E.E.

La actriz Terele Pávez , de 78 años, ha muerto en el Hospital de La Paz de Madrid a causa de un derrame cerebral.

Natural de Bilbao (1939), se caracterizó por ser una prolífica actriz en numerosos papeles temperamentales. Atesoraba una extensa carrera como actriz de teatro, televisión y de cine, donde debutó siendo una niña en la película 'Novio a la vista' de Luis García Berlanga.

En 2014 ganó el premio Goya a la mejor actriz de reparto por su papel en 'Las brujas de Zagarramurdi', dirigida por Álex de la Iglesia, el cineasta con el que trabajó en más ocasiones, incluida su última aparición en la gran pantalla, 'El bar', la última película del director vasco y estrenada este 2017.

Hija del diputado de la CEDA durante la Segunda República Ramón Ruiz Alonso y de Magdalena Penella, que provenía de un linaje de artistas, Terele Pávez era la menor de las tres hijas actrices que tuvo el matrimonio, aunque cada una utilizó un apellido artístico diferente. Su hermana Emma Penella falleció en 2007, mientras Elisa Montés, madre de la también actriz Emma Ozores, tiene 82 años y se retiró del mundo de las cámaras.

Una secundaria de lujo

Reconocida como una de las más grandes intérpretes españolas de reparto, lo que siempre se llamó secundarias, dejó su huella en papeles como su Mauricia en "Fortunata y Jacinta" (1969), de Angelino Fons, su "Celestina" (Gerardo Vega, 1996) o la Régula, de "Los santos inocentes" (1984), de Mario Camus.

Debutó en el cine con 12 años, en la película de Luis García Berlanga "Novio a la vista", y desde entonces su carrera estuvo marcada por la falta de continuidad, con períodos de alejamiento de las pantallas y regresos con papeles importantes.

En los últimos tiempos, se había convertido en una actriz fija de las películas de Álex de la Iglesia, en "El bar" (2017), "Mi gran noche" (2015) y, antes de "Las brujas...", en "Balada triste de trompeta" (2010), "La comunidad" (2000) o "El día de la bestia" (1995).

"Álex contactó conmigo en un momento en el que yo no trabajaba y nos caímos bien desde el principio: los dos somos zurdos y de Bilbao y tenemos sentido del humor. Siempre ha sido muy tierno conmigo, pero también es respetuoso con todo el mundo, algo que me gusta, eso es amor para mí", remarcó en una entrevista con Efe en octubre de 2016.

Entre las condolencias tras su fallecimiento, Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, ha declarado que "perdemos a una de las grandes de la escena" y ha enviado sus "condolencias a sus familiares y amigos", antes de despedirse de ella "Hasta siempre".

Terele Pávez, actriz de gran tradición familiar, con cerca de cien títulos en su filmografía para cine y televisión, también destacó en la escena y una de sus últimas interpretaciones fue en "¡Mamáááá!" (2010).

La intérprete, que se denominaba "una jubilada con pensión", no escondía que siempre había sido una mujer de izquierdas, una "zurda arreglada", porque de pequeña no le dejaban escribir con su mano izquierda y le enseñaron a coger el lápiz con la derecha, lo que para ella fue algo muy duro. "Me salvó el ballet", decía.