DEBUT TAURINO

El periodista Madueño se estrenará de torero en Córdoba

El cronista taurino de EL ESPAÑOL lleva meses entrenando para vestirse de corto. Este sábado en Córdoba se enfrentará a unos becerros con trastos de José Mari Manzanares. 

A la izquierda, Madueño en una de las corridas. A la derecha, posando para este diario.

A la izquierda, Madueño en una de las corridas. A la derecha, posando para este diario.

  1. Juan Diego
  2. José Mari Manzanares
  3. Madrid
  4. Córdoba (Ciudad)
  5. Toreros

Juan Diego Madueño (27), cronista taurino de EL ESPAÑOL lleva cinco meses entrenando para vestirse de corto este próximo sábado 5 de noviembre en una corrida de becerras privada. Este sueño lo compartirá con su hermano Curro (25), arquitecto de profesión, que por desgracia sufrió un percance durante los entrenamientos. Una vaca vieja en una retienta le partió hace unas semanas la vena femoral y le contusionó la arteria sin llegar a romperle el pantalón. Junto a ellos tres amigos; Antonio Valera (26) y Carlos Dahl, ambos ingenieros agrónomos y Jorge Escribano (37), banderillero.

Cártel de la corrida cedido por el artista Juan Iranzo

Cártel de la corrida cedido por el artista Juan Iranzo

El escenario la plaza de toros de La Carlota (Córdoba) dónde reunirán a familiares y amigos. A él se le da mejor la pluma que el capote por eso ya ha dejado escrito como imagina el momento. "A las 12 de la mañana del 5-N se producirá nuestro desembarco; La Carlota como Normandía. Vestidos de corto, titubeantes, pondremos un pie en la mañana que imagino azul y fría, espléndida, abierta e indiferente sobre la pequeña plaza de toros..."

¿Le hubiera gustado ser torero?

Esa es la ilusión. Hubiera estado muy bien pero uno tiene que ser consciente de sus limitaciones y saber que sirve más para ver los toros desde una barrera y con un boli.

¿Qué siente cuando se pones delante del toro?

Mucho miedo. Supongo que los toreros profesionales tendrán menos miedo que yo. Pero la afición vale el esfuerzo.

¿Ese miedo le impidió ser torero?

En parte, pero realmente cuando empiezas aprender y ves que vas al campo y avanzas menos que el resto. También es cierto, que me centré más en estudiar.

¿Es costoso aprender?

Depende, hay escuelas taurinas que los primeros años apoyan mucho a los chavales y no les cuesta tanto. Pero si es verdad que la familia tiene que estar respaldando sino es muy complicado.

De toda la ceremonia de la corrida, ¿cuál es la parte que más le gusta? 

La vuelta al ruedo, aunque de la corrida me gusta todo. Hay tardes en las que el paseíllo sólo te alimenta. La hora de entrar a matar es fundamental. Un torero que haga un buen inicio de faena, como coja por primera vez la muleta, marca la diferencia.

¿Quién les ha entrenado para este debut?

Tenemos la suerte que tanto en Córdoba como en Madrid conocemos amigos novilleros y el matador Juan Ortega que nos ha entrenado y en su campo nos ha dejado ponernos delante de vacas y Romero que también se ha portado muy bien con nosotros.

Madueño junto al resto de participantes de la corrida durante un entrenamiento en el campo

Madueño junto al resto de participantes de la corrida durante un entrenamiento en el campo

¿Estrena traje de corto? 

Sí, me lo han hecho en Talavera, cerca de Madrid pero no tiene ningún significado especial.

¿Y el capote?

Me lo regaló mi familia en mi último cumpleaños. Es precioso y lleva bordado mi nombre. Me hizo mucha ilusión. 

¿La ganadería será especial?

Sí, de nuestro amigo Juan Ortega. Herederos de Jacinto Ortega. Hemos disfrutado mucho ensayando con esas vacas.

¿Esperáis alguna gran figura del toreo?

A punto estuvo de venir, José Mari Manzanares, pero no puede pero se ha portado muy bien y nos ha enviado unos trastos.

Siendo crítico taurino, ¿tiene algún torero favorito?

Sí, me gusta mucho Morante de la Puebla pero eso no quiere decir que yo no sea objetivo en sus faenas. Me gusta el corte torero de Pepe Luis Vázquez, Emilio Muñoz, Manolete, Belmonte...

¿Se vive bien del toro?

Las figuras del toreo sí, ganan dinero. Hay una clase media que lo pasa peor y otra que se tiene que buscar la vida en otro tipo de profesiones.

¿Conseguirán extinguir la fiesta?

No, la fiesta no tiene fecha de caducidad. Lo único es que se hace mucho ruido pero hasta ahora la polémica de estos últimos años, las manifestaciones... No tienen argumentos, lo único que se ha visto es violencia y malas palabras.

¿Quién le va hacer la crítica?

He invitado a algunos compañeros periodistas y no se si alguien se arrancara y escribirá algo del día.

Madueño estudió Derecho, quiso ser torero y acabó escribiendo sobre la fiesta. Su primer contacto con el toro fue a los cinco años cuando sus abuelos le llevaron a una plaza portátil en Villa del Río. Este sábado el protagonizará su propia crónica. ¡Suerte y al toro!