Fotoperiodismo y denuncia

James Natchwey, el fotógrafo más humano

Cuatro décadas de trabajo en zonas de guerra, campos de refugiados y zonas afectadas por catástrofes han convencido al jurado del Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

  1. Fotografía
  2. Fotoperiodismo
  3. Denuncias

El jurado del Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2016, que ha concedido el galardón al fotoperiodista James Nachtwey, ha resaltado la labor del fotógrafo de guerra como "lúcido testigo del sufrimiento humano".

El acta del jurado, presidido por el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, destaca que el fotoperiodista estadounidenses es "uno de los mejores reporteros gráficos de guerra de las últimas décadas".El jurado alaba el compromiso profesional que ha llevado a este reportero de guerra a cubrir una treintena de conflictos bélicos y crisis humanitarias "sin abdicar de los principios éticos del informador ni maquillar el dictamen de la cámara"."Como lúcido testigo del sufrimiento humano, su magisterio se prolonga a varias generaciones de fotoperiodistas de todo el mundo", añade el acta.La candidatura de Nachtwey (Siracusa, Nueva York, 1948), que fue propuesta por el vicedecano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, Jordi Rodríguez Virgili, se ha impuesto a otras como las del guionista estadounidense Aaron Sorkin, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México) o el biólogo y especialista en evolución Francisco José Ayala.Dos veces ganador del World Press Photo (1992 y 1994) y cinco Medallas de Oro Robert Capa (1992, 1993, 1998, 2001 y 2008), entre otros galardones, Nachtwey es uno de los más reputados fotoperiodistas y reporteros de guerra en activo del panorama periodístico mundial.Al igual que los otros siete premios que concede la Fundación Princesa de Asturias, el galardón, que será entregado durante una ceremonia en el Teatro Campoamor de Oviedo el próximo mes de octubre, está dotado con la reproducción de una escultura diseñada por Joan Miró y 50.000 euros.