Premios Goya

Lorca en la noche del cine español

El sábado se celebraron los Premios Goya, y si algo demostró la gala y las películas que allí acudían a la partida, es que la narrativa de un país es un buen diagnóstico de su salud (mucho más que cualquier encuesta) y se mostró que, a pesar de los pesares, la salud de nuestra imaginación y nuestra conciencia es fuerte.

Inma Cuesta en La novia

Inma Cuesta en La novia Jorge Fuembuena

La película que ayer ofrecimos y representamos, nuestra novia lorquiana, se quedó a las puertas. El propio Lorca, cuando estrenó su Retablo de las mariposas al finalizar exclamó “¡qué maravilla de fracaso!”. Así fue.

Todos los cines son posibles, todos los cines son necesarios. Ayer todos demostramos que podemos hacerlo. Sabemos hacerlo

Hay un verso del poeta que dice “que debajo de las multiplicaciones hay una gota de sangre de marinero (…) un río que viene cantando por los dormitorios de los arrabales…” Por eso, a propósito de los Goya, fue un buen momento para recordar, como dijo el presidente de la Academia, que: “ El cine sí es cultura…”. Hay que mirar debajo de las multiplicaciones. Hay que escuchar a la multitud de voces que vienen cantando.

El equipo de La novia seguimos pensando que merecía la pena alejarse de la dulce geometría aprendida en busca de esa raíz que todos conocemos y todos ignoramos… Por eso quiero resaltar que todos los cines son posibles, todos los cines son necesarios. Ayer todos demostramos que podemos hacerlo. Sabemos hacerlo. Ayer éramos muchos narradores y narradoras explorando diferentes territorios.

Inma Cuesta en una imagen de La novia

Inma Cuesta en una imagen de La novia Betta Pictures

Todos honestos. Muchos audaces… Cabemos todos, todos los relatos, todos los puntos de vista… todos los códigos éticos y estéticos. Pero… un único pero: seamos valientes. Porque vienen tiempos complejos en los que se corre el peligro de quedarnos solo con relatos fórmula que empequeñecen nuestra experiencia, nuestros sueños y nuestra identidad.

Es delicado hablar de cultura cuando a tanta gente le falta el techo y la comida. Lorca decía que una cosa es la cultura, y otra la luz, y hoy necesitamos luz

Es delicado hablar de cultura cuando a tanta gente le falta el techo y la comida. Lorca decía que una cosa es la cultura, y otra la luz, y hoy necesitamos luz. Él creía que con cada obra de teatro, canción, poema, película… se construía un momento de luz… un acto de amor… de solidaridad: “que es belleza… y es serenidad y es dignidad y es pasión….” Y todos la merecemos.