Cayetana y Mara, la viuda e hija de Iván Fandiño.

Cayetana y Mara, la viuda e hija de Iván Fandiño.

Famosos UN MES DE LA MUERTE

El emotivo mensaje de la viuda de Iván Fandiño

José Ortega Cano, Jaime Ostos o Miguel Abellán son algunos de los diestros que se han acercado hasta la plaza de toros de Las Ventas para homenajear al diestro fallecido el pasado 17 de junio.

JALEOS

"Un mes sin ti y no sé como vivir, nada ni nadie nos podrá separar, mi principio y mi fin... ida y vuelta a la luna en pichirilo". Con estas palabras, publicadas en las redes sociales, Cayetana García, la viuda de Iván Fandiño, ha querido recordar a su marido fallecido durante una corrida el pasado 17 de junio.

Este no está siendo un año fácil para el mundo del toro y es que han sido varios los diestros que han perdido la vida en la plaza. En un homenaje de lo más especial, fueron muchos los compañeros de profesión que se dieron cita en la plaza de toros de Las Ventas, en Madrid, para la misa funeral en memoria de Iván Fandiño donde también se recordó a otros diestros que han perdido la vida este año como es el caso de Sebastián Palomo Linares o Gregorio Sánchez.

[Más información: Viuda de torero: el drama al que se enfrentan ellas cada tarde de toros]

Con el rostro muy serio se pudo ver entre los asistentes a 'El Fundi' (50), Gonzalo Caballero (26), Jaime Ostos (86) o Marí Ángeles Sanz entre muchos otros. De lo más afectado llegó Miguel Abellán (38) que, además, prefirió escuchar la misa desde el centro del ruedo alejado de la gran masa de compañeros y amigos que rodeaban al sacerdote. "Una lástima que en un día como hoy tengamos que despedir tanto a Iván Fandiño, que perdió la vida en Francia como a Gregorio y Sebastián Palomo, pero bueno, el toreo una vez más demuestra el amor que sentimos unos por los otros" comentó a su llegada.

Por su parte también 'El Fundi' tuvo unas palabras de lo más emotivas a su llegada a la plaza de toros y es que en momentos como estos, el mundo del toro se muestra más unido que nunca. "Las palabras son obvias, eran dos torerazos, aunque parezca una cosa ya un poco repetitiva pero cuando alguien cae en la arena se merece todo el respeto y todo el reconocimiento de sus compañeros".

Siempre muy cerca de la profesión, también José Ortega Cano (63) quiso estar presente en la misa funeral y es que a pesar de estar retirado de los ruedos, ha sentido muy de cerca la pérdida de los compañeros. Como no podía ser de otra forma, Ortega Cano quiso recordar también la dureza de una profesión como la suya. "Es tremendo, esta profesión es así, estoy muy consternado, como todo el mundo porque es normal que pasen estas cosas pero no te acostumbras a que llegue el momento" comentó a su llegada.