Lucha Antipiratería

Chris Ruen: “Para frenar la piratería tiene que haber sanciones contra los usuarios”

El gurú de la lucha por los derechos de los autores en internet presenta su libro #Gorrones y analiza las claves del problema.

Chris Ruen, el autor de Gorrones

Chris Ruen, el autor de Gorrones

  1. Piratería
  2. Propiedad intelectual
  3. Internet
  4. Derechos de autor
  5. Literatura
  6. Piratas informáticos
  7. Telecomunicaciones
  8. Entrevistas

Chris Ruen se ha convertido, con tan sólo 35 años, en el gurú antipiratería. El líder que los artistas y las entidades gestoras de derechos han encumbrado por su discurso en favor de los creadores y en contra de los usuarios de internet. Su argumento es que si no hacemos algo de forma contundente no sólo se empobrecerán los artistas y las multinacionales, sino todo el sistema cultural. Tras escribir sus argumentos en medios como The New York Times y la portavocía de la Content Creators Coalition ha escrito un libro con un titulo lapidario: #Gorrones (Ediciones Quinto 20).

Ya en la primera pregunta deja claro que durante el proceso de escritura de su primera obra su posición respecto a estos temas se ha suavizado, y que ha entendido la necesidad de ser “más precavido” y de que la “gente se sume al debate”. Parece consciente de que algunos de los párrafos de #Gorrones escocerán a muchos. Como muestra sirven las siguientes líneas:

“Los argumentos de activistas y blogueros como Cory Doctorow o Mike Masnick a favor de permitir la distribución masiva de contenidos sin autorización empezaron a parecerse mucho a los utilizados para iniciar la segunda guerra de Irak”.

Ruen ha acudido a España a presentar su libro, y ha acudido a un acto organizado por La coalición de creadores en el que se ha debatido sobre la piratería y donde ha atendido a EL ESPAÑOL. El autor asegura que él tambien pirateaba música, pero que hablando con bandas de Brooklyn entendió que esto estaba poniendo en peligro a toda la comunidad artística. Fruto de esas conversaciones salió esta obra.

El título del libro es claro: Gorrones. ¿Está llamándoselo a los usuarios de internet?

Bueno, es complicado, porque el título original es Freeloading, que es una palabra que uso que es muy específica y que viene de Free Downloading, pero entendiendo gorrón como alguien que se beneficia de la generosidad de otro sin ofrecer nada a cambio, la respuesta sería sí.

¿Cree entonces que se debe actuar contra el usuario de internet?

Sí, hay que actuar en contra del usuario. Es irreal que no haya sanciones para las personas. Está claro que no se soluciona el problema más importante, pero debe haber sanciones pequeñas, como las multas de velocidad o por aparcar mal. En EEUU tenemos el '3 strike system', en el que se hacen dos avisos con multas pequeñas antes de poner una gran sanción.

Es irreal que no haya sanciones para las personas. Está claro que no se soluciona el problema más importante, pero debe haber sanciones pequeñas para ellos

Además, los grandes juicios que ha habido en contra de usuarios a los que se les pedía una gran cantidad de dinero son perjudiciales en términos de publicidad y de cara a los medios, un desastre. Ahora bien, si ves las estadísticas de esos años, los beneficios de la música se recuperaron, no sé si debido a ello, pero… funcionan porque la gente estaba asustada.

¿Qué opina de los movimientos por la cultura libre?

Creo que los ideales de este movimiento tienen mucha culpa de que la piratería sea actualmente tan popular, porque el término 'cultura libre' suena muy guay, como algo positivo, pero cuando miras detrás ves que lo que hay es que los autores no reciben dinero por su trabajo. Encima cuando alguien quier hacer algo al respecto se le acusa de estar en contra de la cultura libre. Se utiliza mucho políticamente y creo que es un concepto muy cínico, aunque hay áreas donde comparto su idea, creo que debería haber muchos más trabajos de dominio público y reducir los años del copyright de las obras.

Los ideales de los movimientos por la cultura libre tienen mucha culpa de que la piratería sea actualmente tan popular

¿Conoce la Ley Sinde? (Chris duda al respecto y se le explica su parecido con la SOPA y el hecho de que una comisión del Ministerio de Cultura pueda cerrar sitios web)

Guau... Te voy a dar mi opinión sobre la SOPA y creo que esto responderá a tu pregunta. Ahí los casos llegan a los jueces desde el gobierno o por las entidades de protección de derechos de autor. Lo que dice esta ley es que compartir links en una web es algo muy serio, y creo que es muy difícil que eso sea usado por las autoridades para censurar y recortar la libertad de expresión. Eso es un ataque muy cínico, pero también sé que hay que ser muy cuidadoso cerrando webs. Así que creo que debe ser un departamento de justicia el que decida cuáles se tienen que cerrar. Imagínate que hacen algo mal, sería culpa de esa comisión del gobierno. Sería muy perjudicial, los otros partidos les acusarían de ello y de censura. No creo que ocurriera, pero hay que protegerse de ello.

Esto de la comisión suena demasiado burocrático. De todas formas se habla mucho de que cerrar webs es una forma de censura, pero no conozco a ningún artista que esté a favor de la censura. Usando constantemente ese concepto estamos menospreciando verdaderos casos de censura real cuando pasan dentro de los gobiernos.

En España estamos sin formar Gobierno y sin nuevo Ministro de Cultura, ¿cuál sería la receta ideal contra la piratería para el nuevo responsable?

Pues como hemos dicho un sistema de tres avisos con pequeñas multas, advertir a las compañías de telecomunicaciones y hacer algo para reducir los derechos de copyright. Luego ya puedes elegir entre cerrar webs o usar programas de filtrado de contenido.

Usando constantemente la palabra 'censura' estamos menospreciando verdaderos casos de censura real

El problema es que hay muchos agujeros legales, porque si soy un artista, veo que tienes colgado mi contenido y te mando un aviso, coges y lo quitas, pero luego lo vuelven a poner. Se quitan 30 millones de links mensualmente, lo que puede hacer pensar que está funcioando, pero no es así porque rápidamente vuelven a estar online.