FACETA OCULTA

El abogado rockero de la infanta Cristina

Pablo Molins tiene dos pasiones: su profesión de letrado y la música. El próximo 7 de julio actuará en el Real Club de Tenis de Barcelona. Su último concierto fue en mayo. 

Pablo Molins Amat

Pablo Molins Amat

  1. Cristina de Borbón y Grecia
  2. Iñaki Urdangarín
  3. Conciertos música
  4. Abogados
  5. Músicos

Pedro Horrach (50), fiscal anticorrupción, ha cargado estos días contra todo para defender a la infanta. No ha sido el único. El abogado de Cristina de Borbón (51), Pablo Molins (54), se ha sumado a las críticas. Llevan tiempo callando y están hartos. Además, el temperamento de Molins es de sobra conocido: hablamos de un hombre apasionado que se deja la piel ya sea en los juzgados o en los escenarios... han leído bien, sí, Molins es además de abogado, rockero.

Pablo Molins tocando la guitarra en uno de sus conciertos

Pablo Molins tocando la guitarra en uno de sus conciertos

Es un abogado que derrocha pasión, aunque donde suele darlo todo es con su guitarra en los brazos. Desde hace un par de décadas, toca y canta con el grupo Porfinviernes, una banda rockera que versiona temas de los 80. "Normalmente tocamos en Luz de Gas", comenta Molins a El Español desde la sala de juicios. Todo lo que recaudan lo destinan a causas benéficas.

La historia de la banda comenzó en 1997. Un grupo de amigos de diversos ámbitos, casi todos ‘gente bien’ de Barcelona, quedaban para cenar los viernes en casa de uno o de otro. Tocaban y cantaban hasta altas horas de la madrugada. Y así surgió la idea de crear Porfinviernes (Porfinviernes.es), compuesto ahora por 12 miembros fijos, casi todos ellos empresarios y abogados.
Tocan y cantan por placer, jamás por dinero. A lo largo de su historia han colaborado con Porfinviernes numerosos amigos, como los hermanos Javier y Rafa Abadía, hijos del conocido economista Leopoldo Abadía; Sabino Méndez, ex componente de los Trogloditas, grupo que acompañó a Loquillo durante décadas; y del propio José Manuel Silva, el serio abogado penalista que de vez en cuando se suelta la melena.

Divertido y accesible, Molins es un hombre muy conocido en Barcelona: es miembro de una tradicional familia de la burguesía. Su abuelo Joaquim fue el fundador de Cementos Molins y él es el pequeño de 11 hermanos entre los que se cuenta Joaquim Molins, destacado miembro de la Convergencia i Unió de la época dorada de Jordi Pujol.

El abogado de la infanta Cristina divirtiéndose en el escenario junto al periodista Manuel Fuentes y otros amigos

El abogado de la infanta Cristina divirtiéndose en el escenario junto al periodista Manuel Fuentes y otros amigos

Todos los hermanos Molins, excepto el político y el abogado, han pasado por la empresa familiar. Pablo es el único dedicado a las leyes, algo que se le da realmente bien. En su carrera ha contado con casos mediáticos como el de Huguet y Aguiar, inspectores de Hacienda corruptos, condenados a varios años de prisión. Ambos eran del círculo íntimo del socialista Josep Borrell y su relación obligó al ex ministro a dimitir.

Molins creó su propio despacho en 1994 en un local de La Pedrera propiedad de su familia. En 2013 Roca Junyent decidió incorporarlo a su firma, manteniendo su independencia. 

A diferencia de Silva, más serio y retraído, Molins es la salsa de todas las fiestas. Pasa los veranos en Sant Feliu de Guíxols desde hace años con su familia. Casado con Isabel, Joly, tiene cuatro hijos, alguno de los cuales ya trabaja en el bufete familiar. Joly es una de las mayores fans de su marido y es habitual verla entre el público bailando y cantando los temas que toca su pareja.

El abogado de la Infanta Cristina cantando

El abogado de la Infanta Cristina cantando

En mayo tocaron en Luz de Gas -propiedad de Fede Sardá, hermano de Javier Sardá- y el próximo 7 de julio lo harán en el Real Club de Tenis Barcelona. Da la casualidad que este club era uno de los escenarios preferidos del matrimonio Urdangarin de Borbón durante su vida en Barcelona.

Elitista y tradicional, el Tenis Barcelona es un clásico de la ciudad. Pero no se apuren, quienes quieran ver a Molins con las manos en la masa podrán hacerlo aunque no sean socios del club. "Pueden asistir los no socios, es un evento benéfico que se abre al público", aclara el abogado. Esta vez, los fondos recaudados serán destinados a Cáritas, Enriqueta Villavecchia, Codespa y Autisme La Garriga.

Quién sabe, a lo mejor esta vez se sube algún espontáneo al escenario. No sería la primera vez, con Molins han tocado desde Andreu Buenafuente a Manel Fuentes y Alex Corretja. Molins y su Porfinviernes siempre nos pueden dar una sorpresa.

Pablo Molins durante un cocnierto

Pablo Molins durante un cocnierto