HABLÓ CON ELLAS

Willy Toledo, a lo kamikaze en Telecinco: "Vasile me ha vetado una y otra vez"

El actor confesó que sólo ha trabajado en España en una película en los últimos seis años por no callarse lo que piensa. 

Willy Toledo, en Telecinco.

Willy Toledo, en Telecinco.

  1. Willy Toledo
  2. Telecinco
  3. Paolo Vasile
  4. Manuela Carmena

"El error que cometo es decir lo que pienso", decía Willy Toledo en los minutos previos a ser entrevistado este lunes en Hable con ellas. De ahí que en los últimos seis años sólo haya conseguido trabajar en una película con Pedro Almodóvar (Los amantes pasajeros). “Me consta que productores, cadenas y directores de cine me han vetado”, añadía para después atreverse a denunciar el propio veto de Telecinco.

"El mismo Vasile me ha vetado una y otra vez", confesaba sin pelos en la lengua ante las miradas incrédulas de las presentadoras. "Telecinco me deja venir a un programa de estos donde yo me siento como un marciano. Es el único programa que me ha dejado venir a hablar".

"Me consta que en no menos de diez u ocho películas que me han ofrecido como actor, tanto en esta cadena como en Antena 3, que tristemente controlan todo nuestro cine, se ha dicho: quién tu quieras, menos Willy Toledo", continuaba.

El actor confesó, no obstante, que al menos en el teatro sí consigue trabajo. "En el teatro todavía tenemos cierta independencia. En este país tan democrático se me ha prohibido ganarme la vida con mi oficio. Pese que le pese a muchos, me va muy bien”, dijo. "El año pasado hice una serie en Buenos Aires y ahora haré la segunda temporada y una película".

No fue la única crítica que vertió contra la cadena. En Twitter, minutos antes de entrar a plató, también les atizó. "No me extraña nada el nivel intelectual de este país, si esto tiene una audiencia masiva", escribía. Algo que enfadó a Sandra Barneda. "¿Crees que somos idiotas las que estamos sentadas aquí?", le espetó la presentadora.

"Este programa no educa a nadie en nada positivo. Este debate, sí. Lo que he visto antes de entrar aquí, no hace reflexionar al ser humano", dijo Toledo sobre la entrevista a Terelu Campos. "Educa más cagarse en todo", estalló Rocío Carrasco. "Si estuviéramos cuatro horas contigo, quizá la gente se dormía. La televisión está para culturizar, pero también para entretener", añadió Soledad León de Salazar.

Asimismo, después de ver el vídeo de presentación de su entrevista en el que se explicó que Facebook le había cerrado su cuenta por sus críticas a Orlando Ortega, Toledo acusó al programa de haber realizado un auténtico "tratado de manipulación mediática".

El actor también aprovechó para aclarar la polémica sobre Ortega. “Yo no le deseo ningún mal. Pero le digo que cuando deje de ganar medallas, le darán de lado. Se las verá canutas”, comentó. Toledo también explicó que el atleta había competido con España porque recibió dinero a cambio.

Carmena, una mujer del régimen

Pero Ortega no fue el único que recibió críticas por parte de Toledo. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, también fue objetivo del actor. “Carmena es una mujer del régimen, que presidió el Tribunal Supremo, que nunca sacó la cabeza por nadie. Y además ha hecho una comisión para la memoria histórica que me parece un insulto para los familiares de víctimas franquistas”.

“No le veo ninguna virtud. Y voté a Ahora Madrid porque hay gente como mi compañero y camarada Carlos Sánchez que me merece confianza. Ya no está la ultraderecha gobernando Madrid, pero a mi no me sirve”, añadió.

Preguntado por qué se ha vuelto de Cuba, Toledo dijo que “porque aquí está mi familia, mi madre… Es un país al que no le han dejado desarrollarse pero no es responsabilidad del gobierno cubano. Llevan 50 años bloqueados por un imperio. Cuba es una alternativa política al capitalismo, que es el responsable de nuestros problemas”.

En el momento más íntimo, el actor también recordó que ha vivido una depresión. “Sí, estuve medicándome. Hay gente que consigue hacerlo sin medicarse y otras que no. Quién me ayuda a salir de ahí es mi señora madre. Toqué fondo y a partir de ahí fui para arriba. De repente te encierras en casa, no coges el teléfono… Los que tenemos experiencia con esto, tomas medidas. Estuve casi cuatro meses encerrado en casa”.

"Yo creo que soy muy sensible y eso pasa factura. Pero estoy contento de serlo. Me horrorizaría que mi empatía y mi sentido de la solidaridad desaparecieran. Pero también soy fuerte y valiente para según qué cosas. Llevan seis años linchándome pensado que me iba a rendir. Aquí sigo y seguiré", añadió.