MADURA SENSUALIDAD

Ana Obregón, conejita 'Playboy' en el regreso de la revista a España

La polifacética actriz ha posado de manera sexy a sus 62 años en bikini y con transparencias para la portada de la publicación.

Ana Obregón, portada de Playboy España.

Ana Obregón, portada de Playboy España.

  1. Ana Obregón
  2. Revista Playboy
  3. Portadas de Revistas

Este año el posado veraniego de Ana Obregón (62 años) se ha adelantado más de un mes gracias a que la revista Playboy la ha convertido en el rostro -y cuerpo- de su portada en el regreso de la publicación al territorio español. La actriz, guionista, productora, empresaria, bióloga y madre ha lucido cuerpazo en trikini en la primera plana del Especial Verano y también en la portada de la edición de este viernes, 19 de mayo, en la que posa con un ceñido vestido con transparencias.

Este jueves por la noche se celebraba en la discoteca Opium la fiesta previa al relanzamiento de la revista en España, y hasta allí se desplazó su polifacética madrina junto a otros rostro de raza y curvas como el dúo Azúcar Moreno o Marlene Mourreau (48). Pero entre tanta mujer también se coló curiosamente Alejandro Albalá (22), el todavía marido de Isa Pantoja (21), que estuvo muy cerca de la protagonista de Ana y los 7 en el momento de la presentación.

Ana Obregón, en la discoteca Opium anoche.

Ana Obregón, en la discoteca Opium anoche.

Huyendo de los cánones de belleza basados en la juventud y la perfección y dejando a un lado la imagen a la que nos tenía acostumbrada la revista, Obregón representa la sensualidad de la madurez y es el reflejo de décadas de trabajo a sus espaldas, algo que la cabecera quiere recalcar en esta nueva etapa en nuestro país.

La publicación ha lanzado su versión española otorgándole 18 páginas de reportaje a la actriz en las que combina fotografías con posados sexys y elegantes junto a una larga entrevista. No es la primera vez que la ex deAlessandro Lequio (56) es portada de la mítica revista, porque ya lo fue en los números 73 y 95 de la cabecera con unos posados de temática más erótica y con un cuarto de siglo menos en su DNI.