entre el 18 y el 31 de agosto

Madrid cierra su Museo de Historia por no renovar a tiempo al personal

El contrato de los vigilantes de los accesos y los guías habría finalizado el 17 de agosto y la nueva adjudicación estaría prevista para noviembre.

Puerta del Hospicio del Museo de Historia.

Puerta del Hospicio del Museo de Historia. CC

  1. Museos
  2. Madrid
  3. Historia

El Museo de Historia de Madrid va a permanecer cerrado entre el 18 y el 31 de agosto porque el contrato del personal de atención al público finalizó sin que el Consistorio encontrase una forma de renovarlo. Así lo ha confirmado hoy el Ayuntamiento después de que Comisiones Obreras haya dado la voz de alarma por el cierre del museo municipal, que se ha producido -añade- sin previo aviso y sin que la concejalía de Cultura, dirigida por Celia Mayer, haya informado de los motivos de la clausura al sindicado.

Según explica el sindicato, el contrato del servicio que afectaba a los vigilantes de los accesos y a los guías habría finalizado el 17 de agosto y la nueva adjudicación estaría prevista para noviembre, por lo que el Ayuntamiento cubriría la falta de trabajadores en los meses de septiembre y octubre con un contrato menor, sin necesidad de publicidad.

Una "política de parcheo" criticada por Comisiones Obreras, que también ha censurado la "mala" previsión del equipo municipal y que el Consistorio haya dedicado el dinero no gastado, 344 millones de euros de remanente de tesorería, en amortizar la deuda y no en renovar al personal "insuficiente" en el área de Cultura.

CCOO ha criticado la mala previsión del equipo municipal y que el Consistorio haya dedicado el dinero no gastado, 344 millones de euros, en amortizar la deuda y no en renovar al personal 

El Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid) ha confirmado el motivo del cierre, que achaca a que la empresa adjudicataria rehusó prorrogar el contrato, según han traslado fuentes municipales a Efe. Ante la falta de personal que no podía trasladarse de otros centros y las vacaciones estivales del funcionariado se decidió el cierre, añaden.

El Consistorio madrileño niega falta de planificación y señala que el procedimiento abierto para continuar con el servicio comenzó a prepararse en noviembre del año pasado. Además, el Ayuntamiento subraya que es un contrato "complejo" que abarca a todos los museos municipales y que se ha retrasado al producirse "diversos cambios normativos" durante su tramitación, que ya está en fase de licitación.