Sado y feminismo

El porno derrota a la censura inglesa y saca la fusta de nuevo

Blake esquiva la ley que veta las imágenes de "cunnilingus, eyaculación femenina y nalgadas que dejan marcas". 

Fotograma de la película 50 sombras de Grey, dirigida por Sam Taylor-Wood.

Fotograma de la película 50 sombras de Grey, dirigida por Sam Taylor-Wood.

  1. Porno
  2. Feminismo
  3. Libertad de expresión
  4. Directores de cine
  5. Escritores

La Amarna Miller británica se llama Pandora Blake y se define como "activista, feminista y trabajadora del sexo". Dice amar "el té, los gatos y los azotes". Es actriz, escritora y directora de DreamsofSpanking.com, el sitio web sexual que acaba de erigirse -en sus palabras- con una "victoria histórica sobre las leyes represivas anti-pornografía". Su página fue una de las que se vieron obligadas a echar el cierre después de que una ley que entró en vigor en diciembre de 2014 delimitara ciertos aspectos de estos vídeos: ATVOD -autoridad en televisión a la carta en Reino Unido que regula la pornografía en línea desde 2010- prohibió los actos sexuales que se consideraran "moralmente perjudiciales o peligrosos para la vida", como la "estrangulación, el cunnilingus, la eyaculación femenina o las nalgadas que dejan marcas".

¿Cómo discernir el nivel de pasión -o de violencia erótica- que es susceptible de ser censurado? ATVOD explicó en su momento que las nalgadas intolerables eran aquellas ejecutadas "por encima del nivel suave", igual que la "humillación", "la servidumbre" o "el hecho de amordazar o atar extremidades". Ahora estas prohibiciones -por las que clausuraron la página de Blake- han vuelto a ser aceptadas gracias Ofcom, el ente encargado de regular las comunicaciones en Reino Unido y ante el cual había apelado la directora. Ofcom ha determinado que, dado que DreamsofSpanking.com no es un sitio web bajo pago ni bajo demanda, no tiene que someterse a la regulación de ATVOD.

Censura a mujeres cineastas

En un primer momento, cuando su web aún no habái sido censurada -aunque era cuestión de tiempo-, el reclamo de Blake por la "libertad de expresión" también señalaba que ATVOD, lejos de centrarse en la "corriente central del porno", pusiese su foco sobre "nichos independientes" y "productores porno-fetiche", incluyendo, además, "un número desproporcionado de mujeres cineastas". Criticó especialmente que se estuviese "fomentando o defendiendo la sexualidad patriarcal" y comenzó su peregrinación por diferentes medios de comunicación: acudió a diversos debates de la BBC y levantó a la población femenina para que se opusiera a estas nuevas normas.

Blake criticó que se estuviese fomentando o defendiendo la sexualidad patriarcal al haberse censurado a un 'número desproporcionado de mujeres cineastas'

Tanto ruido la puso en la mirilla de ATVOD, que, definitivamente, la denunció por haber infringido las normas en tres áreas: una, por falta de pago de las tasas reglamentarias; dos, por falta de controles efectivos de edad para restringir el acceso a más de 18 años; y tres, por la difusión de materiales "nocivos". "Ahora he ganado mi petición y siento que ha merecido la pena todo lo que he pasado", ha explicado la directora. "Sé que la guerra contra la censura de este Estado intrusivo y opresivo no ha terminado, pero esta decisión es un triunfo, un punto de partida brutal para la lucha del porno feminista, la diversidad y la liberta de expresión".

Aseguró que la aspiración de su web era "hacer porno ético basado en mis propias fantasías" y que su trabajo "es una terapia de amor propio para mí, una reivindicación a la hora de decir 'no me da vergüenza esto' y una forma de llegar a otras personas que se sientan como yo". Subrayó que sus películas mostraban con honestidad "los tipos de juegos que me gustan en la vida real", que "incluyen, sí, impactos fuertes con cinturones que a veces dejan contusiones de varios días, pero estas prácticas siempre son consensuadas" y responden "al deseo de pareja". "El sadomasoquismo ético, responsable, respetuoso y seguro es posible", remató.

Blake cree que el sadomasoquismo ético, responsable y respetuoso es posible; y que las prácticas de sus vídeos siempre son consensuadas

Blake celebra ser la primera pornógrafa que hace cumplir su derecho de restaurar su página web: ahora mismo es una de los dos productores británicos que pueden publicar legalmente vídeos de face-sitting, orgasmos femeninos y tortas que dejan marca. "Como feminista, creo que el consentimiento y el entusiasmo de los participantes en el sexo es decisivo en la cuestíon de si la pornografía es respetuosa, positiva y ética o potencialmente perjudicial o degradante. El deseo individual es crucial cuando hablamos de sexo, especialmente de sexo grabado, en película". Lo que no va a consentir es que se pongan en el ojo del huracán "los actos que se refieran a placer femenino, dominación femenina o actos sexuales sin género o no fálicos": "Estas leyes aún son un intento de controlar la sexualidad y limitarnos al patriarcado aprobado, al sexo heteronormativo".

Blake llegó a organizar una protesta en un parque con cientos de mujeres haciendo face-sitting: es decir, colocando su pubis sobre la cara de una compañera y dejándose querer. Con ropa, claro. Ahora su página promete una gran reapertura.