ENTREVISTA

Íker Jiménez: "Garci y yo somos los únicos que no tenemos móvil en España"

El periodista estrena nuevo programa en Cuatro. Un año después de abandonar la Cadena SER, valora cómo ha sido este cambio vital. 

La especial relación de Íker Jiménez con su jefe Paolo Vasile

La especial relación de Íker Jiménez con su jefe Paolo Vasile

  1. Iker Jiménez
  2. Pokémon
  3. Presentadores

Cuando Íker Jiménez (43) abandonó la Cadena SER hace poco más de un año para fichar en exclusividad por Mediaset España, muchos especularon con los motivos que le habían llevado a tomar tal decisión tras más de quince años al frente de Milenio 3. Unos hablaron de razones económicas, mientras que otros hablaron de que no se sentía valorado por sus jefes . Sin embargo, nada estaba más lejos de la realidad.

“No puedo decir más que cosas buenas de mi casa anterior. Lo cómodo para mí era seguir en la SER ya que estaba tratado muy bien económicamente y ellos me demostraron que estarían dispuestos a hacer esfuerzos  Además tenía una posición de influencia tremenda porque la SER es la SER.  De hecho yo alucinaba cuando salíamos fuera de Madrid y te dabas cuenta que era un fenómeno. Y nunca supe por qué”, confiesa a EL ESPAÑOL.

“Pero llevaba quince años y  tenía la sensación de que en la tele me quedaba mucho por hacer. Y más teniendo en cuenta que tengo libertad. Soy como un niño con un circo”, explica el periodista que este domingo estrena nuevo programa en Cuatro, Cuarto Milenio Zoom, “un informativo alternativo con temas de actualidad que todos conocen, que saben, pero que no les han contado parte de la información o hay áreas oscuras”.

Un programa que ha sido encargo directo del consejero delegado del grupo, Paolo Vasile (63). “Fue una propuesta suya. Viendo cómo funcionaba Cuarto Milenio en domingo, dijo de hacer una noche más monográfica. Yo dije que bien, pero que dándole un giro para que no fuera tan monótono”. En el primer programa, por ejemplo, hablarán de un fenómeno que se ha instalado en nuestras vidas: Pokemon GO.

“Yo no conozco el juego ni lo practico, pero solo hace falta ser espectador para ver cómo ha cambiado las cosas. Es la punta del iceberg. Hay una parte que me dejó impactado: hay 155 pederastas en EEUU detenidos por utilizar el cebo del juego”, explica apasionado.

Íker Jiménez y Paolo Vasile.

Íker Jiménez y Paolo Vasile.

Vasile, el convincente

Una pasión por lo desconocido que comparte con su jefe. “Quizá la gente no lo sabe, pero Vasile es de formación antropólogo. Entonces nosotros hablamos mucho de Cesare Lombroso, un criminólogo italiano; de cosas que no son lo habitual, nos pasamos documentos, libros… Es una relación muy afectiva”, explica.

“Yo no le conocía de nada. Podía tener los prejuicios que se puede tener hacia cualquier mandamás de los medios. Pero, ahora, lo cierto es que la relación que tengo con Paolo es muy especial. Tenemos una relación personal al margen de la tele. Y no puedo estar más que agradecido. Y mira que he estado en sitios y nadie nos ha tratado con ese orgullo.No sé si tenía motivos para hacerlo, pero desde que nos encontramos fue así”.

De ahí que le sea difícil decirle que no a sus propuestas. “Es bastante convincente porque siempre suelo aceptar. Me llama un día y me dice: Íker estoy pensando hacer algo del 23F. Hicimos un programa que luego tuvo una acogida y eco positivo”. Se refiere a un especial en en la que diversos testimonios de militares, periodistas y escritores intentaron demostrar que, ese mismo día, 23 años atrás, ocurrió algo muy distinto a lo que se le hizo creer al pueblo español.

Cuarto Milenio Zoom.

Cuarto Milenio Zoom.

Una librería de 25.000 libros

No obstante, la principal razón de su decisión de fichar de forma exclusiva por Mediaset España, donde también presenta el podcast Universo Iker en Radioset, es su hija Alma. Gracias a ello, ahora realiza su programa desde la buhardilla de su casa. “Me da igual el beneficio económico. De hecho esto no me beneficia económicamente en nada. Pero he estado con mi hija todos los días de su vida jugando, corriendo… Y eso no me lo podía perder. Es la mejor maestra que he tenido jamás. Me enseña a ver la vida con los ojos de la niñez, volver a esa magia que hemos perdido. A ella le interesa todo. Es el mejor legado que puedo tener”.

No es el único. En casa cuenta con una librería con 25.000 libros. “El resumen es: no hay otra cosa. Muchas de las cosas que saco en Cuarto Milenio sorprenden porque no vienen de Internet, sino que vienen en los libros. Hay todo tipo de saberes. Es precioso. Es un legado que espero que mi hija disfrute de mayor”.

También habrá los que se querrán aprovechar, como así ha venido sucediendo en los últimos tiempos. “Hace mucho tiempo que aprendí a pasar de críticas, gorrones… Te quitan la energía. No te puedes imaginar de gente que dice que te conoce y es mentira. La gente quiere fama, dinero, no el misterio. Me dí cuenta, cuando sufría por estas cosas, que tienes que aislarte porque sino te afecta. Hay gente agobiada con lo que dicen de ellos. ¡Anda ya! Si conocieras al que hace el comentario, lo mismo hasta te reías”.

A ello también ayuda que no utilice teléfono móvil. “Cierto. Con el que estoy hablando ahora es el de mi mujer. Tengo un móvil, pero nunca está encendido. Un día Garci, que es un gran seguidor del programa, me dice cuando aún vivía el gran Johan Cruyff: Johan, tú y yo somos los únicos que no tenemos móvil en España. Es un legado al alma prehistórica. Me gusta el mail. Si estuviera con el móvil, estaría sin hacer nada. Prefiero subirme por la noche a la buhardilla y resolver todo por correo”.