ESCAPADA VIP

Cristina Yanes y sus amigas empresarias, peregrinas en el Camino de Santiago

Fiona Ferrer, Nuria March y Patricia Rato, entre otros, pasarán el fin de semana recorriendo 50 kilómetros de la ruta hacia la Catedral de Compostela. Durante el trayecto no faltarán los recuerdos hacia las recién fallecidas madres de dos de ellas.

Cristina Yanes en la gala de la Asociación Española contra el Cáncer en 2013.

Cristina Yanes en la gala de la Asociación Española contra el Cáncer en 2013.

  1. Fiona Ferrer
  2. Camino de Santiago
  3. Peregrinaciones
  4. Santiago de Compostela

La joyera Cristina Yanes es toda una experta peregrinar a Santiago. A pesar de estar diariamente rodeada de lujos, firmas de prestigio y todos los manjares que desee probar, varias veces al año  deja de lado los aspectos más superficiales de su vida y se vista con mallas y camiseta sport para ponerse en camino.

Yanes ha recorrido cientos de kilómetros desde que comenzó a organizar los viajes con un pequeño grupo. Ahora, son muchos más los que se apuntan a la ruta junto a la joyera y entre ellos destacan rostros conocidos de su entorno y la jet set española. Una de las más recientes en acompañar a Cristina es Nuria March (50). La empresaria se enamoró de la experiencia vivida en una anterior etapa del camino en la que participó y por ello no duda en estar en esta nueva ocasión. Además, las salidas al aire libre como esta y el hecho de hacerlas en compañía ha ayudado mucho a la comunicadora que a principios de año sufría la separación de su marido después de nueve años de matrimonio.

Quien también va a utilizar el Camino de Santiago como una terapia es Fiona Ferrer (). Hace justo un año la empresaria se encontraba en el hospital junto a su madre, que falleció el pasado mes de septiembre después de años de lucha contra la leucemia. EL ESPAÑOL se ha puesto en contacto con ella minutos antes de salir rumbo a su etapa peregrina, "me voy ahora mismo, estoy haciendo la maleta corriendo, porque salgo en media hora", contaba con voz acelerada. Ferrer explicaba a este medio cómo tomó la decisión de unirse al grupo VIP que hace cada año esta ruta: "Cristina Yanes me dijo que iban a hacer el camino, me lo dijo el lunes y me apunté. Pero lo decidí el jueves, un día antes de la fecha".

Yanes suele organizar el camino por pequeñas etapas de forma anual, "vamos a hacer una parte del camino, unos 50 kilómetros y regresamos el domingo por la noche", narra Fiona. No llegarán a Santiago, ya que esos kilómetros finales del camino están previstos para el año 2021, según cuenta Nuria March en su blog. De hecho, ésta decía haber "encontrado la felicidad en ese trozo de camino" y precisamente Fiona Ferrer también quiere experimentar ese momento ya que este fin de semana "será un tiempo de reflexión". "Hace un año le doné la médula a mi madre, que es una fecha súper importante y por eso me voy, tenía claro que quería homenajear ese recuerdo de alguna forma y cuando me contó lo del Camino no lo dudé". Por este motivo, más que una promesa, que es lo que los peregrinos hacen al llegar a la Catedral de Santiago, lo de Ferrer será un acto para rememorar por su madre.

Patricia Rato es otra de las que ha querido formar parte de esta aventura, que además comparte motivos con Ferrer. La ex de Espartaco perdió a su madre el 16 de abril debido a una afección respiratoria, por lo que esta ruta hacia Galicia será también un momento para rendir recuerdo a su progenitora. Junto a ella irán unas cien personas más que llegarán al lugar de inicio en tres autobuses. Cristina Yanes tiene todo bajo control en su labor de peregrina experta, ya que sabe trucos de veterana en estas hazañas, como lo necesaria que es la vaselina en los pies para aguantar bien la caminata, "me salvó de que no me quedara coja", explica Nuria March en su blog respecto a cómo le ayudó Yanes en su pasada etapa.

Nuria March de peregrina en el Camino de Santiago el año pasado.

Nuria March de peregrina en el Camino de Santiago el año pasado.

Un fin de semana que servirá a nuestras protagonistas para despejarse del mundanal ruido de la ciudad y llenarse de recuerdos a cada paso. Porque tras esos 50 kilómetros, volverán el lunes a retomar la rutina diaria en sus empresas, lejos de los parajes que encontrarán en el Camino.