compromiso: dejar todo como se lo encontraron. Los 1.400 metros cuadrados de vivienda pasarán a formar parte del territorio del cine de terror español.

El director no ha dejado de alabar a su equipo de producción y dar las gracias por un presupuesto que, si bien no desvelan cuánto es, sí que aseguran que es mucho más abultado que cualquier ópera prima española y el que necesita la historia. “Tengo todo lo que necesito para hacer una grandísima película. Aunque llevaba diez años sin rodar nada como director, he esperado a tener el guion y el equipo que me convenciese y he podido rodearme de la familia que necesitaba con Álvaro Augustin, Ghislain Barrois, Paolo Vasile, Belén Atienza y J.A. Bayona. Es una película de aliento clásico, un thriller con pinceladas de horror”, contaba Sánchez abrumado en la visita al rodaje.

Espero que 'Marrowbone' sea el reflejo del amor que todos hemos puesto en ella y deseo a Sánchez que tenga la misma suerte que corrió Bayona, porque la primera película siempre tiene algo especial

Su amigo y padrino, J.A. Bayona, cree que esta será la película que dará a conocer “al gran director” que es Sergio G. Sánchez, que hasta ahora era el guionista más exitoso de nuestra industria. También los productores hablaron con un especial cariño de un proyecto del que llevan años leyendo versiones de guion. Desde el primer borrador vieron el potencial, pero tuvieron que esperar a que fuera redondo para dar el ok definitivo.

“Espero que Marrowbone sea el reflejo del amor y la pasión que todos hemos puesto en ella y deseo a Sánchez que tenga la misma suerte que corrió Bayona, porque la primera película, como el primer hijo, el primer beso o el primer amor, siempre tienen algo especial", añadió Paolo Vasile. Los cuatro jóvenes protagonistas, entre los que destacan Anya Taylor-Joy (La bruja) y George MacKay (Pride) se han elegido en un extenso casting en tierras inglesas y todos los responsables del filme tienen claro que están delante de las próximas estrellas del cine. El propio Bayona confesaba a la prensa que tras ver el primer material grabado se ha quedado prendado del rostro de estos chavales que contribuirán a que Marrowbone sea el próximo fenómeno del cine español.