RODAJE EN EXTREMADURA

El líder de la Casa Tarly de 'Juego de Tronos' cuenta sus andanzas por Cáceres

El actor James Faulkner está retransmitiendo su día a día en la ciudad extremeña por redes sociales. Tras una visita al dentista y varias tiendas, ha sorprendido a los ciudadanos Mercado Medieval acompañado de caballos y unicornios.

James Faulkner aparece montado en un unicornio en medio del Mercado Medieval.

James Faulkner aparece montado en un unicornio en medio del Mercado Medieval.

  1. Juego de Tronos
  2. Cáceres (Ciudad)
  3. Actores
  4. Redes sociales

Los actores de la famosa serie de HBO llevan algo más de una semana en la ciudad cacereña y cada día encuentran alguna forma de armar revuelvo entre sus habitantes. A pesar de que, según indicaron los tenderos y hosteleros que trataron a los actores, hacían vida normal entre sus calles, lo cierto es que cada vez que aparecen en mitad de la muchedumbre es imposible que los ciudadanos no se revolucionen por hacerse un selfie con ellos o bromear con los veteranos actores.

Los intérpretes Jerome Flynn (53 años), que da vida a Bronn, y James Faulkner (68), Randyll Tarly en Juego de Tronos, aterrizaron en la localidad extremeña a principios de la semana pasada y desde su llegada su presencia en la ciudad se volvió viral. Y es que Faulkner no ha parado de twittear prácticamente su día a día y sus anécdotas más divertidas en Cáceres. Desde su paso por el dentista en el que no dudó en fotografiarse con los doctores y subirlo a sus redes sociales, tal y como contó EL ESPAÑOL este fin de semana, hasta sus visitas por las tiendas del casco urbano y sus fotos con los empleados. 

Una vez más es el 'soldado de Poniente' el que ha dejado retratado qué ha hecho los últimos días en la capital del jamón ibérico. Los actores de la serie que se sitúa en una época y reino antiguo con una cultura tradicional y artesanal, no podían faltar a la cita cacereña más acorde con su historia: el Mercado Medieval. El evento tuvo lugar del 12 al 14 de noviembre y James Faulkner no se lo quiso perder. 

Montado en un unicornio, el actor aparecía en mitad de la plaza mayor de Cáceres donde se concentraban todos los puestos del famoso mercado. Aunque ese animal fantasioso era solo una figura, el actor sí que ha galopado en un caballo real por los parajes de la naturaleza de la ciudad para practicar para la serie, donde su liderazgo al frente de la Casa Tarly que combate para conseguir el Trono de Hierro que acreditado por sus dotes para la batalla. Y es que Juego de Tronos es una continua exhibición de jinetes expertos y luchadores medievales, unos personajes que ahora mismo han invadido este rincón de Extremadura y lo han convertido en un improvisado rodaje continuo.

James Faulkner en una escena de la serie.

James Faulkner en una escena de la serie.

Además de convivir con los ciudadanos como unos cacereños más, los actores no han desaprovechado la oportunidad de estar en una de las tierras españolas con mejor oferta gastronómica. Aunque Faulkner vuelve a ganar a Flynn también en ese aspecto. Porque mientras el segundo sigue una alimentación vegetariana y solo se ha dejado ver en este tipo de locales hosteleros o, como mucho, bebiendo vino en una terraza; el primero ha podido degustar los manjares del lugar como el queso, el cordero y el jamón ibérico. "Me encanta la comida de aquí y su gente", le decía el veterano actor a Vicente, el empleado que le vendió las botas de montar en una tienda de equitación.

Jerome Flynn en una escena de la serie.

Jerome Flynn en una escena de la serie.

Ya en su viaje a Sevilla, los actores de Juego de Tronos se mostraron muy atentos y amables con los fans que se les acercaban a pedir un autógrafo. Y no ha sido menos en Cáceres. Tanto Jerome como James siempre muestran la mejor de sus sonrisas para posar junto a sus seguidores y en el caso del segundo, es muchas veces el propio actor el que pide los selfies a las personas anónimas que le rodean. 

Los ciudadanos extremeños se han convertido en improvisados paparazzi que intentan pillar a los famosos actores entre las calles de su localidad o comprando productos típicos de la tierra. Aunque los actores pretendan pasar desapercibidos y dejar que el día a día de la ciudad fluya con normalidad, la realidad es que allá donde pisen es motivo de revuelo e instantáneas que se vuelven virales entre los fans de la serie. Aún permanecerán un par de semanas más en Cáceres, por lo que los capítulos de estas aventuras en el corazón de Extremadura pueden dar todavía mucho de qué hablar.