Memoria Histórica

La cátedra de Memoria Histórica acusa a Carmena de “utilización precipitada”

Los historiadores renuncian al contrato que tenían con el consistorio en el asesoramiento de la aplicación de la ley.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante la comparecencia del miércoles.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante la comparecencia del miércoles. Efe

El Consejo Ejecutivo de la Cátedra de Memoria Histórica del siglo XX acuerda “renunciar a la firma de contrato alguno con el Ayuntamiento de Madrid para asesorarle en la elaboración del Plan Integral de Memoria, dada la incapacidad de la institución para garantizar las condiciones mínimas para el desarrollo de un trabajo profesional y sosegado, como requiere toda investigación científica”. De esta manera la Cátedra desaparece, en medio del proceso, del tablero de juego de la depuración del rastro franquista de las calles madrileñas.

La cátedra asegura que fue el Ayuntamiento quien incorporó los errores de Zorita y Pujol en la lista inicial

El área de la Universidad Complutense de Madrid tenía previsto entregar el informe detallado de todos los hitos a revisar el próximo 22 de abril. Sin embargo, han decidido dar un paso atrás y retirarse después de las declaraciones de la alcaldesa a raíz de una información desmentida, publicada por el periódico El País. Aseguran que Manuela Carmena, "sin cuestionar la información sobre la lista de calles a suprimir, descarga en la Cátedra la responsabilidad sobre los disparates que tal lista contiene, e indica que el Ayuntamiento no va aceptar tales cambios en el callejero de Madrid".

Esta crisis desatada por la información "sin contrastar" "suponen un punto final a nuestra capacidad de silencio y discreción". Han decidido reaccionar ante el "enorme daño que lo publicado produce en el prestigio institucional de la Universidad Complutense". Y ponen en marcha el ventilador de acusaciones.

Acusan al Ayuntamiento de “utilización precipitada” de los primeros avances del citado equipo de investigación

Aluden a las exigencias generadas por el primer movimiento de un Ayuntamiento para aplicar la Ley de Memoria Histórica y al exceso de prisa sobre este trabajo. De hecho, acusan al Ayuntamiento de “utilización precipitada” de los primeros avances del citado equipo de investigación. “En concreto, provocó numerosos malentendidos la publicación de una relación de 30 calles (en ella la Cátedra reconoció un error inicial, que rectificó inmediatamente, en la inclusión de la plaza de Juan Pujol) que el Equipo de Investigación iba a someter a una primera valoración”.

Informar sin contrastar

“Ni el diario El País ni los responsables del Ayuntamiento han pedido a este Consejo o a la directora de la cátedra confirmación sobre la lista de 256 nombres hoy anunciada como propuesta de esta cátedra. La directora de la cátedra y otros miembros de este Consejo Ejecutivo han intentado insistentemente, sin éxito, que el rectorado de la Universidad Complutense hiciera públicas las rectificaciones pertinentes reclamadas por la Cátedra”, aclaran los especialistas.

El grupo de investigadores de la CCMHSXX empezó, a finales de diciembre de 2015, a trabajar en el tema. "Desde el primer momento ha habido una gran presión mediática y se ha generado un exceso de especulaciones sobre este trabajo".

La cátedra aclara que el informe publicado por El País no ha sido redactado por los historiadores que la forman

Los errores de la lista inicial de las 30 calles partieron del consistorio como aclara la cátedra: “La presentación que de esa lista inicial realizó el consistorio incorporó otros errores, como el de atribuir al comandante Zorita el bombardeo de Guernica, de los que el equipo de investigación de la Cátedra no es responsable”.

De la misma manera, subrayan que sólo han emitido el citado documento con el listado de las 30 calles, junto con el informe técnico para su retirada. “Ningún otro informe, recomendación u otra cuestión ha sido redactada por la CCMHSXX. Solicitamos, por tanto, el necesario contraste entre lo que señala ese documento con lo aparecido en los medios de comunicación”.