El coronel Amadeo Martínez Inglés.

El coronel Amadeo Martínez Inglés.

Famosos SE DECLARA REPUBLICANO

Los episodios antimonárquicos del coronel que desvela las 5.000 amantes del rey

Entre otras cosas, el militar se coló en la boda de los entonces príncipes de Asturias con un arma para pronunciar un discurso republicano.

Cristina Rodrigo

No es la primera vez que el coronel Amadeo Martínez Inglés (80 años), autor de la biografía no autorizada Juan Carlos I. El rey de las cinco mil amantes, pone en jaque a la monarquía española. El libro que acaba de publicar contabiliza las relaciones íntimas que el monarca ha tenido desde que era joven dando nombres, y también apellidos, de algunas de esas amantes. Bárbara ReyRaffaela C. o Paloma SB. son sólo un ejemplo de ello. Pero este militar que sirvió al Ejército de Tierra Español durante más de 40 años no solo lo ha arremetido contra la familia real a través de los relatos que ha escrito y publicado a lo largo de su vida, sino que se ha atrevido a llegar mucho más lejos. El 22 de mayo de 2004 se coló en la boda de los entonces Príncipes de Asturias, Felipe VI (49) y Letizia (44). Una hazaña que ahora el zaragozano ha recordado para EL ESPAÑOL.

"Siempre he sido muy lanzado y aquí la gente está muy parada. Hay muchos republicanos pero nadie da un paso adelante. Todos están muy quietos. Entonces pensé que tenía que aprovechar la boda para hacer algo dada la repercusión mundial del enlace real. Iban a venir todas las televisiones, todas las casas reales...", comenta Martínez Inglés. "Monté  una operación de comando, sin tiros y sin soldados. Preparé una operación de Estado Mayor al milímetro y al segundo. Estuve siete u ocho meses preparando todo. Reservé una habitación en el hotel que está pegado a la Almudena. Visité la capital varias veces, estudié todas las entradas, las salidas, donde se iban a colocar las casas reales, el rey... Todo esto con el objeto de dar un golpe mediático".

Llegó el día de la boda y este coronel, que quedó apartado del servicio activo por el Ministerio de Defensa por sucesivas faltas disciplinarias, consiguió entrar en La Almudena"Yo iba a entrar de uniforme, pero no tenía el azul de las grandes celebraciones y me costaba hacérmelo para una hora unos 3.000 o 4.000 euros. Entonces me vestí con el uniforme normal de gala, con mis condecoraciones y mis cosas. Ningún policía se atrevió a pararme", continúa. "Empecé a desfilar hacia la Almudena. Nadie me decía nada. Todo el mundo me abría camino. Creía que en la puerta de la catedral me iban a poner problemas, pero estaba vacía la entrada y me colé dentro a esperar a que empezara la ceremonia".

Los reyes eméritos, Juan Carlos y Sofía, brindando con los actuales reyes Felipe y Letizia.

Los reyes eméritos, Juan Carlos y Sofía, brindando con los actuales reyes Felipe y Letizia. Casa Real

El objetivo de todo ello, según ha relatado a este periódico el protagonista, era luchar por su ideal político. "Mi idea era esperar a que empezara la boda y ponerme allí de pie en el centro y soltar un speach republicano ni más ni menos. Decir que en España ya está bien con la monarquía. Esto tenía un riesgo horroroso porque toda esta gente va con escoltas armados. Yo por supuesto también fui con mi arma. Me estuve pasando media hora por allí con una pistola entre los invitados y su pamelas".

No llegó a cumplir con su cometido porque los acomodadores se dieron cuenta que no había sitio reservado para él: "Unos amigos militares del príncipe me preguntaron si me ayudaban a buscar mi asiento porque en 10 minutos iba a entrar el rey y teníamos que estar todos en nuestra posición. Al decirles que se me había olvidado la invitación avisaron a funcionarios de Casa Real para que ellos me ayudaran. Ahí es cuando se dieron cuenta que no estaba en la lista y me invitaron a salir. Me quedé asustado con la facilidad con la que me colé porque estuve deambulando dentro media hora. Si en lugar de un coronel hubiera sido un yihadista, vestido de militar con un cinturón de explosivos, provoca una masacre".

[Más información: "Juan Carlos ha sido un depredador sexual. Sofía lo pilló con Sara Montiel"]

Amadeo Martínez Inglés

Amadeo Martínez Inglés Jorge Barreno

OTRAS POLÉMICAS

El 12 de diciembre de 2011 Amadeo Martínez Inglés publicó un artículo en el periódico digital Canarias-Semanal, en el que propinó numerosos insultos a Juan Carlos I. Aseguró que el monarca español era "el último representante en España de una banda de borrachos, idiotas y descerebrados". El Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional le condenó por aquello a "doce meses de multa con cuota de 18 euros diarios (6.480 € en total)" al considerar que cometió un delito de "injurias graves contra la Corona".

Más tarde, en 2015, Martínez Inglés solicitó a la Fiscalía General del Estado que investigara la responsabilidad del monarca en la muerte de su hermano Alfonso de Borbón. Según el militar, su fallecimiento no fue un accidente sino un asesinato. Una idea que también recoge en el libro que acaba de publicar. "¿Accidente, homicidio por imprudencia o fratricidio premeditado? Todo indica que fue algo más: Un crimen de Estado ordenado por Franco y planificado por sus servicios secretos.", afirma el coronel retirado.

Ahora el zaragozano acaba de publicar un libro en el que se atreve a desvelar los secretos de alcoba del emérito, desgranando año a año cada una de las relaciones prohibidas del emérito, desde que con 16 años se convirtió en cadete, hasta llegar a las 5.000 amantes.

[Más información: 'El rey de las 5.000 amantes': un coronel ajusta cuentas con la monarquía]

Portada del libro de Amadeo Martínez Inglés.

Portada del libro de Amadeo Martínez Inglés. Jorge Barreno