POLÉMICA SERIE

El disparate de TVE: paga más por Cuéntame tras el escándalo fiscal

La cadena pública se compromete a la emisión de dos temporadas, cuando se ignora qué pasará en el juicio contra los dos protagonistas y el productor. En total, costará 24,5 millones de euros, 3.800 euros más por capítulo. 

Ana Duato e Imanol Arias.

Ana Duato e Imanol Arias.

  1. Cuéntame cómo pasó
  2. Imanol Arias
  3. Ana Duato
  4. Delitos fiscales

El culebrón de Cuéntame cómo pasó no parece terminar nunca. Si hasta hace unas semanas parecía claro que la ficción tenía un pie fuera de la televisión pública, ahora TVE ha echado el lazo a la serie de los Alcántara y ha decidido que quiere que se quede en casa. La pública ha igualado la oferta de Atresmedia y ha mejorado alguna de sus condiciones. Todo, por haber retrasado su renovación tantos meses. 

Una serie de televisión suele renovarse en torno a su octavo episodio. Se hace para que los guionistas y el equipo de producción tenga tiempo a desarrollar un final en el caso de que la serie tenga que despedirse para siempre de los espectadores. Sin embargo, Cuéntame cómo pasó no recibió ninguna notificación al respecto. 

TVE tendría que haber renovado la serie a finales de febrero, antes del escándalo

Aquel octavo episodio que marcó un antes y un después para la serie se emitió el 25 de febrero de este mismo año. El escándalo, sin embargo, no saltó hasta finales de abril, cuando ya se habían emitido hasta 15 episodios de la serie y sólo faltaban su traca final de la temporada. Hasta ese momento, los guionistas todavía no habían recibido una notificación sobre si la serie protagonizada por Imanol Arias y Ana Duato tendría una nueva tanda de capítulos.

Aquel retraso en la concesión de nuevos episodios por parte de la dirección de TVE ha llevado a esta situación: el escándalo le explotó en la cara a la cadena y se quedó con una serie manchada por la polémica entre las manos con la que no sabía qué hacer. Es su serie más vista, pero la pública no quería que la señalasen por confraternizar con una productora envuelta en un caso de fraude fiscal.

Comenzaron entonces las investigaciones sobre sus cuentas. Hacienda se echaba sobre Cuéntame cómo pasó y Ganga Producciones debía demostrar ante aquellos que querían cortarle la cabeza que sus cuentas estaban estaban al día. De momento, la productora ha podido demostrar ante TVE que no ha defraudado a la pública. Sin embargo, Imanol Arias, Ana Duato y su marido, el productor de la serie Miguel Ángel Bernardeau, todavía tienen que responder ante la justicia. 

TVE estaba dispuesta a que Cuéntame cómo pasó muriera. No fue hasta que Atresmedia mostró su clara intención de hacerse con sus derechos cuando la pública ha decidido luchar por lo que es suyo. En Ganga Producciones tenían muy claro que Cuéntame estaba muerta en manos de TVE, por eso decidieron llamar a otras puertas. En Atresmedia encontraron lo que buscaban, una oferta con la que ir a la televisión pública. Como respuesta, Ganga ha conseguido negociar hasta salir beneficiados de todo este entramado. 

Escena de la serie

Escena de la serie TVE

Las mejoras de las condiciones

Al no poder igual la oferta que les había llegado desde Atresmedia, TVE ha tenido que realizar un estudio para reparar todo el dolor causado durante estos meses. La pública no puede competir en términos publicitarios, por lo que han decidido mejorar otro tipo de condiciones. La cuantía por capítulo ha subido de forma simbólica: de los 641.720 euros que costaba la temporada pasada a los 645.000 euros por capítulo que costará a partir de este mismo año. Una subida de 3.800 euros por episodio (72.200 euros por temporada) que se hubiesen ahorrado de haber tomado antes la decisión de renovar. 

TVE ha renovado también Ochéntame cómo pasó, otro programa de Ganga

Además, TVE ha tenido que aceptar una renovación de dos temporadas cuando en la pública no suelen aceptar estos planes a largo plazo. En total: 24.510.000 euros por dos temporadas de 19 episodios cada una. Un seguro de vida para Ganga Producciones muy bien valorado dentro del sector ya que les daría tiempo suficiente para lavar su imagen.

A esto habría que sumarle la producción de dos nuevas temporadas de Ochéntame cómo pasó, especiales documentales que se emiten después de cada episodio y que cuentan con su propio presupuesto. La cadena ha decidido renovar también este formato producido por Ganga, por lo que la productora verá también un beneficio derivado de este formato. 

En términos de porcentaje, Ganga Producciones se llevará un 60% de los beneficios a partir de ahora de lo que saquen de la venta de derechos, y no un 40% como tenían hasta ahora. Han conseguido subir de un 10% a un 15% el beneficio industrial. A todo esto habría que sumar la mejora del patrocinio cultural y de las ventas subsidiarias, todavía bajo estudio. 

La actriz Ana Duato durante un juicio en

La actriz Ana Duato durante un juicio en

Una posible guerra legal

Aunque TVE haya decidido competir por su serie, todavía queda un último capítulo por cerrar para que la serie siga siendo patrimonio público. Y es que, a pesar de que ya muchos dan por supuesto que la serie se queda en TVE, Ganga tendrá que estudiar ahora este derecho de tanteo que han ejecutado desde TVE para ver si de verdad están igualando la oferta de Atresmedia. Aunque parece ya casi seguro el hecho de que la serie se queda donde está, no se puede asegurar al 100% que la serie se quede en TVE hasta que Ganga haya dado su aprobación.

Si Ganga decidiese que TVE no ha llegado a superar la oferta de Atresmedia y hiciese las maletas para salir de televisión pública, la productora entraría entonces en un conflicto legal con la televisión pública. Ganga ofrecería como prueba un estudio en el que se reflejaría que la televisión privada le ofrece mayores beneficios y TVE tendría que demostrar que su oferta, al menos, igualaba lo que Antena 3 ofrecía.

En este sentido hay que recordar que cuando Bertín Osborne se marchó a Telecinco, la cadena pública anunció su derecho a exigir la oportuna indemnización por los daños y perjuicios causados por no haber entregado a tiempo las dos últimas entregas de su programa En tu casa o en la mía.