DESCUBRIMIENTO HISTÓRICO

El galeón español San José vuelve del abismo del olvido

La embarcación, hundida en 1708, cargaba 11 millones de monedas de oro, plata de Perú y piedras preciosas.

Fue el presidente Juan Manuel Santos el que anunció el hallazgo.

Fue el presidente Juan Manuel Santos el que anunció el hallazgo.

  1. Arqueología
  2. Restos arqueológicos
  3. Colombia
  4. Hallazgos arqueológicos
  5. Yacimientos arqueológicos
  6. Naufragios
  7. Portland

Como Pierre Aronnax cuando el capitán Nemo le mostró los restos de la flota española hundida frente a la bahía de Vigo en "20.000 leguas de viaje submarino", los restos del galeón San José fueron presentados este sábado ante un pequeño grupo de privilegiados 307 años después de ser hundido por navíos ingleses.

El buque apenas había iniciado aquel 8 de junio de 1708 un largo viaje que debía llevarle hasta España desde la ciudad de Cartagena de Indias. A bordo, un suculento tesoro estimado en unos 5.000 millones de dólares en oro, plata y piedras preciosas que había recogido en Nueva Granada y Perú. Demasiado sustancioso para la ambición británica que seis años antes se había cobrado una notoria victoria en Rande que regó la bahía de Vigo con las riquezas que traían en la "Carrera de las Indias".

Desde entonces centenares de investigadores, cazatesoros y el mismo Gabriel García Márquez se han obsesionado con ese tesoro y han intentado localizarlo, pero parecía que el San José esquivaba mejor sus rádares que las balas de cañón. El pasado 27 de noviembre, tras varios años de búsqueda, un equipo del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), en coordinación con el Ministerio de Cultura y la Armada lo encontraron finalmente.

Para llegar hasta el San José fueron necesarias duras investigaciones de paleometeorología y analizar cómo eran los vientos, las mareas y los movimientos de las aguas en la fecha en que se hundió el San José, según explicó hoy en una rueda de prensa el director del ICANH, Ernesto Montenegro. Con todos esos datos y lo más avanzado en tecnología de prospección marina los expertos encontraron en el rádar varios pecios -uno de los cuales resultó el San José- en un punto no determinado cercano a la costa de Cartagena de Indias.

En las labores de investigación colaboraron ingenieros marinos, oceanógrafos, expertos en prospección marítima y arqueólogos que consiguieron tomar las primeras fotos al San José. Esas imágenes muestran algunos de los 60 cañones que portaba el galeón, forjados en bronce especialmente para un buque que debía ser el orgullo de la Armada. Además, los investigadores del ICANH han conseguido encontrar vasijas, elementos de vidrio e incluso el mango de una espada lista para el combate."La cantidad de cañones y el tipo de materiales no dejan ninguna duda al respecto de la identidad del yacimiento arqueológico", aseveró Montenegro.

Actualmente, las labores de rescate del San José se encuentran en su primera fase, lo que implica una identificación y localización precisa. Posteriormente se iniciaron estudios de suelo para poder planificar el proceso que sigue. Sin embargo los detalles precisos no fueron facilitados, presumiblemente ante el temor de los expoliadores.Para conseguir completar el trabajo, el Gobierno colombiano invocó una alianza público-privada, "una de las alternativas para financiar este tipo de procedimientos que son enormemente costosos", según confesó la ministra de Cultura, Mariana Garcés. "Fueron los criterios, ante todo científicos, desde el punto de vista de preservación del patrimonio y no simplemente monetarios" los que impulsaron el proyecto, completó el presidente, Juan Manuel Santos. Por ello recurrieron a "un proceso con una base científica adecuada" y se desecharon a cazatesoros.

Acompañando a los arqueólogos estarán expertos universitarios que harán un seguimiento de todo el proceso para que vigilen que todo lo que se hace en el mar sea con rigurosidad. Además, serán invitadas para colaborar instituciones internacionales como el Instituto Smithsonian y países expertos en la materia como Noruega. El final del San José, lejos de Sevilla, será un museo construido especialmente para él en la ciudad de Cartagena de Indias, una de las ciudades más turísticas del continente suramericano.

Evasivos ante las preguntas de este diario, los expertos que acudieron a la rueda de prensa no detallaron si podría producirse una reclamación española similar a la del Nuestra Señora de las Mercedes. "Soy arqueólogo, no abogado", dijo Montenegro. En el año 2011 un tribunal estadounidense declaró el galeón propiedad del Estado colombiano tras una solicitud de la compañía Sea Search Armada.

Sea como fuere, la investigación en aguas colombianas determinará qué quedó tras el ataque de 1708 en el que el buque británico Expedition, acompañado por el Kingston, el Portland y el Vulture cerraron su ciclo de ataques por las islas del Rosario con el ataque a la flota española al mando de José Fernández Santillán. Una leve victoria sintomática del cambio de sino que se avecinaba a uno y otro lado del continente.

"Es tal vez el hallazgo más importante y se han podido encontrar no solo este sino varios naufragios en nuestro lecho marino", concluyó Santos. "Pues bien, señor Aronnax, estamos en la bahía de Cartagena, y sólo de usted depende que pueda conocer sus secretos", podía haber agregado al estilo del capitán Nemo.