REAPARICIÓN PÚBLICA

Corinna regresa al lugar del crimen para hacer misses y negocios en Zimbabue

Cuatro años después del polémico safari que organizó al Rey emérito, la princesa alemana regresa al continente africano invitada por los Mugabe para presidir un concurso de belleza. Habla con Juan Carlos a menudo pero no piensa volver a España.

Corinna en unos premios en Nueva York en septiembre de 2014

Corinna en unos premios en Nueva York en septiembre de 2014

  1. Corinna zu Sayn-Wittgenstein
  2. África
  3. Zimbabue
  4. Juan Carlos I
  5. España

La princesa alemana Corinna Zu-Sayn Wittgenstein (52) reaparecerá este jueves en Zimbabue como invitada de honor de la Gala de Miss Turismo, que respalda Grace Mugabe, primera dama del país africano. En un comunicado de prensa, el portavoz de Miss Turismo de Zimbabue, Alson Darikayi, confirmó la llegada de Corinna este jueves. Justo un día antes del ostentoso evento. Su presencia ha causado gran revuelo, ya que desde el verano pasado no se la había visto en público. 

La Gala está prevista que arranque a las 20 horas en el lujoso hotel de cinco estrellas The Rainbow Towers en Harar (Zimbabwe). Se estima que dure unas tres horas, entre los discursos del Ministro de turismo (Walter Mzembi) y de Grace Mugabe junto con el desfile de las 15 jóvenes bellezas naturales de la república africana que lucharán por el título.

Robert y Grace Mugabe

Robert y Grace Mugabe

“Hay que apoyar a las jóvenes mujeres y ayudarlas a encontrar su voz”, reivindicó la princesa alemana, que no es la primera vez que visita este país. Así lo confirmó el jefe de prensa del filántropo Salamander Davoudi: “Corinna defiende desde hace mucho tiempo el empoderamiento de las mujeres y su próxima visita Zimbabue refleja su compromiso de aumentar la concienciación de la causa de las mujeres en África”.

Curiosamente este es uno de los seis países más corruptos del mundo. La figura de Robert Mugabe -actual presidente del país- ha variado a lo largo del tiempo. De héroe ha pasado a ser un villano, repudiado por la comunidad internacional por los crímenes que se han cometido bajo su autoridad y que ha manipulado varias elecciones, además del elevado nivel de corrupción. No es la primera vez que el nombre de la 'amiga' del rey emérito aparece vinculado con temas de corrupción. Corinna fue uno de los rostros populares que aparecieron en los papeles de Panamá por intentar vender, a través de Mossack Fonseca, acciones a una sociedad de Islas Vírgenes Británicas usando como intermediaria una ubicada en Gibraltar.

La princesa alemana siempre sale indemne y este viernes será la estrella de la alfombra roja de Zimbabue. Al parecer según informa la prensa local, tiene especial interés en conocer a la finalista y sus aspiraciones. Las chicas han comenzado los ensayos y los diseñadores locales están dando los toques finales a las prendas.

Las finalistas a Miss Turismo Zimbabue 2016

Las finalistas a Miss Turismo Zimbabue 2016

La consultora germano-danesa organizaba cacerías en África para nobles y multimillonarios a través de Boss&Company Sporting Agency. Llegó a ser consejera delegada de esta empresa y ofrecía “únicamente los mejores disparos”, según asegura la propia firma, creada en el año 2000 por uno de los principales fabricantes de armas de fuego del Reino Unido.

Ella fue la encargada de organizar el polémico safari de elefantes en Botsuana, a 600 kilómetros de Zimbabue, en el que participó el entonces rey Juan Carlos y en el que se rompió la cadera. Aquella aventura fuera de agenda, en abril de 2012, le supuso el descrédito nacional.

Don Juan Carlos junto al organizador del safari en Botsuana en abril de 2012

Don Juan Carlos junto al organizador del safari en Botsuana en abril de 2012

Por entonces, la princesa alemana mantenía un affaire con el rey emérito. Tal y como publicó el EL ESPAÑOL en exclusiva, ambos convivieron entre 2009 y 2012 en un refugio suizo de 300 metros en el lujoso complejo Domaine Rochegrise.

Corinna, el joyero británico Patrick Mavros y el Rey, en el hotel Ritz de Madrid

Corinna, el joyero británico Patrick Mavros y el Rey, en el hotel Ritz de Madrid

Hace ya cuatro años que no ha vuelto a pisar suelo español. En julio de 2015, desde Londres, aseguró que no tenía pensado volver nunca. Desmintiendo así los rumores de que se hubiera comprado una mansión en Somosaguas.

Sobre su amistad especial con el monarca confesó a Vanity Fair: "Sí. Somos buenos amigos. Algunas personas no entienden que hay cosas que suceden y acaban en un momento dado. Pero la amistad no acaba. Él ahora es un anciano caballero que lucha con su salud, y creo que necesita toda la ayuda que pueda conseguir. Nos mantenemos en contacto. Él llama a mis hijos una vez por semana para ver cómo les va. Se comporta como usted y yo nos comportaríamos con un amigo", aclaró la princesa que puso en jaque a la Corona española.