FEstival de málaga

Ramón Colom: “El cine no puede depender del dinero del Estado”

El presidente de FAPAE analiza los datos del primer trimestre y las medidas que plantearán al Gobierno.

Ramón Colom durante la rueda de prensa ofrecida en Málaga.

Ramón Colom durante la rueda de prensa ofrecida en Málaga.

  1. Festivales de cine
  2. Cine español
  3. Málaga (Ciudad)
  4. Películas
  5. Rodajes
  6. Festival de Málaga
  7. Ramón Colom

Hace dos años, el éxito de una película por la que nadie apostaba cambió las tornas del cine español. Se llamaba Ocho apellidos vascos, y donde todos veían una comedia más el público descubrió un fenómeno social desconocido en nuestra industria. Al final más de nueve millones de personas pasaron por taquilla, lo que unido al éxito ese año de otros títulos como El niño o La isla mínima colocó la cuota de pantalla del cine español en un histórico 25%. Se puso de moda una frase: “hemos recuperado al espectador”. Parece que no iban desencaminados, el año pasado se llegó a otro buen 19%, y este va camino de superarlo.

Las primeras cifras ofrecidas hoy por Ramón Colom, presidente de la Confederación de Productores Audiovisuales españoles, pertenecientes al primer trimestre del 2016 muestran un ritmo imparable. En unos meses que normalmente el cine español no hace grandes datos se ha alcanzado de nuevo el 19%, casi el doble que el año pasado en el mismo periodo de tiempo. Aupada por Palmeras en la nieve y Cien años de perdón, quedan otros ocho meses para confirmar este auge. Colom ha atendido en pleno Festival de Málaga a EL ESPAÑOL para hablar de la cuota de pantalla, y de la situación actual de una industria que espera nuevo presidente como agua de mayo.

Hace dos años hablábamos de recuperar al espectador, ¿lo hemos consolidado?

Me parece una buena definición, no quiero decir que lo hayamos hecho del todo, porque no me atrevo a cantar victoria, pero hay una cierta consolidación del cine español que espero que dure. También ha ocurrido con la ficción en televisión, la gente las aprecia mucho.

¿Cree que esto se debe a que ya no se amontonan todos los títulos a final de año o ha sido pura casualidad?

Las casualidades no se producen. Ahora todo el mundo va más tranquilo, con mas conocimiento de causa, y las primeras las cadenas de televisión. Y luego ha ocurrido que los espectadores ya saben que películas quieren ver, eso sí ha cambiado. Todos sabemos cuándo una película nos apetece y cuándo no.

En la rueda de prensa ha sugerido que el cine se salga de los Presupuestos del Estado, ¿cree que los políticos lo aceptarían?

Sí y no. Hay políticos dispuestos. La directora del ICAA lo entiende, pero cree que hay que hacerlo dentro del ICAA, y nosotros no lo tenemosclaro. Hay que buscar la formula para salirse de los Presupuestos Generales del Estado, pero el ICAA tiene graves problemas de gestión, no tienen personal y cada vez que tiene que hacer algo les cuesta muchísimo. Desde esta perspectiva es mejor hacerlo desde fuera, pero tenemos que tener las bendiciones de los políticos

Y de las 'majors'.

Las 'majors' se están beneficiando del cine español, que no me vengan a decirme qué no. Ellas no quieren un impuesto sobre las entradas, pero todas las películas europeas tienen una tasa que es la del proyector sigital que yo estoy convencido de que ellos no pagan.

El propio director de Unifrance decía que si ellos no hubieran conseguido ese modelo en los acuerdos con EEUU tras la Segunda Guerra Mundial sería muy difícil lograrlo.

A mí las 'majors' no me dan miedo. Si nos atiende la razón no deben darnos miedo. No es ir en contra de ellos, es a favor de la industria y ellos son parte de ella, no deberían estar en contra.

¿Cómo se puede poner en marcha un cambio como este sin Gobierno?

Hace falta Gobierno y responsables a los que acudir. Ahora no hay nadie a quién dirigirnos. Ni siquiera sabemos quién va a estar. ¿Se quedará el PP? ¿El Ministerio de Cultura será de Ciudadanos? ¿Van a seguir la misma política? Por eso decimos que no podemos depender del dinero del Estado y tenemos que salirnos de los presupuestos. No podemos vivir así.

Usted también ha dicho que “el cine y la televisión están pagando los excesos del fútbol español”.

La televisión de pago en España se nutre de aficionados de fútbol, pero nosotros nos hemos visto obligados a apretarnos el cinturón, hemos pasado de un presupuesto de 3 millones de media por película a 1,8. Me pregunto qué clubes de fútbol se han apretado el cinturón. Ninguno. Gastan y no pagan. Y luego piden tanto por los derechos del cine y lo consiguen. No nos queremos enfrentar al fútbol ni a su espectador, pero decimos que deberían repensar los precios.

Este año no le he escuchado quejarse del IVA en la rueda de prensa de FAPAE.

Nosotros hemos machacado mucho con el tema IVA y eso cuando haya un gobierno sea del signo que sea, se bajará.

Y las nuevas ayudas… porque estamos a finales de abril y siguen sin salir, los productores se quejan.

Esta semana saldrán, me dijeron. Ya está todo bendecido por la asesoría jurídica y ya tendrían que llegar, pero claro que este retraso afecta directamente a los productores.

¿Cree que el nuevo modelo favorece a las cadenas de televisión, especialmente a Antena 3 y Telecinco?

Hay muy poco dinero, y eso perjudica más a las películas de autor, porque el presupuesto son 20 millones de euros para las grandes, que no es suficiente, y 10 para las medianas y pequeñas, y tampoco lo es. Estamos atados de pies y manos. El sistemas es mejor, por ejemplo Gerardo Herrero está en contra, y lo entiendo porque va en contra de su forma de hacer cine. Él hasta ahora hacía seis filmes al año y con esta cantidad nadie va a poder hacer ese número de películas, por eso está en contra. Pero no porque sea peor. Hay que ver cómo circula e ir ajustando, pero mejor que cobrar dos años después. A mí todo lo que sea seguridad jurídica me parece perfecto.

¿Cómo se puede atacar otro problema de nuestro cine, la falta de promoción si no vas con una de esas cadenas?

Hay hay un problema con TVE. Ellos dicen que no pueden hacer promoción, pero según Mediaset sí que pueden y no quieren. Yo creo que eso que habría que liberarlo, para que todos puedan actuar en libertad de condiciones.