PREMIOS PLANETA

El camarero Urdangarin: el sobrino del imputado en el caso Nóos sirvió la cena de los Reyes

Jan Gui Urdangarin, hijo de Ana, la hermana mayor de Iñaki, trabajó con su tío en Aizoon, empleo por el que tuvo que declarar ante el juez el pasado mes de marzo. 

  1. Iñaki Urdangarín
  2. Caso Nóos
  3. Caso Urdangarin
  4. Premio Planeta

Puede que los reyes no lo sepan pero el sábado por la noche, en la cena de entrega de los Premios Planeta, un familiar suyo trabajaba de camarero. Jan Gui Urdangarin, hijo de Ana Urdangarin, la hermana mayor de Iñaki, sirvió las mesas.

El comedor del Palacio de Congresos de Barcelona se llenó hasta los topes. Eran 86 mesas de 10 personas cada una (860 personas) y los camareros cumplían raudos y profesionales con los tempos. Nada llegó frío, nunca se quedó vacía una copa y el pan era repuesto cuando se terminaba. Para lograrlo, los camareros eran todos profesionales entrenados para la ceremonia.

No es la primera vez que Jan Gui sirve las mesas en la noche del Planeta, ha estado en otras ediciones. Se nota que don Felipe y doña Letizia tienen escaso trato con Cristina de Borbón y su marido, porque lo lógico sería que alguien de la familia se lo hubiera comentado.

Los Reyes durante la Gala de los Premios Planeta 2016

Los Reyes durante la Gala de los Premios Planeta 2016

La aparición de los camareros, ordenados y en fila, supuso el inicio de una cena larga en la que entre plato y plato se van contando los votos del jurado. Empezaron llenado los vasos de agua para dar paso al vino blanco y al tinto, el que el comensal deseara para acompañar la ensalada con langostinos de primero. La cena fue ligera. El segundo era un pescado con verduritas y ya de postre una trata de chocolate y cítricos. Los petit fours sirvieron para acompañar el café y el cava que dieron por finalizada la cena -que no la velada, porque después Planeta invitaba a copas en el Fairmont Juan Carlos I.

Los camareros se retiraron justo después de que los reyes abandonaran el recinto. Seguramente sin saber que uno de aquellos hombres de negro era alguien de su familia. Jan está muy unido a su tío, con quien convivió cuando éste se instaló en Barcelona y con quien trabajó cuando el entonces duque empezó su proyecto empresarial. El joven trabajó para Aizoon como mensajero, un empleo por el que tuvo que dar explicaciones ante el juez instructor José Castro y en el juicio por el Caso Nóos en marzo de este.

El sobrino de Urdangarin contó en los juzgados que su tío le había propuesto contratarlo en Aizoon para hacer de mensajero y buscar información sobre motor. Como mensajero, repartía cada mes sobre con dinero a cuatro o cinco trabajadores de la empresa de su tío. Acudía a buscarlos a la oficina, es decir, a la casa de los ex duques de Palma.

El sobrino de Urdangarín llegando a los juzgados de Palma con su abogada

El sobrino de Urdangarín llegando a los juzgados de Palma con su abogada

Allí, en el conocido como palacete de Pedralbes, Gui tenía el dinero de su nómina en uno de esos sobres. Ante el juez dijo no saber qué contenían el resto de sobres aunque se supone que es la nómina de otros empleados. Este hecho venía a demostrar que Aizoon sí tenía trabajadores a sueldo, algo que corroboraba lo declarado por Urdangarin y su ex socio, Diego Torres, quienes insistieron en asegurar que su empresa tenía empleados.

Después de trabajar para Aizoon, Gui ha seguido con su carrera, sobre todo como azafato y ayudante en desfiles y grandes acontecimientos. Hace tres años, por ejemplo, estuvo empleado en la Barcelona 080 Fashion y al tratarse de una semana completa, la prensa lo descubrió y tuvo que esconderse. No es fácil llevar el apellido Urdangarin en estos días. La noche del sábado, al menos, fueron muy pocos quienes le reconocieron.