Cine

Hollywood, una industria que ningunea a las mujeres

Un estudio revela que el sexo femenino ocupa sólo un 19% de los trabajo desarrollados detrás de las cámaras.

Sam Taylor Johnson, directora de Cincuenta sombras de Grey.

Sam Taylor Johnson, directora de Cincuenta sombras de Grey. Getty Images

  1. Hollywood
  2. Jennifer Lawrence
  3. Directores de cine
  4. Películas
  5. Mujeres

En 2015, las mujeres ocuparon sólo un 19% de los trabajos que se desarrollan detrás de las cámaras en Hollywood. Esto incluye las labores de dirección, producción, guión, fotografía y edición. Los datos son de un informe del Centro para el Estudio de las Mujeres en el Cine y la Televisión de la Universidad de San Diego, que analizó las 250 películas más taquilleras del año. Los datos suponen un incremento de un 2% frente a los números de 2014 pero apenas logran igualar los de 2001, el año con el porcentaje más alto desde que empezó el estudio, en 1998.

Entre las mujeres que ocupan puestos de trabajo, sólo un 9% lo hace en dirección. Otro de los puestos con menos representantes del sexo femenino es el de guionista, con tan sólo un 11% de mujeres. La mayoría trabaja en producción (26%), en edición (22%) y producción ejecutiva (20%). Los puestos de dirección reflejan una subida de dos puntos frente a los datos de 2014.

Es muy fácil dejarse engañar, nombrar a unas pocas mujeres que son directoras de cine y luego asumir que todo está bien y que las cosas han cambiado

Visto de otra perspectiva, el resultado es que un 91% de las 250 películas más taquilleras de 2015 tenían un director masculino. Esto pese a que dos de las más taquilleras del año: Cincuenta sombras de Grey, con una recaudación de 570 millones de dólares a nivel mundial, y Dando la nota, con 287 millones, han sido dirigidas por mujeres: Sam Taylor-Johnson y Elizabeth Banks.

"Es muy fácil dejarse engañar, nombrar a unas pocas mujeres que son directoras de cine y luego asumir que todo está bien y que las cosas han cambiado. Por eso creo que es importante contar el número de mujeres que trabajan en el cine. Y espero que esto acerque el discurso a la realidad", señaló Martha Lauzen, la responsable del estudio, en declaraciones a The Hollywood Reporter.

Ellas trabajan más en comedias y documentales  y menos en películas de acción y de terror

En el último año más de un tercio de estos filmes (33%) no emplearon a ninguna mujer en los puestos analizados. Un 36% tenía entre 4 y 5 mujeres, un 10% de 6 a 9 y sólo un 1% empleó 10 u 11. La estadística es inversa, cuando se analizan los números de los trabajadores del sexo masculino: sólo un 1% de las películas emplearon un hombre o ninguno en los roles referidos.

Las diferencias son notables también cuando se analiza el tipo de película que más acoge a mujeres. Ellas trabajan más en comedias (34%) y documentales (36%) y menos en películas de acción (9%) y de terror (11%).

Las películas extranjeras no se incluyeron en el estudio y, por primera vez desde que se publica, se amplió el espectro de análisis. En un apartado se examinaron las 500 películas más taquilleras del año. Las diferencias de porcentaje son muy pequeñas. Dentro de este grupo de películas, que incluye a producciones independientes y documentales, la representación femenina asciende al 21%.

Los números sí cambian cuando una película la dirige una mujer. En esos casos, un 53% de los guionistas eran mujeres, un 32% eran editoras y un 12% directoras de fotografía. "En los últimos dos años, se habló mucho de 'preferencias inconscientes' pero no me gusta ese término. Creo que debería hablarse de 'preferencias subconscientes'. Las personas tienden a trabajar con gente parecida a sí misma y creo que, en parte, eso está pasando aquí”, analizó la investigadora.

Mismas oportunidades, mismo dinero

En octubre del año pasado, Jennifer Lawrence provocó un importante revuelo al escribir un ensayo mostrando su enfado por las diferencias salariales entre actores y actrices. Tras el hackeo de las cuentas de Sony, que desveló cuánto ganaban los intérpretes masculinos y femeninos, Lawrence explotó: "No estoy furiosa con Sony, lo estoy conmigo misma, porque he fracasado como negociadora. Desistí demasiado pronto".

Jennifer Lawrence en su más reciente película, Joy.

Jennifer Lawrence en su más reciente película, Joy.

La actriz declaró entonces que, detrás de su escasa capacidad para negociar, estaba el hecho de no querer que la consideraran demasiado agresiva. "Mentiría si dijera que no estaba intentando agradar y que eso no influyó en mi decisión. En el momento me parecía buena idea. Hasta que vi las hojas de pagos de mis compañeros en internet y me di cuenta de que ellos no se preocupaban por que les tacharan de difíciles o caprichosos".

En su día, actrices como Julia Roberts y Geena Davis aplaudieron la iniciativa de Lawrence. "Es demasiado pronto para decir que Hollywood está tratando mejor a las mujeres", dijo Davis. Julia Roberts se mostró orgullosa de la acción de la actriz: "Me encanta que se haga escuchar y que esté agitando las cosas".