a por la palma de oro

Pedro Almodóvar se enfrenta a sus demonios en Cannes

El director compite por quinta vez en el certamen con 'Julieta' contra viejos conocidos con los que ya perdió en otras ediciones.

Pedro Almodóvar en pleno rodaje de Julieta.

Pedro Almodóvar en pleno rodaje de Julieta.

  1. Festival de Cannes
  2. Pedro Almodóvar
  3. Cine español
  4. Cannes
  5. Directores de cine
  6. Películas
  7. Premios de cine
  8. Festivales de cine
  9. Francia

Almodóvar necesitaba un chute de optimismo. El estreno de Julieta, su mejor filme desde Volver, se vio rodeado de polémica por su aparición, junto a su hermano Agustín, en los Papeles de Panamá como propietarios de una cuenta 'offshore'. A pesar de las excelentes críticas la película entró a medio gas en la taquilla española, con la mejor media de la cartelera, pero lejos de sus anteriores obras. Ha tenido que llegar el Festival de Cannes para tranquilizar los ánimos. El certamen más prestigioso del mundo ha vuelto ha seleccionar al director para competir por una Palma de Oro que se le resiste y para la que se enfrentará a viejos conocidos.

Es la primera parada internacional de una película que dará que hablar en la próxima temporada de premios y un buen trampolín antes de afrontar su estreno en Francia e Italia. El prestigio de Almodóvar fuera de nuestras fronteras se traduce en que la taquilla de cada uno de sus títulos es más alta en el extranjero que en España. Volver amasó más de 70 millones de euros y La piel que habitó superó los 25, una cantidad enorme para filmes que en muchos mercados no se doblan.

Con Julieta ya son cinco veces las que ha optado a la Palma de Oro. Nunca la ha conseguido. Dos veces se ha quedado cerca. En esta nueva intentona el manchego se enfrentará a todos sus demonios, ya que en la Sección Oficial de este año se encuentran los realizadores que en anteriores ocasiones le robaron el premio gordo.

Año 1999. Pedro Almodóvar entraba por primera vez a concurso en Cannes con Todo sobre mi madre. La crítica se rindió a sus pies. Era la mejor película del manchego hasta el momento y mostraba un dominio de la puesta en escena apabullante. Desde su primera proyección sonaba a Palma. Pero el jurado no pensó lo mismo. Le dieron el galardón al Mejor Director, pero el premio gordo fue para Rosetta, de los hermanos Dardenne. ¿Quiénes compiten este año contra Julieta? Sí, ellos, los hermanos belgas que buscan su tercera victoria.

En 1999 era el gran favorito por 'Todo sobre mi madre'. El premio fue para los hermanos Dardenne por 'Rosetta'. Este año volverán a competir en Cannes

Ese mismo año el Gran Premio del Jurado iba para L'Humanité, de Bruno Dumont, director francés que, casualidades de la vida, también estará este año en la Croisette. Todos los enemigos de Almodóvar juntos y concentrados. La versión de autor de Los vengadores. Pero el principal villano no compite, está dentro del jurado. En aquel 1999, dentro de los miembros que decidieron dejar compuesto y sin palma al realizador estaba George Miller (Mad Max: Furia en la carretera). Han pasado 17 años desde aquello, pero Miller es, en esta edición, el presidente del jurado que decidirá el destino de Julieta.

'Volver' a perder

Segundo asalto. Año 2006. Almodóvar había inaugurado Cannes dos años antes con La mala educación. Había tachado de su lista otra de las metas de cualquier realizador: dar el pistoletazo de salida al festival entre los festivales. Lo hizo, además, fuera de concurso. Sin los nervios de tener que ser valorado y sometido al fallo del jurado. Tocaba volver a competir. Lo hacía con uno de sus filmes más entrañables. La crítica fue unánime. Era uno de los mejores títulos del manchego. La Sección Oficial terminó con tres favoritos: Guillermo del Toro, por El laberinto del fauno; Alejandro González Iñárritu, por Babel; y Almodóvar, por Volver.

Resultado: Del Toro se fue de vacío, Iñárritu con el premio al Mejor director y Pedro con el de Mejor Guion y el de Mejor actriz para todo el elenco femenino. Dos menciones, pero ninguna de las importantes. El ganador no entraba dentro de lo previsto. Ken Loach, que había rondado la Palma de Oro en muchas ocasiones, fue el elegido por el jurado, que dejó a todos con la boca abierta al destacar El viento que agita la cebada como el mejor filme.

Fotograma de Volver,  Mejor guion en Cannes.

Fotograma de Volver, Mejor guion en Cannes. El Deseo

¿Para quién fue el Gran Premio del Jurado? De nuevo para Bruno Dumont, una de las bestias negras de Almodóvar. ¿Y el tercero en importancia, el Premio del Jurado? Para la británica Andrea Arnold, por Red Road. ¿Y quién es una de las pocas mujeres que está este año en liza por la Palma? Efectivamente, Arnold con American Honey, protagonizada por Shia Labeouf.

El mismo premio que se llevó en 2009 con Fish Tank y que compartió con Park Chan-Wook por Thirst, que también vuelve a Cannes con The handmaiden. Aquel año también competía Pedro Almodóvar con Los abrazos rotos. Aquella vez no estaba entre los favoritos y se fue de vacío. Otro de los premiados, Brillante Mendoza, está entre los rivales con los que se volverá a ver las caras esta edición. Clásicos de Cannes que se reencuentran en una cita cinéfila que tiene mucho de revancha. Ha pasado demasiado tiempo desde que Viridiana consiguiera la única Palma de Oro que ha ganado un director español, alguien tiene que seguir la estela de Luis Buñuel.