Mara y Cayetana García Barona.

Mara y Cayetana García Barona.

TRÁGICO ADIÓS

Mara, la niña de dos años que ya no podrá ver torear a su padre, Iván Fandiño

El matrimonio se conoció gracias a su unión con el mundo del toro y se casaron en 2014. Poco después tuvieron a su única hija.

Ane Olabarrieta

A primera hora de este domingo Cayetana aterrizaba en Francia para dar el último y doloroso adiós a su esposo, el torero Iván Fandiño. Se dieron el 'sí, quiero' en 2014 después de que les uniera su pasión por el ambiente taurino y la tradición ganadera. Precisamente, las reses que se anunciaron en la trágica tarde de este sábado son las mismas de las que proceden las del negocio ganadero familiar de la viuda.

[Más información: Viuda de torero: el drama al que se enfrentan ellas cada tarde de toros]

Cayetana García Barona es ecuatoriana, concretamente de Riobamba, localidad de la que se siente muy orgullosa, tal y como muestra en sus redes sociales donde no para de presumir de su lugar de origen. Allí creció en un ambiente en el que se respiraba la afición a los toros y se concienciaba del necesario cuidado a las reses, pues su padre, Luis Fernando García, es dueño del hierro Campo Bravo

Cayetana con uno de los toros de su ganadería.

Cayetana con uno de los toros de su ganadería.

Se licenció en la Universidad San Francisco de Quito y el tiempo no hizo más que aumentar su pasión hacia el toreo. Su perfil de Twitter atestigua la gran afición de la mujer de Iván Fandiño hacia esta disciplina, donde muestra su apoyo, no solo al trabajo de su marido, sino también al de muchos otros compatriotas a los que aplaude su labor en las plazas.

Mara y su madre, Cayetana.

Mara y su madre, Cayetana.

Pero si hay algo que Cayetana ame más que a los toros, es a su pequeña Mara, su única hija en común con Fandiño. La niña cumplirá dos años de edad el próximo agosto. Su madre la adora y así queda demostrado en sus redes sociales donde tiene prácticamente un álbum de fotos entero dedicado a su lindo retoño.

El torero sufría mucho por tener que separarse de su bebé para viajar a las corridas, al igual que Cayetana cuando tenía que alejarse de su pequeña por temas de trabajo y contaba las horas para volver a verla. Sin embargo, ambos estuvieron presentes en el bautizo de su hija el año pasado.

Cayetana, en el bautizo de su hija.

Cayetana, en el bautizo de su hija.

Cayetana es muy familiar. Las fotos con su familia son continuas en sus perfiles virtuales en los que no cesa de mostrar su orgullo por los logros de su padre y de presumir del parecido físico que tiene con su madre. Las fotos en grupo bajo el árbol lleno de luces en Navidad así como los encuentros de fin de semana con el resto del clan se presentan en sus redes como unos de sus planes favoritos.

Como también lo era ver torear a su marido. La figura de Fandiño con el traje de luces y portando el capote se repiten a lo largo de su perfil de Twitter. Un perfil que no actualiza desde hace dos semanas, fecha en la que su esposo salió por la puerta grande precisamente en la plaza de toros de su Riobamba natal.

Foto de perfil de sus redes sociales.

Foto de perfil de sus redes sociales.