Ayuntamiento de Madrid

Carmena repone dos monumentos franquistas

El Ayuntamiento de Madrid echa marcha atrás hasta que tenga su protocolo de aplicación de la Ley de Memoria Histórica. Entonces podrá volver a quitarlos.

Monolito al alférez caído en La Plaza de Felipe IV Twitter de la fundación Francisco Franco

Monolito al alférez caído en La Plaza de Felipe IV Twitter de la fundación Francisco Franco

El Ayuntamiento de Madrid rectifica. En los próximos días va a reponer dos vestigios retirados el pasado uno de febrero, en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, pero sin tener en cuenta los procedimientos para hacerlos. “El consistorio toma esta medida al considerar que estos hitos se retiraron de su emplazamiento sin mediar el necesario acto administrativo”, ha explicado en comunicado el equipo de Manuela Carmena. Volverán a colocarse el monolito al Alférez Provisional en la plaza de Felipe IV y la lápida de José García Vara, en la calle Arrieta, 4.

Dos días después de aquella intervención, la alcaldesa aclaraba que para no repetir actuaciones de urgencia sin tener en cuenta los procesos administrativos crearán un protocolo de actuación en la aplicación de la Ley de Memoria Histórica. De hecho, se anuncia que se repondrán las piezas y que con el desarrollo de ese protocolo se podrán volver a quitar en los próximos meses.

Como informó este periódico, la retirada del monumento en un entorno BIC sin consultar a la Comunidad de Madrid es un fallo contra la Ley de Patrimonio Histórico en la aplicación de la Ley de Memoria Histórica. El equipo de Cristina Cifuentes amenazó con una denuncia que finalmente no se ejecutó y afeó a la alcaldesa más protección del Patrimonio, a pesar de tener pendiente la reforma de la ley con 8 artículos declarados inconstitucionales.

Reparar las prisas

La propia Celia Mayer, concejal de Cultura y Deportes, reconoció la urgencia por aplicar la Ley porque hay “un proceso judicial abierto contra la institución”. Y debe aplicar la norma, sea como sea. Esas prisas a las que se refería han obligado al Ayuntamiento a rebobinar para volver a empezar la película de la reparación de la Memoria Histórica.

Sin embargo, el Ayuntamiento justifica las actuaciones de urgencia que ha tenido porque “al no haberse aplicado la Ley de Memoria Histórica desde su aprobación, en el año 2007, en la ciudad de Madrid, no existen procedimientos ni normativa municipales de rango inferior a la ley, que son necesarios desarrollar para proceder a su aplicación”.

También recuerda que al tiempo realiza la elaboración del Plan Integral de Memoria de Madrid, “que se presentará en el mes de abril”. Es el mismo plazo que tenía la cátedra de Memoria Histórica de la Complutense de Madrid cuando decidió la semana pasada renunciar a mantener su contrato con el consistorio, por falta de transparencia y celeridad en las actuaciones políticas. “Este marco normativo, que se concluirá a la vez que el Plan, servirá para establecer criterios y procedimientos que faciliten la ejecución de las distintas actuaciones”.