TELETRIDENTE

¡‘Pocholice’ con ellas!

  1. Televisión
  2. Programas de televisión
  3. Opinión

Y el ‘puaghgrama’ del verano es… [¡tachán!, con redoble de tambores; pero en plan circo chungo, de esos que recorren ciudades y aldeas arrastrando, en sus destartaladas caravanas, jaulas repletas de payasos tristes y famélicos leones] ¡’Hable con ellas’! Es decir, ‘Mosquéese’ con ellas. O sea, ‘Salga-Usted-Tarifando’ con ‘siesas’. Deje que se la líen parda ellas, las cinco ‘joyitas’ que cada lunes acaparan todo el ‘share’ existente en el País de las Maravillas Telebasureras en la cadena amiga. Acuda usted, como en su día hicieron Fernando Arrabal y José Luis Moreno (sin sus muñecos) para acabar montando uno de esos pollos recalentados en pos del ‘trending topic’ del día siguiente en el rederío social… ¡demócrata!

Invitaron anoche al inefable Pocholo. Para ver si se montaba otra vez. No funcionó. Lo único que sacamos en claro es que su punto de inflexión es “porque perdió a su perro”. Así, como suena. Provocar por provocar, aunque sea marca de la casa telecinqueña, nunca llegará a deporte olímpico. Estuvo aburridillo y demasiado seriuno el momentazo Pocholo.

Del ‘trending topic’ al ‘temending tontic’. Pero pasando antes por maquillaje, peluquería y el taller de bótox customizador. Ser mujer y presentadora, en Telecinco, lleva a cualquiera, por lo visto, al desvarío semanal, a la esquizofrenia catódica o a los juzgados de Plaza de Castilla. No queda otra. El día que regrese Morenín a ese plató será acompañado de un centenar de albanokosovares armados hasta los dientes y con ganas de gresca. ¡Tooooooma, Barneda!, que diría el gran Rockefeller si pudiera expresar toda su indignación. En directo.

Eso es. En riguroso directo. Aunque riguroso de ‘rigor mortis’. ‘Rigomoribundo’. O algo por el estilo. Emiten estas ahora, desde hace un par de semanas, en directo. Será para demostrar que tienen menos luces, a la hora de improvisar con desparpajo y profesionalidad, que el mechero eléctrico de Kitt, el coche fantástico. Lo de estas ‘ellas’ son los tópicos, los chistes tontos y las frases hechas, al parecer. Con debates burdos sobre toros y menores (Pequeño ‘Nicobluf’) incluidos. Eso sí, el debate fue digno de análisis gramatical y sintáctico. Qué nivelón.

“La tauromaquia está exenta de maltrato animal”, fue la frasezaca de la noche. De Óscar Higares, torero y filósofo a tiempo parcial.

Lolita. Eran pocas y se sumaron Lolita y Pocholo. Empezaron todas con un ‘sketch’ sobre la operación retorno que fue de todo menos divertido. Y Pocholo, a los lomos de una bici de lo más postinera, pidiendo disciplina en pleno atasco. Caótico, no. Lo siguiente. Así empezaban anoche. Dándoselas de graciosillas. Sin puñetera gracia. Y, de ahí, a Lolita. Que llegó en bicicleta. ¡Lolita! Máximo interés para la noche más lunera y cascabelera del verano. Prometía la noche un planazo desactualizado y tostoncete. Y lo peor es que la previsión se acabó cumpliendo. A ritmo de ‘Sarandonga’. ¡Yeeeeeeepa! ¡Olé, olé y reolé! ¡La España profunda!

Entrevista a Lolita. Babosería extrema por parte de las interrogadoras. ‘Periotontismo’ ilustrado. Un tercer grado más pegajoso y ñoño que un pepito de engrudo. Nos enteramos de que Lolita, tras un par de batacazos empresariales, ha vuelto a salir a flote. ¡Qué emoción!

“Mientras que haya trabajo y haya salud… ¡se irá pagando!”, soltó Lolita. Y añadió: “Hacienda somos todos y hay que pagar”. ¡Vamos, que no nos pidió un ‘lerel’ a cada telespectador, como en su día hizo su madre, de puro milagro! Llevamos casi un siglo oyendo contar lo mismo a los Flores. Llevamos casi un siglo pagando los mismos. Llevamos casi un siglo bostezando frente a los miembros de esta familia tan fiscalmente sandunguera.

Le tocó el turno después a María Teresa Campos. Otra que estaba allí para vender lo suyo. Es decir, su nuevo ‘reality’. Digamos, para resumir un poco [¿por qué tiene que ser tan laaaaargo ese anodino ‘Hable con ella’?], que la cosa promete. Más caspa que la que anida en el pelo de Bigote Arrocet. Tendremos que esperar hasta el jueves para disfrutarlo como se merece. Repasemos concienzudamente, hasta que llegue ese día, el repóquer de damas ful que presenta el ‘puaghgrama’ de este verano. En riguroso directo. Disfrutadlo.

Sandra Barneda. Profesional de sobrada experiencia (viene de presentar el debate de ‘GHVIP’ y el de ‘Supervivientes’; qué carrerón), aunque da la sensación de que preferiría estar en cualquier parte antes que en medio de ese plató. Como si odiase el mundillo televisivo desde aquellos tiempos en que fue obligada a presentar ‘De buena ley’ (en Telecinco, cómo no), aquel polémico ‘reality’ judicial en el que utilizaban a actores profesionales para fingir supuestos pleitos y engañar así al espectador. Ha quedado Sandra castigada y sin postre. Su último programa sigue estando falto de ritmo y sobrado de chafardeo. Se entiende su actitud de desgana. Sandra se merece algo más. No es raro que se muestre siesa.

Rocío Carrasco. De profesión, sus bodorrios. Se casa esta copresentadora, por enésima vez, en septiembre en Toledo (como ya nos contó, en exclusiva, en un programa anterior). Colaboradora con morralla extra fresca en la pescadería telecinqueña. Rociíto y Fidel. El pack completo. Ahí estaba también anoche. Mandando. La hija de la más grande conserva, aunque sólo sea por una cuestión genética, algo de grandeza. Se casa. Por lo civil. Y Hannibal Laguna va a confeccionar el vestido de novia. Blanca y radiante… Está claro que presentar nunca fue lo suyo. “Gran actriz”, según dijo anoche Lolita de ella. Esto es de juzgado de guardia.

Alba Carrillo. De profesión, ex. Es decir, sus ex. Hablar de ellos y criticarlos, principalmente. Fonsi Nieto y Feliciano López. Motos y tenis. Hay algunas dispuestas a convertir su Libro de Familia en un suplemento del ‘Marca’. Empezó a despuntar en aquel desfase televisivo denominado ‘Supermodelo’, en Cuatro. Esta chica tiene menos tablas que la torre Eiffel. O sea, menos salidas que el metro de La Habana. Cero patatero en improvisación.

Mónica Martínez. Esta sí que tiene menos trayectoria que un sobao pasiego a la hora del desayuno. Ha presentado ‘Adán y Eva’ y ‘Pecadores’, en Cuatro. También ha ejercido de top-model. Aunque poco ‘top’, todo hay que decirlo. Ah, y ayudó a Carlos Sobera a conducir ‘El Gran Test de la Conducción’, en Antena 3, un engendro dedicado a la entrada en vigor en España del carnet por puntos. Así, como suena. La chica tiene menos gas que un tinto de verano mustio. Pura escultura de Lladró.

Soledad León de Salazar. El infiltrado de este grupo salvaje. Un tal Josep Ferrer. Actor tarraconense. Nadie sabe, en realidad, qué es lo que hace ahí. Aparte, claro, de intentar sacar sonrisas baratas al personal con unos chistes viejunos y chabacanos. Se entera uno, googleando por ahí, que se trata de una parodia de la típica votante pepera. A todo llaman parodia. A todo llaman humor. A todo llaman actuar. Teatro, la vida es puro teatro. Falsedad bien ensayada. Estudiado simulacro.