CIENCIAS OCULTAS

Habla la madame de Aramís: "Todo lo hace para llamar la atención"

El último trabajo de la vidente fue como dómina de lujo en una página web de una agencia en Barcelona.

La vidente catalana

La vidente catalana

  1. Aramís Fuster
  2. Hospitales
  3. Videntes
  4. Hospital Universitario La Paz

"Esta mujer me ha hecho pasar lágrimas de sangre". Así define Anna Solano, la ex madame de Aramís Fuster (62 años), su relación con la vidente catalana durante la etapa en la que trabajaron juntas. El icono del tarot se acercó a ella en un momento muy delicado de su vida. Aramís estaba atravesando una grave situación económica hasta el punto de ser desahuciada y encontró la solución en la web de escorts maduras en Barcelona de Solano.

La relación entre ambas comenzó hace unos meses a través de una persona en común, colaboradora de Anna en su negocio. "Esta amiga me llamó un día para decirme que contratara a Aramís Fuster porque tenía una situación tan precaria que no tenía ni para un bocadillo. Intuía que me iba a traer problemas, pero acepté. A partir de ahí empezó mi suplicio", cuenta la madame a EL ESPAÑOL. "Lo primero es que ella no quería cobrar los 300 euros que yo le puse por ofrecer sus servicios. Me decía que ella era Aramís Fuster, una persona muy conocida, y que quería al menos 1.000", continúa relatando Anna Solano al otro lado del teléfono.

Fijados los honorarios, llegó la hora de publicar las imágenes 'sexis' de Aramís en la web exhibiendo su cuerpo. "El teléfono ardía. Era una llamada tras otra. No me dejaban ni comer tranquila. Muchos clientes querían conocer a Aramís o hablar con ella. Les hacía gracia conocerla", explica. Sin embargo, según cuenta la empresaria, Aramís acudía a los encuentros, pedía el dinero por adelantado y luego se marchaba sin hacer nada con los clientes.

Aramís Fuster como dómina de lujo

Aramís Fuster como dómina de lujo

"Muchos me llamaban enfadados. Me comentaban que estaban malgastando su dinero con esta señora. Yo tuve que poner mucho dinero de mi bolsillo para devolver los 300 euros a cada cliente que me decía que Aramís era una estafa. No me puedo permitir el lujo de perder mi negocio. Tuve que despedirle", sentencia Solano, para quien la vidente solo buscaba notoriedad en los medios de comunicación con este trabajo. "Todo lo que ha hecho ha sido de cara a los periodistas. A mí siempre me decía que cuando llamara alguno se lo pasara que ella 'los peinaba rápido'", continúa contando Solano de manera atropellada y sin dejar apenas lugar a preguntas.

De la misma manera, Anna Solano cree que Aramís Fuster se ha inventado las últimas informaciones publicadas sobre ella. La vidente está ingresada en el psiquiátrico del Hospital La Paz en Madrid, después de ser hallada con lesiones en una habitación de un hotel, como informó este periódico en exclusiva. Antes, la catalana había dejado grabado un vídeo en el que anunciaba 'su despedida'. "Me gustaría que me recordarais de una manera dulce y tierna. Desde donde esté velaré por vosotros. Quizás nos volveremos a ver, o no", asegura Aramís en la grabación, que muchos han interpretado como antesala a su ingreso médico.

La vidente durante la noche de San Juan en 2009

La vidente durante la noche de San Juan en 2009

"Lo único que quiere es hacer platós. Lo ha hecho para llamar la atención. Está obsesionada con los periodistas. Es todo puro cuento", concluye Anna Solano, quien a pesar de todo aclara que Aramís con ella siempre fue una mujer muy correcta y educada.

El último trabajo de la vidente, antes del incidente que la mantiene recuperándose en un centro médico, fue el de escort de lujo. Ella se ha definido así misma como "la dómina más dura".