Arqueología

El pasado de los creadores de Stonehenge sale a la luz

Una "casa ecológica", encontrada a un kilómetro de la zona, puede dar la clave de los antepasados de los constructores del monumento.

El impresionante monumento.

El impresionante monumento.

Es un hallazgo sin precedente en el área cercana al Stonehenge. Una casa de la edad de la piedra, a cerca de un kilómetro del histórico monumento, fue descubierta por un equipo de investigadores, liderado por David Jacques, director del Proyecto de Arqueología de la Universidad de Buckingham. Se trata del asentamiento humano más antiguo encontrado en la zona. El hallazgo puede rescribir la historia británica, una vez que, hasta ahora, se creía que las familias del Mesolítico vivían siempre como nómadas.

El equipo apellidó la estructura de "casa ecológica", por la manera como está construida. Sus constructores utilizaron las raíces de un árbol gigante caído, de casi nueve metros, para construir la pared de su casa. Ésta fue reforzada con piedras, que usaron también para tapar el agujero de más de tres metros dejado por el árbol. El techo era de pieles de animales.

“Otra de las cosas que nos indica que nuestros antepasados eran “amigos del medio ambiente” es la presencia de grandes rocas cerca de la pared de la casa, calentadas por una hoguera y utilizadas como calefactores, para conservar el calor junto a las habitaciones, en vez de mantener una hoguera encendida durante toda la noche”, dice la nota de prensa de la universidad.

Entender los antepasados

Los arqueólogos creen que ésta es un área clave para entender las primeras personas que han vivido en el Reino Unido, porque se han encontrado pruebas de ocupación continua durante 3.000 años, desde el 7.600 AC, hasta el 4.246 AC. Los expertos creen que los que hayan vivido en esa casa pueden ser los antepasados de los constructores del Stonehenge. Se han encontrado piezas de hueso, láminas hechas de piedra, utilizadas para construir flechas, y herramientas de corte, lo que indica que los primeros habitantes de la zona serían cazadores.

La temperatura primaveral del enclave, en un momento en que el resto del Reino Unido aún estaba saliendo del deshielo, puede explicar su ocupación continua. Al lado crecían una gran variedad de plantas que las familias del Mesolítico utilizaron para trabajar, comer y otras con propósitos medicinales.

Túnel peligroso

“Es un área clave para entender los inicios del Reino Unido. Es la única zona mesolítica continuamente ocupada en Europa occidental, y creemos que la casa ecológica es la vivienda tipo de los primeros británicos. Hay algo en el Blick Mead, la cuna del Stonehenge, que atrajo a varias generaciones a asentarse allí. Estas personas se han adaptado a la naturaleza de una manera sofisticada e intuitiva. Esto contrasta con nuestro Gobierno del siglo XXI, que espera que la naturaleza y la historia se adapten a nuestra necesidad de construir un túnel en este sitio”, explica David Jacques, en el comunicado de prensa.

La critica del arqueólogo va dirigida a un túnel de la autopista A303, de cerca de tres kilómetros, que está proyectado para escasos 20 metros del hallazgo y que podría poner en peligro algunos secretos del Stonehenge aún sin desvelar.