Ai Weiwei

Ai Weiwei planta a Dinamarca

El artista chino decide cerrar una exposición en Copenhague y retirar una obra suya del museo de Aros por la reforma contra los inmigrantes.

El propietario de la Fundación Faurschou, Jens Faurschou, en su galería de Copenhague.

El propietario de la Fundación Faurschou, Jens Faurschou, en su galería de Copenhague.

  1. Ai Weiwei
  2. Crisis refugiados
  3. Dinamarca
  4. Museos
  5. Exposiciones
  6. Inmigración ilegal
  7. Refugiados

El artista y activista chino Ai Weiwei decidió hoy cerrar una exposición en Copenhague y retirar una obra suya del museo de Aros, en el oeste del país, en protesta por las nuevas leyes de asilo danesas, que permitirán, entre otras cosas, la confiscación de bienes de los refugiados. La medida es compartida por otros estados como Suiza y Alemania. Esta reforma aprobada por el Parlamento danés pretende costear de esta manera la estancia de los migrantes en su paso por sus fronteras.

La Faurschou Foundation de la capital danesa anunció el cierre de la muestra a través de un comunicado, donde se constata que sus responsables comparten la decisión del artista: "Ai Weiwei ha decidido cerrar su exposición 'Ruptures', decisión que lamentamos y respaldamos, puesto que el Parlamento danés ha elegido colocarse al frente de políticas simbólicas e inhumanas ante la mayor crisis humanitaria de la actualidad, en Europa y en Oriente Medio".

El cierre de esta muestra sigue al anuncio difundido por el artista en su cuenta de la red social Instagram, en relación a la retirada de una obra suya expuesta en el museo de Aros, al oeste de Dinamarca. En su mensaje, difundido por la dirección del museo, Ai dice estar "muy sorprendido" por la medida.

"Como resultado de esta lamentable decisión tendré que retirarme de vuestra exposición para expresar mi protesta contra la decisión del Gobierno danés", escribe el artista, que había cedido una figura humana de doce metros hecha de bambú y bautizada "Yu Yi" para la muestra "Una nueva dinastía. Hecho en China". Situado en la localidad de Aarhus, la segunda en población de Dinamarca, Aros es uno de los principales museos de arte contemporáneo daneses.