SE CUMPLEN DOS AÑOS

El caluroso saludo entre Alfonso Díez y Cayetano Martínez de Irujo

La misa funeral de la duquesa de Alba ha dejado grandes ausencias como la de sus hijos Eugenia y Fernando.

El 20 de noviembre de 2014 Cayetana de Alba fallecía en su residencia del Palacio de las Dueñas (Sevilla). Dos años después, su familia la ha recordado en una misa funeral celebrada en la Iglesia de los Gitanos en la capital hispalense. Alfonso Díez (66 años), quien fuera marido de la duquesa, fue uno de los primeros en llegar al templo religioso para recordar al amor de su vida. Allí, saludó uno por uno a los hijos de la aristócrata y a sus nietos. Especialmente efusivo fue el abrazo entre Alfonso y Cayetano Martínez de Irujo (53), quienes mantuvieron unos minutos de conversación. El encuentro también fue cordial con el actual duque de Alba, Carlos Fitz James Stuart (68), y el primogénito de éste, Fernando (26).

Todos, incluido el viudo de la duquesa, ocuparon los primeros bancos de la iglesia para escuchar atentamente las palabras pronunciadas por el sacerdote Jiménez Sánchez Dalp, que ofició la ceremonia. Él es buen amigo de la familia, tanto que fue quien casó a doña Cayetana y a Alfonso en Sevilla. Los grandes ausentes a la misa funeral fueron Eugenia Martínez de Irujo (47) y su hermano Fernando. Se desconocen los motivos por los que decidieron no viajar a Sevilla, sobre todo teniendo en cuenta que madre e hija estaban muy unidas. De hecho, hace unas semanas la primogénita de la duquesa compartió una entrañable imagen en la que aparecen la aristócrata y ella en sus brazos cuando era pequeña.

Cayetana de Alba y su hija Eugenia

Cayetana de Alba y su hija Eugenia

Entre los amigos también se echó de menos a Carmen Tello y Curro Romero, quienes estuvieron en vida al lado de Cayetana de Alba tanto en los buenos como en los malos momentos. Al morir ésta, Carmen dejó de tener relación con la familia y quizá sea ésta la razón por la que prefirió no acercarse a la Iglesia de los Gitanos. Ella aseguró en una entrevista que seguía echando de menos a su amiga. Quienes si que asistieron fueron Naty Abascal (73) y el diseñador andaluz Tony Benítez, uno de los modisto favoritos de Doña Cayetana.

Naty Abascal en la misa funeral

Naty Abascal en la misa funeral