DOS AÑOS DE REINADO

¿Y si Felipe VI fuese portada de una revista gay?

El príncipe Guillermo de Inglaterra ha dado una entrevista a una de las publicaciones LGTB más importantes de su país. Aquí los colectivos LGTB critican el distanciamiento de la Casa Real con ellos.

¿Y si Felipe VI fuese portada de una revista gay?

¿Y si Felipe VI fuese portada de una revista gay?

  1. Monarquía
  2. Felipe VI
  3. Reina Letizia
  4. Homofobia
  5. LGTB

El colectivo de gays, lesbianas y transexuales del Reino Unido está de enhorabuena. Su príncipe Guillermo se ha convertido en el primer miembro real inglés que aparece en una revista LGTB apoyando a la diversidad sexual. Una semana después de la masacre homófoba de Orlando y días antes de que se celebre el día mundial del Orgullo, el nieto de la reina Isabel II se reivindica contra el acoso que sufren tantos jóvenes debido a su condición sexual.

Un gesto que ha sido calificado como “valiente”, “trascendental” o “necesario” dentro y fuera de nuestras fronteras, pero que aquí en España ni lo ha habido, ni se le espera. Al menos, eso se desprende de las declaraciones que han concedido a EL ESPAÑOL activistas, editores de publicaciones gays y periodistas especializados.

“Felipe VI y doña Letizia no han aparecido ni van a aparecer porque en la Casa Real no hay intenciones reales de acercarse al colectivo. Pasan de meterse en berenjenales porque están anticuados”. Quien habla es Alfonso Llopart, director de Shangay, una de las revistas dirigidas al público gay con más audiencia. Considera que el tema LGTB y todos los ataques que sufre el colectivo (sólo en Madrid se han registrado en lo que llevamos de año más de 70 agresiones homófobas) está “totalmente aparcado” en la agenda real: “Es absurdo que no se hable con naturalidad de ello”.

Desde esta publicación dicen ser “conscientes” y tener asumido que no verán a sus majestades en la portada de sus páginas. “Ya ni aspiramos a entrevistas, sino que acuda a algún acto organizado por la revista. Ni eso”, explica Llopart a EL ESPAÑOL. “Siempre recibimos la misma respuesta, no pueden por problemas de agenda”. “Eso sí, de forma muy correcta”, matiza.

Una excusa que parece carecer de veracidad ya que, por ejemplo, en los últimos cinco meses el Rey ha permanecido prácticamente enclaustrado en La Zarzuela para controlar todo el proceso político y la Reina no ha contado con un gran número de actos desde enero hasta el pasado mes de mayo cuando se disolvieron las Cortes.

Otro periodista especializado en asuntos LGTB, Nacho Fresno comenta a este periódico que el gesto del príncipe Guillermo en una publicación líder de ventas en Reino Unido con más de 60.000 ejemplares al mes es “importante y necesario”. “Tímido, pero valiente” de una Monarquía que, en su opinión, mantiene una continua dualidad: “por un lado tiene una imagen arcaica pero en otros aspectos sabe adaptarse a los nuevos tiempos”. En este último punto es donde encaja la portada de Attitude.

Fresno también se muestra escéptico con la posibilidad de ver esa soñada portada con Felipe VI bajo el nombre de su revista. “No creo que sea en forma de entrevista porque ellos no conceden, pero sí debería haber un acercamiento a los medios que sea de forma natural, nada forzado”. “La Reina aparecería antes”, añade.

Cabe recordar que en enero del pasado año, la revista gay RAGAP Magazine sacó en su portada una imagen del rey Felipe VI. Era una edición especial con motivo de la feria de turismo Fitur donde aparecía el Monarca por primera vez en una publicación de la comunidad LGTB, pero en este caso era sólo a iniciativa de la publicación, que según ha podido saber este medio, llegó a pedir permiso incluso a Zarzuela para publicarla.

Portada RAGAP

Portada RAGAP

“Se ha perdido la senda que se inició”

Cuando se cumplen dos años de la coronación de Felipe VI, el único gesto de su reinado con la comunidad LGTB de España se produjo precisamente a los días de ser proclamado Rey de España. Fue el segundo acto, tras uno con las víctimas del terrorismo, que hacían. En él invitaron a la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), la Fundación Triángulo y Colegas, tres organismos en defensa de los derechos homosexuales, junto con otros 35 representantes de ONGs españolas.

“Esa senda que parecía que habían iniciado se ha perdido o no se ha continuado. Fue un gesto muy importante porque se vio que hasta la casa Real normalizaba las relaciones con los colectivos gays”, analiza a este medio Jesús Generelo, máximo responsable de FELGTB.

El rey Felipe VI y la reina Letizia durante su acto con el colectivo LGTB

El rey Felipe VI y la reina Letizia durante su acto con el colectivo LGTB

En su momento, fue percibido como un “gran gesto” de acercamiento, pero hoy en día lo consideran que fue “puro espejismo”, pues los Reyes no han acudido a ningún otro acto de estas características“. Y tenían razones para ver la luz al final del túnel ya que durante el reinado de Juan Carlos I las asociaciones homosexuales no aparecieron en ningún acto público junto al rey por la (no) consideración que éste tenía por el colectivo.

Prueba de ello es la escena que narra en su best seller Final de Partida la periodista de EL ESPAÑOL Ana Romero:

“Durante un viaje a Atenas, uno de los artículos que escribí llamó positivamente la atención de don Juan Carlos, que quiso agradecerme el gesto en un periódico que se había mostrado especialmente gamberro con el monarca desde principios de la década de los noventa. Lo hizo, a su particular y borbónica manera, durante una parada en un museo de la Grecia antigua y en una sala repleta de museos masculinos. “Estos tíos serían todos maricones, ¿no?”.

Ahora, Zarzuela considera a la comunidad LGTB como “parte de la normalidad social de este país” y que ese primer acto celebrado sirvió para abrir las relaciones con este colectivo. Algo, con lo que no coincide el presidente de la Federación mayoritaria del país.

“Nosotros hemos escrito en varias ocasiones a la Casa Real pidiendo alguna reunión o algún gesto con el colectivo LGTB y no se nos ha concedido”, asegura Generelo, quien pide un “gesto más formal”, una reunión, una charla, que “dejase claro que la diversidad sexual es una prioridad defendida por la Constitución y sus máximos representantes”.

Todos los consultados consideran que el Orgullo Gay que se celebrará a finales de mes y que tendrá como acto principal la tradicional manifestación en Madrid sería “una oportunidad de oro” para que los Reyes muestren su apoyo: “Un signo de acercarse al pueblo es reconocer lo diverso que es”.