EL REY DE LAS HAMBURGUESAS

Five Guys, la hamburguesería favorita de Obama, conquista a los famosos españoles

El restaurante fetiche del presidente de EEUU aterriza en Madrid. Solo lleva cuatro días abierto y ya tiene adeptos VIP, por eso EL ESPAÑOL ha querido conocer al líder de la cadena hostelera en la península.

El directivo Daniel Agromayor con el delantal puesto para ayudar en su restaurante.

El directivo Daniel Agromayor con el delantal puesto para ayudar en su restaurante.

  1. Barack Obama
  2. Restaurantes
  3. Franquicias
  4. Hamburguesa
  5. Empresarios
  6. Madrid
  7. España

"Si es el favorito del presidente Obama, por algo será". De esta forma sentencia Daniel Agromayor (47 años), directivo de la cadena de hamburgueserías en el territorio español, por qué hay que visitar el recién inaugurado Five Guys en Madrid.

El líder de la Casa Blanca es su cliente más VIP en el primer local que abrió la familia Murrell hace 30 años y que aún perdura en Arlington, Virginia. Jerry y Janie Murrell son los dueños del negocio y padres de cinco hijos - de ahí el nombre de la empresa - que inculcaron a sus herederos el sacrificio del día a día y de servir lo mejor y de la mejor manera, siempre desde la humildad. De hecho, el directivo vasco que ha adquirido la franquicia le hizo una promesa al patriarca de la familia norteamericana, "Jerry me dijo: 'Daniel, vamos a hacer de Gran Vía un éxito, vamos a tener fanáticos - que es como llaman a sus clientes -, vamos a tener feedback con ellos y que sean quienes nos digan dónde quieren que abramos más establecimientos'".

Obama (55) es un habitual en sus mesas rojas y blancas. Era un asiduo al local antes de llegar a la presidencia, pero una vez se adueñó del despacho oval tampoco dejó de acudir a su restaurante favorito. Tras proclamarse presidente de Estados Unidos el 20 de enero de 2009, en mayo de ese mismo año apareció por sorpresa en el establecimiento de Virginia. Los clientes que almorzaban en el sitio se levantaron de sus sillas atónitos para saludar y ver de cerca al líder del país que se dirigía a pedir una hamburguesa como una persona cualquiera. Pero su afición por Five Guys va más allá. Y es que ha llegado a personarse en el lugar con otros líderes políticos. Ya lo hizo en 2010 con su homólogo ruso Dmitri Medvédev (51). Barack optó en esa ocasión por una hamburguesa de carne picada tradicional, acompañada de cebolla, lechuga y tomate. De bebida eligió un té con hielo. Los menús como este en Five Guys oscilan entre los 5'95 euros y los 9'95, una propuesta muy económica para una cita entre dos de las personas más influyentes del planeta.

Obama en el establecimiento de Five Guys en 2009 pensando qué menú escoger.

Obama en el establecimiento de Five Guys en 2009 pensando qué menú escoger.

La calidad de los productos unida al trato humilde que muestra la empresa es quizá lo que llamó la atención del presidente estadounidense para dejarse ver habitualmente por estos establecimientos. El director de la marca en España no quiere mojarse en nombrar a ninguna personalidad patria que quisiese que frecuentara su hamburguesería, porque "nuestra empresa no hace promoción ni utiliza personalities - rostros famosos - para darse voz, nuestro cliente más VIP es cada anónimo que entra por la puerta, pero me gustaría que viniesen todos los personajes populares de este país y probaran nuestras patatas".

No obstante, y pese a llevar únicamente cuatro días abierto, el local de la madrileña calle de Gran Vía ya ha recibido la visita de algún rostro conocido. Esta semana se dejaron caer por el lugar los actores Canco Rodríguez (39), conocido por su papel de 'El Barajas' en la serie Aída, y Gorka Lasaosa (34), que ha aparecido en capítulos de Los Hombres de Paco o como amigo del cantante Dani Martín (39) en la película Yo soy la Juani, del director Bigas Luna. Los intérpretes fueron a la tienda de Callao y "se pusieron hasta las cejas" de comida americana para confirmar que "sí que están muy buenas".

Parece que a los famosos y a los líderes les atrae la idea de rodearse de un grupo humilde de trabajadores, muestra de ello son el directivo Daniel Agromayor o el mismísimo Barack Obama. De hecho, pese a su posición de 'mandamás', la vestimenta de trabajo del responsable de Five Guys en España pocas veces ha sido un traje, ya que lo normal es encontrarle con el uniforme de los camareros de sus locales y el delantal atado a la espalda. Es así, precisamente, como le pilla EL ESPAÑOL en plena vorágine de mediodía y con música Rock&Roll de fondo, banda sonora del local desde sus orígenes con los Murrell.

Atraídos por el fenómeno Obama, los madrileños acudieron en masa el lunes 31 de octubre a la apertura del primer Five Guys en España. Casi una hora de cola fue la que tuvieron que hacer los primeros clientes que quisieron degustar la hamburguesa favorita del presidente afroamericano. Ya lo han podido hacer en los últimos años los habitantes de Canadá, Emiratos Árabes, Kuwait, Arabia Saudí, Francia y Reino Unido; y ahora se une a la lista España, "un país donde se aprecia la buena comida y que necesitaba confirmar lo que Obama tanto predica", explica su directivo español.

Los clientes pueden encontrar al directivo Daniel Agromayor atendiendo en el local.

Los clientes pueden encontrar al directivo Daniel Agromayor atendiendo en el local.

La hamburguesa ha marcado su vida

De origen bilbaíno, Daniel Agromayor tuvo que dejar su tierra y poner rumbo a Madrid donde estudió Economía en ICADE. Primero se especializó en marketing y comunicación empresarial pero lo que realmente marcó su vida fue la experiencia que vivió tras la barra de un McDonald's siendo aún estudiante universitario. "Trabajé en el establecimiento de Isaac Peral que estaba en pleno barrio de Moncloa, lugar de cita de muchos chavales que salían de clase. Durante una semana comprobé lo que se cocía en esa hamburguesería, y me encantó. Atendía clientes, filtraba aceite, freía patatas, hacía la lista de productos, y abría y cerraba yo todos los días", explica.

Su vida ha estado ligada desde sus inicios a la hamburguesería que predica el I'm lovin' it, pero cuando a finales del pasado año le hablaron de dirigir la franquicia de Five Guys en España, no lo dudó, "se cruzó en mi camino un tren que no podía dejar pasar, una aventura con esta familia que todavía a día de hoy sigue dirigiendo la compañía de una manera terriblemente sencilla y humilde". El directivo se muestra muy hermético a la hora de hablar de su vida privada y entrar en la intimidad de su familia, pero sí explica a este medio que su esposa cambió de actitud al conocer su implicación en la cocina, "antes me echaba de la cocina y cuando yo le traté de transmitir los valores de higiene tan escrupulosos que aprendí en mi trabajo, ella se mostró feliz y empezó a dejar todo en mis manos".

Por todo ello, puede que el día que acuda al local de Callao quien le sirva el menú recién hecho sea el mismísimo Daniel Agromayor. "Si venís al mediodía me encontraréis en la línea con los pedidos o ayudando en el salón con los clientes, con un polo precioso y una gorra roja dispuesto a serviros", advierte. Y es que según lleva predicando toda su vida, solo cree en dos claves para conseguir el triunfo: "Una es la humildad y la otra la perseverancia".