HOTEL DE LUJO

Donald Trump, un paso más cerca de la Casa Blanca gracias a su millonaria inversión

El empresario aspirante a suceder a Barack Obama acaba de inaugurar su último capricho arquitectónico: un lujoso hotel en el que ha invertido 200 millones de dólares y que se encuentra a pocos metros de la Casa Blanca

Donald Trump, en una imagen de archivo.

Donald Trump, en una imagen de archivo.

  1. Donald Trump
  2. Millonarios
  3. Elecciones EE.UU. 2016
  4. Hoteles
  5. Lujo
  6. Casa Blanca
  7. Washington

Donald Trump (70 años) ha dado un paso más en su carrera hacia la Casa Blanca. Literalmente. Porque acaba de invertir una cifra astronómica, 200 millones de dólares concretamente, en una joya arquitectónica de la que se encaprichó recientemente.

Fachada del lujoso hotel de Donald Trump.

Fachada del lujoso hotel de Donald Trump.

Se trata de un hotel de lujo situado a escasos metros de la residencia oficial del presidente de Estados Unidos. El edificio, de estilo neorromántico e inaugurado en el año 1899, se ubica en la misma calle que la Casa Blanca, pero en el número 1100 -la casa de Barack Obama (55) está en el 1600-.

Plano que muestra la distancia entre la Casa Blanca y el nuevo hotel de Trump.

Plano que muestra la distancia entre la Casa Blanca y el nuevo hotel de Trump.

El Trump International Hotel, que así se llama, era inaugurado esta misma semana en medio de las protestas de un grupo de manifestantes que acudieron al establecimiento a mostrar su rechazo al candidato republicano.

Un grupo de manifestantes protestó durante la inauguración del hotel.

Un grupo de manifestantes protestó durante la inauguración del hotel.

Ajeno a las protestas, Trump siguió con el estreno de su lujoso hotel de cinco estrellas, situado en la antigua oficina de correos de la capital y que dispone de 263 habitaciones que van desde los 500 dólares -las más baratas- hasta los 9.600 de la suite presidencial, tal y como informa Infobae.

Trump alquiló en su día el edificio al Gobierno y lo hizo por tres millones de euros más un porcentaje de los ingresos que obtuviera de él. A cambio, dispondría del inmueble durante 60 años. La remodelación del hotel le ha supuesto a Trump un desembolso de 200 millones de dólares.

Con negocios en la Gran Manzana, éste es, sin embargo, su apuesta más fuerte y arriesgada, teniendo en cuenta el coste, la ubicación y el momento elegido. Con esta última acción empresarial, Trump deja claro que lo que quiere, por encima de todo, es estar cerca -cuanto más, mejor- de la Casa Blanca.