¡FELICIDADES!

Así fue el cumpleaños de Tamara Falcó con los empleados del hogar

La hija de Isabel Preysler ha celebrado su 35 cumpleaños en casa de su madre. En vez de una tarta ha tenido un helado con bengalas.

Tamara Falcó rodeada por los empleados de la casa de su madre.

Tamara Falcó rodeada por los empleados de la casa de su madre.

  1. Cumpleaños
  2. Tamara Falcó
  3. Isabel Preysler
  4. Carlos Falcó
  5. Tiroides

Tamara Falcó (35 años) cada día nos sorprende más. Si la semana pasada la hija de Isabel Preysler (65) dejó con la boca abierta a todos con su transformación física debida a un problema de tiroides, esta lo ha hecho con la manera original en la que ha celebrado su cumpleaños. Y no ha sido por todo lo alto y con glamour como muchos esperaban tratándose de quien se trata. La bloguera ha soplado las velas de su helado con todos los componentes del servicio de la casa de su madre. Así lo ha mostrado ella misma en su redes sociales donde ha publicado una imagen inmortalizando el momento.

En la fotografía aparece Tamara con jersey de cuello vuelto de colo rosa palo sentada en la mesa de la cocina junto a su abuela (madre de Preysler), que es la que está a su izquierda de rojo. El resto de los comensales son todos personas que trabajan en la mansión: cuatro mujeres y dos hombres uniformados que están compartiendo una comida con la cumpleañera. Todo muy sencillo y muy normal. Quizás por eso la instantánea ha alcanzado casi los 3.000 likes y numerosos comentarios alabando la sencillez de Tamara. "Comer con tú staff dice mucho de ti. Eres genuina", "Qué grande eres bonita. No cambies nunca por favor" o "Tienes el corazón de oro", han sido algunos de los mensajes que le han dejado sus seguidores. Después del almuerzo, y como manda la tradición, los presentes cantaron el cumpleaños feliz a la homenajeada, quien tuvo un momento divertido al soplar, ya que le pusieron bengalas en vez de velas, y no hubo forma de apagarlas. Ella se lo tomó con la simpatía y humor que la caracteriza.

Las mejores velas... Sorry @selmaalabau pero eran bengalas 😂😘💃🏻🎉

Un vídeo publicado por Tamara Falco Preysler (@tamara_falco_) el 21 de Nov de 2016 a la(s) 7:46 PST

No es la primera vez que Tamara Falcó hace pública la buena relación que mantiene con el servicio. En 2014, Bety, una de sus empleadas del hogar acudió al programa Hay una cosa que te quiero decir para darle una sorpresa a la hija de Preysler y Carlos Falcó (78). Le dedicó unas emotivas palabras y le dio las gracias porque ella le había ayudado a "encontrar la paz interior". Una paz que para Tamara reside en la Biblia y en la religión cristiana. Hace ya dos años que la joven confesó que su vida se sentía vacía y que la religión comenzó a llenarla.

La fe, su familia y los buenos amigos son precisamente los que le están ayudando ahora. No pasa por su mejor momento. Le diagnosticaron hipotiroidismo hace unos meses y está aprendiendo a convivir con la enfermedad, que le ha hecho ganar unos kilos de más. "En un primer momento me agobió bastante pero luego he aprendido a amar las curvas femeninas". Tamara ya ha puesto solución y recibe un tratamiento de por vida, según comentó un endocrino consultado por EL ESPAÑOL.

La hija de Isabel Preysler en su última aparición pública.

La hija de Isabel Preysler en su última aparición pública.

Su recuperación es lo primero. Además le esperan meses vertiginosos. No sólo porque tendrá que diseñar el vestido de novia de su madre Isabel Preysler para su boda con Mario Vargas Llosa (80), sino porque su padre también va a contraer matrimonio con su novia Esther Doña (42) antes de que termine el año.