Educación y homofobia

Los ultracatólicos no quieren princesas lesbianas en Disney

HazteOír reúne firmas "para no adoctrinar a los niños utilizando las películas infantiles" y culpa "a las presiones de grupos LGTB". 

Fotograma de la película Frozen.

Fotograma de la película Frozen.

  1. Homofobia
  2. Disney
  3. LGTB
  4. Lobby
  5. Cine de animación
  6. Cuentos

La organización HazteOír ha iniciado una campaña para reclamar al presidente de Disney, Simón Amselem, que no incluya una princesa lesbiana en la segunda entrega de la película de animación Frozen, y respalda su petición en las más de 20.000 firmas que ha recogido desde su página web "para frenar el intento de adoctrinar a los niños utilizando las películas infantiles" que atribuyen "a las presiones de los grupos LGTB" y los "lobbies de la ideología de género".

Según explica la organización en un comunicado, la segunda parte de 'Frozen', que el gigante estadounidense del entretenimiento pretende estrenar en 2018 "podría incluir una preocupante novedad: la 'conversión de la princesa Elsa en lesbiana" tras una campaña en Twitter que pide a Disney la inclusión en sus películas de personajes homosexuales con la etiqueta #GiveElsaAGirlFriend.

"Estos grupos pretenden imponer un modelo social y cultural en el que cada uno elija su género. Esta estrategia necesita lanzar sus mensajes a los niños para que asuman 'nuevos modelos' de familia y se sometan a la nueva ideología totalitaria de género. Estamos ante una ofensiva global contra la familia", ha denunciado el presidente de HazteOír, Ignacio Arsuaga.

Esta estrategia lanza mensajes a los niños para que asuman 'nuevos modelos' de familia y se sometan a la nueva ideología totalitaria de género. Estamos ante una ofensiva global contra la familia

La organización ha iniciado una campaña digital de recogida de firmas para pedir el presidente de Disney "que no ceda a las exigencias del lobby gay", y que hasta este miércoles han apoyado 28.357 personas. Además, según explica HazteOír, otros 210.611 ciudadanos de varios países también se han dirigido a la dirección de Disney para comunicarle que, de incluir una "novia" para la princesa Elsa en la segunda parte de 'Frozen', no acudirán a ver a su película. Una protesta que en las redes sociales se ha promovido con el hastag #CharmingPrinceForElsa.

En opinión del presidente de HazteOír, "Disney se encuentra ante una coyuntura histórica: seguir transmitiendo valores universales con los que se han educado generaciones o convertirse en una herramienta ideológica al servicio de una minoría".