Jennifer Robinson, abogada defensora de Julian Assange.

Jennifer Robinson, abogada defensora de Julian Assange. Daily Mail

Famosos A PLENA LUZ DEL DÍA

El escándalo sexual que tiene en vilo al Parlamento británico

Pillan al jefe de campaña de Jeremy Corbyn besando a la abogada de Julien Assange en un hotel. Él lleva casado 25 años con una conocida publicista, por lo que su infidelidad ha supuesto un duro golpe para el Partido Laborista.

Carmen Lucas-Torres

En mitad del intenso debate político sobre cómo abordar el Brexit, en los pasillos del Palacio de Westminster hay un cotilleo que tiene a los parlamentarios en vilo. Los protagonistas son Seumas Milne, jefe de comunicación del líder de la oposición Jeremy Corbyn y una reconocida abogada, Jennifer Robinson

Ambos han sido fotografiados en una actitud claramente cariñosa. Milne (59) coge por el cuello a Robinson (36) y le planta un beso en la azotea de un hotel cinco estrellas de Londres a plena luz del día. Y una cámara capta el momento. Nada que objetar si no fuera porque el miembro del Partido Laborista cumple este año las bodas de plata (25 años) con su mujer, la publicista Cristina Montanari (60) con la que tiene dos hijos.

Twitter de Daily Mail.

Twitter de Daily Mail.

Según ha publicado el diario británico Daily Mail, la mujer con la que fue fotografiado es, además, un rostro conocido en las televisiones inglesas. Se trata de la abogada Jennifer Robinson, experta en Derechos Humanos y miembro del equipo jurídico del fundador de Wikileaks, Julian Assange. Además, también es amiga íntima de la abogada libanesa Amal Alamuddin, esposa del protagonista de Up in the air, George ClooneyDe hecho, fue una de las organizadoras de la boda de su colega y el actor, celebrada hace tres años y ha viajado con ellos a Venecia (Italia) en distintas ocasiones.

Según han explicado algunas personas que se encontraban en la terraza del hotel Courthouse de Londres, cercano a Picadilly Circus, el asesor de Corbyn y la abogada estuvieron durante casi una hora dándose "arrumacos" con sus piernas entrelazadas y tomaron un "cóctel rosa". El hotel donde estuvieron es uno de los más caros de la capital británica. Alojarse allí una noche cuesta unos 300 euros.

No es la primera vez que Milne protagoniza un escándalo. El antes periodista de The Guardian estuvo en los titulares por llevar a sus hijos a las escuelas privadas más elitistas de Londres, separadas por sexos, mientras su partido abogaba por la educación pública.