AL CALORET DE LAS FALLAS

Todos los 'ninots' de Rita: 28 años en las Fallas

Su trayectoria vital bien podría resumirse con la ayuda de los 'ninots' que los valencianos han levantado inspirándose en ella. De estar en lo más alto, Barberá no se libró, finalmente, de la quema.

  1. Rita Barberá
  2. Fallas de Valencia
  3. Comunidad Valenciana
  4. Valencia
  5. PP Partido Popular
  6. Muertes

El caloret marcó un punto de inflexión en la vida de Rita Barberá (68 años), de la misma forma en la que lo hicieron los ninots que le acompañaron a lo largo de su vida.

Desde que se convirtió en alcaldesa de Valencia, allá por 1991, y elevó las Fallas de Valencia a cita de referencia dentro y fuera de las fronteras, sus paisanos siempre han buscado un hueco para ella entre los famosos ninots. La fidelidad de los valencianos, que nunca libraron a su alcaldesa de la quema, se ha hecho visible incluso en los últimos años de Barberá, marcados por el declive.

El ninot de la ex alcaldesa, en una imagen representativa del los últimos años de su carrera.

El ninot de la ex alcaldesa, en una imagen representativa del los últimos años de su carrera.

Según los datos que maneja el Museo Fallero conocidos por este medio, ninguno de los ninots de la dirigente popular fue oficialmente indultado ni descansa, por tanto, en las instalaciones del museo. Todas las figuras de Rita acabaron en el fuego.

En su periplo por las Fallas, Barberá ha pasado por todos los estados, profesiones y formas posibles. Ha sido heroína de cómic (2014), se ha codeado con actrices de Hollywood como Rita Hayworth, se ha colado en míticas películas del séptimo arte como Titanic o King Kong, se ha hecho selfies con el Pequeño Nicolás (22), se ha convertido en novia, en Rambo y hasta en maga, pasando por majorette, maestra de dudosa profesionalidad, técnico de Fórmula 1, e incluso presentadora de los Oscars.

Rita Barberá junto al pequeño Nicolás, ahora conocido como Francisco Nicolás.

Rita Barberá junto al pequeño Nicolás, ahora conocido como Francisco Nicolás.

No han sido sus únicos cometidos en las fallas. A Rita le ha tocado hacer de fallera, de nadadora, de diosa griega, de militar y hasta de troglodita. 

Rita Barberá manejaba Valencia en uno de sus ninots.

Rita Barberá manejaba Valencia en uno de sus ninots.

Cualquiera que recorra uno a uno los ninots inspirados en Rita Barberá puede hacerse una idea también de la trayectoria vital de la ex alcaldesa.

Rita Barberá partiendo el bacalao.

Rita Barberá partiendo el bacalao.

De aparecer como una todopoderosa mujer de armas tomar, capaz de manejar los designios de Valencia e incluso del PP (Mariano Rajoy la consideró uno de los mejores activos de su partido), ha demudado su aspecto para pasar a ser blanco de todas las críticas.

Sus paisanos han llegado a presentarla como una mujer torpe, que se arrastraba por el suelo e intentaba zafarse de los casos de corrupción en los que se ha visto envuelta.

Barberá desfila por los diversos casos de corrupción.

Barberá desfila por los diversos casos de corrupción.

Su imagen comenzó entonces a deteriorarse, a lo que contribuyó también la derrota electoral a la que hubo de hacer frente. Lejos quedaron entonces los gritos de júbilo de sus paisanos cuando la animaban a botar en el balcón del ayuntamiento.