SEXO SÍ O NO

El consejo de Ibrahimovic: sin sexo antes de un partido para estar más enrabietado con el rival

El delantero del Manchester United es un poderoso jugador que trata de no pasar desapercibido ni dentro ni fuera del campo.

Zlatan Ibrahimovic

Zlatan Ibrahimovic

  1. José Mourinho
  2. Pep Guardiola
  3. Zlatan Ibrahimovic
  4. Supersticiones

Ha empezado la liga inglesa de fútbol y a la eterna rivalidad entre José Mourinho (53 años), en el Manchester United, y Josep Guardiola (45), en el Manchester City, se ha sumado un nuevo morbo. A Zlatan Ibrahimovic (34) no le gusta pasar desapercibido ni dentro ni fuera del campo y con sus declaración ha logrado su objetivo. El ex blaugrana ha dicho que nada de sexo antes de un partido. Y se ha reabierto el debate.

Zlatan Ibrahimovic lo está dando todo bajo las órdenes del portugués, los medios le encumbran, pero él necesita más. Dice que no practica relaciones sexuales antes de un partido, que pierde fuerza y que prefiere la agresividad. Y claro, en pleno inicio de temporada, con los Juegos de Rio, además, en efervescencia, las palabras del sueco han puesto la cuestión sobre la mesa: ¿sexo sí o no antes de una competición?

El futbolista  Zlatan Ibrahimovic durante un encuentro de fútbol

El futbolista Zlatan Ibrahimovic durante un encuentro de fútbol

"Hay unos cuantos futbolistas que dicen que practican mucho sexo para lograr mejores resultados", ha declarado el delantero, "yo lo he intentado, pero para mí, la rabia es la mejor fuerza, lo noto una y otra vez... Si estoy enfadado por algo o con alguien, entonces soy realmente bueno".

En las declaraciones, recogidas por The Mirror, Ibrahimovic cita a su mujer, Helena Seger, como la persona que le ayuda a estar donde está. Incluso sin sexo antes de un partido. "Ha domado al león que tengo dentro, mantiene la cabeza fría en los momentos complicados". Con Seger, modelo y economista sueca, tienen dos hijos, Maximilian (9) y Vincent (8), y es a ella a quien cuenta sus supersticiones. Algo que ahora ha hecho con el resto del mundo.

Helena Seger junto a su marido Zlatan Ibrahimovic paseando

Helena Seger junto a su marido Zlatan Ibrahimovic paseando

Hijo de inmigrantes serbocroatas, se crió en un barrio popular de Malmö, donde tiene incluso una inscripción en una de sus calles. La estrella del Manchester United siempre ha tenido una estela algo ‘extra sensorial’ en su personalidad –por algo le apodan el zíngaro- y dice que lleva coleta porque le da fuerza el pelo largo. Como si de Sansón se tratara. "Cuanto más largo el pelo, mejor soy. Si alguien cortara mi cola de caballo, perdería mi fuerza".

Y no es poca cosa. La fuerza de este futbolista es potente. Con su 1,95 metros de estatura y sus 95 kilos de peso, su presencia en el césped es poderosa. En el diccionario sueco incluyeron el verbo zlatanear, que significa dominar con fuerza, para describir la fuerte personalidad de este futbolista. Zlatan significa oro en bosnio y lo ha registrado como marca en la oficina sueca de patentes. Ibrahimovic es también cinturón negro en taekwondo, le gusta la pesca y los coches de lujo. Y el sexo, claro, aunque dice que desde que está casado, hace 10 años, lo practica sólo con su mujer. "Sin ella me habría convertido en una desgracia", ha declarado, "así que no intento arruinar mi vida con un paso en falso".

El futbolista durante unas vacaciones en Brasil

El futbolista durante unas vacaciones en Brasil

El sexo, pues, en casa. Algo de lo que no todos los deportistas de élite pueden presumir. Muchos son jóvenes y solteros que se buscan la vida sexual cuando pueden. Así, esa recomendación de no practicar sexo antes de una competición se complica en ciertos casos. Estamos en los Juegos de Río y al escuchar a Ibrahimovic muchos se preguntarán si los deportistas olímpicos siguen el mismo régimen. Sobre todo porque el Comité Olímpico Internacional repartió 450.000 preservativos y 150.000 sobres de lubricante entre los atletas antes de que empezaran la cita, todo un récord.

Hablamos de gente joven, con la salud y las hormonas en pleno apogeo y muchos, como habíamos dicho, sin pareja. La no-práctica de Zlatan, que también recomiendan otros deportistas, se remonta a la antigua Grecia y la antigua Roma. Consideraban que el semen contiene energía divina y que al eyacular se perdía fuerza. Según diversos estudios, es solo una sensación. Tras el orgasmo llega un momento de abatimiento que muchos confunden con el cansancio.

Hace unas semanas, un grupo de investigadores publicó un metaestudio sobre la cuestión: recopilaron todos los estudios publicados en los últimos 60 años y trataron de sacar alguna conclusión concreta. ¿Sexo o no sexo? Estos científicos aseguran que no hay ni un dato contundente que indique que el sexo intervenga de manera negativa (o positiva, ojo) en la práctica deportiva y sus resultados. Así que atletas de Rio, ¡al ataque!

El estudio, publicado el 21 de junio y conducido por cinco especialistas en Medicina del Deporte, pone sobre la mesa algunos factores que influyen y que no se han tenido en cuenta en la mayor parte de los estudios publicados con anterioridad. Como que la cultura y la religión tienen impacto en la sexualidad de una persona. Suele, además, estudiarse a los deportistas varones, sin tener en cuenta que las mujeres también practican sexo y también son deportistas de élite. Otra cuestión olvidada en casi todos los documentos es la masturbación.

Así las cosas, algunas actitudes y declaraciones realizadas por deportistas y entrenadores quedan en agua de borrajas. Porque no ha sido Ibrahimovic el único que ha hablado de abstención sexual antes de competir. El campeón ciclista Zenon Jaskula dijo algo parecido en 1993: "Hay que renunciar al sexo al menos tres semanas antes de la competición para estar en forma". Y Hans-Hubert 'Berti' Vogts, seleccionador alemán de fútbol en los 90, prohibió a sus jugadores mantener relaciones antes de un partido.

El ciclista Zenon Jaskula

El ciclista Zenon Jaskula

En cambio, el seleccionador holandés Rinus Michels permitió que sus jugadores durmieran con sus parejas durante el Mundial de 1974. Llegaron a la final. Parece que Johan Cruyff, admirado tanto dentro como fuera del terreno de juego, también sabía un poco del asunto. El holandés aseguró en su día que le gustaba mantener relaciones sexuales antes de un partido y que eso mejoraba sus resultados. Otro futbolista que ha hablado sobre el asunto –este verano en La Vanguardia- ha sido Raúl Tamudo. Y ha sido quizás el más sincero: "A mí eso me da igual porque no pillo nunca".

El seleccionador holandés Rinus Michels

El seleccionador holandés Rinus Michels