Palma de Oro

El heredero de Buñuel: Juanjo Giménez

El director español logra el máximo premio en el Festival de Cannes por su cortometraje 'Timecode'. Es el primero que lo consigue desde que el aragonés lo lograra con 'Viridiana'.

Juanjo Giménez recoge el premio en Cannes.

Juanjo Giménez recoge el premio en Cannes. EFE

  1. Festival de Cannes
  2. Cine español
  3. Cortometrajes
  4. Directores de cine

Posiblemente, la noticia más impactante. Ni la segunda Palma de Oro a Ken Loach ni la ascensión imparable de Xavier Dolan como un director querido por Cannes. El cineasta y productor Juanjo Giménez (Barcelona, 1963) se ha alzado con la Palma de Oro a mejor cortometraje con Timecode. Es el segundo galardón máximo que se lleva España en toda la historia del Festival, después de que Luis Buñuel saliera triunfante de la villa francesa en 1961 por la polémica Viridiana. Giménez ha hecho historia, y nadie lo veía venir.

Él, probablemente, tampoco, porque como cuenta, el del cortometraje es un camino difícil en este festival. Giménez no ha perdido ocasión en la ceremonia de entrega de premios de esta noche de rendirle homenaje al padre del surrealismo español, del que afirma “es uno de los referentes cinematográficos más importantes en mi vida”. En Timecode, un cuento de quince minutos sobre cómo lo extraño se introduce lo cotidiano, podría verse esta estela. “Me gusta poner ciertas situaciones en el sitio inadecuado, que le choque al público”, dijo días antes de recibir la feliz noticia. Ahora el catalán acompañará a su querido director en los anales del Festival de Cannes.

Juanjo Giménez es el segundo español en lograr la Palma de Oro.

Juanjo Giménez es el segundo español en lograr la Palma de Oro. EFE

En Timecode nos adentramos en la relación de dos personas que, pese a no dirigirse la palabra, se aman. Trabajadores de turnos laborales opuestos en un parking nocturno, estos chicos se adentrarán en una dinámica de réplicas pasivas, dejándose cada noche mensajes visuales a través de las cámaras de vigilancia, estrechando lazos con lo que se convierten en rompedores poemas de amor. Con Timecode Juanjo Giménez busca aunar ideas tan dispares pero poderosas como la incomunicación humana, la precariedad laboral y emocional de las vidas grises y la urgencia por hacer de la rutina algo fantástico.

Como ha dicho el cortometrajista, para él la honra es doble. “Buñuel tiene la Palma grande y yo la pequeña, que es la más jodida de conseguir”. ¿Por qué? Porque “cada año se presentan 5000 cortometrajes, y de esos eligen diez. Haz la división". Aunque a la mayoría nos llegue de improvisto, Giménez es un veterano realizador. “Tengo ya tres películas realizadas, pero mi próximo proyecto va a ser un corto”, cuenta en la rueda de prensa posterior al reparto de premios junto a Jaclyn Jose y Andrea Arnold, también premiadas en el certámen. Ante la pregunta de un periodista sobre si cree que esto le podría abrir aún más las puertas al largo, Giménez es tajante: “el futuro es el corto. Los cineastas siempre citan largos como sus más directas referencias propias, Funny Games, Vértigo... Para mí es La Jetée. En general, estoy enamorado de los cortos”.

El futuro es el corto. Los cineastas siempre citan largos como sus más directas referencias propias, Funny Games, Vértigo... Para mí es La Jetée

Recibir el que estaría considerado como uno de los galardones cinematográficos más prestigiosos del mundo tampoco parece que se le vaya a subir a la cabeza. “Nunca espero nada en mi vida, hago mis películas y ya está”. También ha querido dar las gracias a las personas que junto a él han logrado a que esta segunda Palma española ocurra. “El equipo con el que he trabajado, especialmente sus bailarines, ha demostrado tener mucho talento. Yo no tengo ni idea de bailar, pero verles a ellos hacerlo es increíble”. Lali Ayguadé y Nicolas Ricchini, los dos personajes principales de Timecode, seguramente también estarán contentos.