EL ÚLTIMO ADIÓS

La familia de La Veneno quiere una segunda autopsia y luego incinerarla

Será en Adra (Almería), el pueblo del que huyó. Pese a que su deseo era que sus cenizas se esparcieran en el Parque del Oeste (Madrid).

Una de las últimas imágenes de La Veneno

Una de las últimas imágenes de La Veneno

  1. Cristina Ortiz (La Veneno)
  2. Muertes
  3. Autopsias
  4. Transexuales
  5. Incineraciones

Este jueves se ha procedido a hacerle la autopsia a Cristina, conocida como La Veneno, después de que la vedette falleciese el miércoles por la mañana. Ya por la tarde, el cuerpo debía ser trasladado hasta el Tanatorio Norte de Madrid. Sin embargo, la familia no está dispuesta a cumplir el último deseo de la artista.

Desde que el pasado sábado fuese ingresada en el Hospital Universitario La Paz se han creado varios bandos en torno a su muerte. La familia carnal, que vivía en el sur de España, continúa en su lucha contra el hospital y en el veto que han ocasionado que no hayan permanecido a su lado en sus últimas horas de vida. Su familia de Madrid, otras transexuales con las que La Veneno se crió en la gran ciudad, saben de la difícil vida de la artista.

Tal como ya publicó EL ESPAÑOL, la última voluntad de La Veneno era ser incinerada y que sus restos fuesen esparcidos en el Parque del Oeste, donde ejerció la prostitución y fue "una puta feliz". Así se lo explicaba a este medio Valeria Vegas, su biografía y su amiga más cercana durante estos últimos años.

La hermana de La Veneno en Sálvame

La hermana de La Veneno en Sálvame

La intención de la familia es otra en un principio: los hermanos han preferido que el cuerpo de La Veneno no sea velado y que sea enterrado este sábado en su Adra (Almería) natal. "Cuando mi hermana dijo aquello ya no era mi hermana. Hubo un antes, un durante y un después", ha señalado su hermana, a la que se le sigue escapando la palabra de "hermano" cuando se refiere a Cristina. Será una decisión provisional. Según ha conocido EL ESPAÑOL, la familia tiene intención de pedir una segunda autopsia, que no sería posible de efectuar si hay incineración. Una vez cerrado el caso, la familia pretende cumplir el último deseo de La Veneno.

A las puertas del tanatorio esperan una decena de amigos de Madrid de la vedette. Se quieren despedir de ella, pero la decisión de la familia impedirá que esto ocurra. Los hermanos y los padres han preferido cerrarse en banda y decidir por sí mismos. "Se han olvidado de su familia de Madrid, la de la calle Desengaño con la que se tomaba un bocadillo", declaraba este miércoles Valeria Vegas entre lágrimas.

La Veneno, en uno de sus posados más sugerentes.

La Veneno, en uno de sus posados más sugerentes.

Tal y como relatan los amigos más cercanos de La Veneno, Cristina hablaba con frecuencia con su madre. Sin embargo, la relación con los hermanos era escasa. De hecho, aseguran que hace casi cuatro años que no ve a muchos de sus hermanos cara a cara. Son ellos los que ahora impiden que sus amigos, su familia madrileña, se puedan despedir de su gran amiga. Están muy dolidas por las decisiones que se han tomado en las últimas horas.

Esta crispación se acentúa cuando, a las 17:00, mientras los restos mortales de Cristina llegaban al tanatorio, la hermana de La Veneno estaba en las instalaciones de Telecinco para conceder una entrevista a Sálvame. Lo hacía de forma gratuita, pero lejos de la familia que en ese momento organizaba la cremación. Mari Pepa, la hermana, ha actuado durante estos últimos días como la portavoz oficial de la familia. Así la nombraban incluso el resto de hermanos.

Es ella la que, durante los últimos días, se ha levantado en pie de guerra contra el hospital por las decisiones que se han tomado. Según la propia Mari Pepa, el hospital no informó a la policía a tiempo sobre el estado en el que había ingresado su hermana. Asegura que fue ella la que tuvo que ir preguntando a los vecinos sobre lo que había pasado. Una vez en el hospital, comenzó a hacerle fotos al cuerpo de su hermana para demostrar ante un juzgado que había ingresado con moretones por todo el cuerpo. Esto provocó un duro enfrentamiento con el equipo médico que ha continuado hasta su muerte.

La autopsia confirma la decisión policial

Tal y como adelantó este jueves EL ESPAÑOL, la policía cree, en principio, que el golpe sufrido por la vedette es un accidente doméstico. El traumatismo craneal se lo habría producido al golpearse con la bañera en la cabeza, haciéndole perder la consciencia y horas más tarde la vida.

Únicamente si la autopsia ofrecía nuevas pistas, se podría abrir una investigación. Finalmente el resultado de la misma no ha cambiado la tesis del accidente doméstico que mantenía la policía después de que este jueves por la mañana se realizara la necropsia en el Anatómico Forense de Madrid.

Tal y como publicó EL ESPAÑOL, en exclusiva, fue el novio de La Veneno el que se encontró el cuerpo semiinconsciente de la vedette en el sofá de su casa. Se había tomado un bote de somníferos y una botella entera de whisky. 

Según explicó Alín a EL ESPAÑOL, pudo dar algunos pasos con ella para llevarla a la cama. Sin embargo, terminó de perder el conocimiento por el camino. Fue entonces cuando fue en busca de ayuda al bar de abajo. Fue trasladada al Hospital Universitario La Paz ya sin conocimiento.

Cristina La Veneno, en la portada de su libro.

Cristina La Veneno, en la portada de su libro.

Se cierra así el caso de La Veneno. La familia quiere demandar al hospital y presentar las fotografías que tienen en sus teléfonos móviles como prueba. Otras personas del entorno saben que, aunque no quería quitarse la vida en estos momentos al volver a la actualidad gracias a la biografía, su pareja le hizo llevar una mala vida que hacía temer por su bienestar en estos últimos meses. La Veneno, que tanto dio que hablar en vida, también lo ha conseguido después de muerta.